Compartir
FÚTBOL AMERICANO | Ante San Francisco 49ers

Michael Phelps festejó el triunfo de Baltimore en el Super Bowl

"Estoy probablemente más emocionado aquí que en los Juegos de Londres", dijo el estadounidense, el deportista con más medallas olímpicas de la historia (22, 18 de ellas de oro) y nacido en Baltimore, una ciudad de fiesta que el martes vivirá el gran desfile de los campeones.

imageRotate
Phelps se fundió en un abrazo con su amigo Ray Lewis al final del duelo (Reuters)
EL UNIVERSAL
lunes 4 de febrero de 2013  11:03 AM
Miami/Nueva Orleans.- Michael Phelps y Mohamed Ali celebraron el domingo el triunfo de Baltimore Ravens por 34-31 frente a San Francisco 49ers en el que se conocerá como el Super Bowl del apagón, informó dpa.

Los Ravens se repusieron al oscurecimiento parcial del Superdome de Nueva Orleans y rescataron una victoria que estuvieron a punto de dejar escapar por la reacción de los 49ers tras la interrupción de 35 minutos. Es el segundo título de los Ravens tras el logrado en 2001.

"Estoy probablemente más emocionado aquí que en los Juegos de Londres", dijo el estadounidense Phelps, el deportista con más medallas olímpicas de la historia (22, 18 de ellas de oro) y nacido en Baltimore, una ciudad de fiesta que el martes vivirá el gran desfile de los campeones.

Phelps se fundió en un abrazo en el vestuario con su amigo Ray Lewis, carismático líder de los Ravens y que el domingo disputó su último partido en la NFL. "Ha hecho mucho por mi carrera", dijo el ex nadador, que encontró inspiración en el motivador Lewis.

"Si Dios está contigo, ¿quién puede estar contra ti?", dijo Lewis, el único superviviente del título de hace 12 años en los Ravens.

"!Baltimore, la llevamos a casa! Lo conseguimos", gritó. "No hay mejor manera de dejar la liga", señaló el jugador de 37 años, uno de los mejores de la historia en su posición.

También una camiseta de Lewis fue la que lució el ex boxeador Mohamed Ali. Su hija Laila publicó en twitter una foto en la que se lo vio con el número 52 de Lewis (http://dpaq.de/p5cZk). "La salud de mi padre es normal", agregó, negando así los rumores sobre un empeoramiento del Parkinson que padece desde hace años.

Pero Lewis no fue el domingo el jugador más valioso como en 2001, sino que el elegido fue el quarterback Joe Flacco, que dio tres pases para touchdown y ganó 287 yardas.

"Es increíble, no fue fácil, pero así somos", dijo el jugador, de gran brazo y escaso atractivo mediático.

"Es lo que sueñas: jugar a esto y ganar. Ya nadie nos la va a quitar", agregó Flacco.

Los 49ers buscaban su sexto título en otras tantas finales. No pudieron continuar con la racha e igualar el récord de los Pittsburgh Steelers, el equipo más laureado.

La gran final del fútbol americano supuso también el triunfo de John Harbaugh sobre su hermano Jim, entrenadores de los Ravens y los 49ers, respectivamente.

"Le dije que lo quiero y él me dijo felicidades", reveló John Harbaugh, el hermano vencedor. "Es el mejor entrenador de la liga por lo que ha hecho los dos últimos años", elogió a su hermano 15 meses menor, molesto con el arbitraje.

El Super Bowl fue un duelo fratricida que estuvo a punto de hacer historia por la remontada de San Francisco, finalmente abortada por los Ravens.

Y es que el apagón al poco de iniciarse el segundo tiempo supuso un punto de inflexión: negativo para Baltimore y positivo para San Francisco, perdido durante los dos primeros cuartos.

Flacco brilló en la primera mitad con tres pases para touchdown y Baltimore se marchó al descanso con 21-6 a favor.

En la segunda parte, el equipo californiano tenía que hacer historia si quería ganar el Super Bowl pues ningún equipo había remontado jamás una desventaja de más de diez puntos.

Momentos para la reflexión y para Beyoncé, que vestida con un minivestido de cuero negro electrificó a Estados Unidos con un espectacular show de 15 minutos.

Tan despistados quedaron los 49ers por Beyoncé que a los 11 segundos ya habían sufrido un nuevo touchdown de los Ravens. Jones logró el retorno desde patada inicial más largo de la historia de la NFL: 109 yardas.

La explosión de Beyoncé también fundió los plomos del Superdome de Nueva Orleans. A 13:22 minutos para el final del tercer cuarto, se produjo un apagón que obligó a interrumpir el espectáculo. Baltimore Ravens dominaba claramente por 28-6, pero todo cambió.

En menos de tres minutos, los 49ers renacieron con dos touchdowns y un "field goal" para acercarse 28-23. Justin Tucker cortó la racha de los Ravens con un lanzamiento de campo que puso el 31-23.

Colin Kaepernick respondió para San Francisco con el touchdown en carrera de un quarterback más largo de la historia del Super Bowl.

Tucker amplió de nuevo la ventaja 34-29. San Francisco tuvo su oportunidad para el touchdown a falta de 1:50 minutos, pero la desaprovechó, y Baltimore, ya con la pelota en su poder, cerró el partido para ganar el segundo Super Bowl de su historia y hacer felices, entre otros, a dos leyendas como Phelps y Ali. 
Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar