Compartir

OMAR LARES

imageRotate
Jodi Foster
EL UNIVERSAL
jueves 31 de enero de 2013  12:00 AM
RAÚL CASTRO pasó desapercibido en la publicitada Cumbre de la Celac aun cuando asumió la jefatura de la entidad, siendo lo más importante de su aparición en Chile el haber acusado el golpe de su perversa intromisión en el acontecer político venezolano. No resistió la tentación para pulverizar verbalmente a la oposición del gobierno chavista, entregado miserablemente a los satánicos propósitos cubanos. ¿Qué le deparará el Celac positivamente a la Unión Europea y al cónclave latinoamericano por parte de un régimen que pervive en el atraso comunista divorciado de las libertades, derechos humanos y fiel a retrógrados métodos contraproducentes con la doctrina programada financieramente por el organismo recién estrenado. Oportuna la sugestión del presidente anfitrión de lo fundamental, básico y esencial del factor democrático y la libertad no existentes en Cuba. Burdas las censuras castristas para con el proceso venezolano, que, por desgracia, exhibe ante el mundo insólitamente la injerencia y penetración que han hecho de Venezuela una franja sumisa de aquel medrador petrolero. Qué podría decirse de Venezuela en torno a la magna cita, como no sea la interminable carta de Chávez expresando su agradecimiento por recordársele en su enfermiza ausencia. Maduro y Jaua pasaron inadvertidos y se supo de la presencia de ambos exclusivamente por la lectura de la misiva. Para Venezuela fue huraño que no lograra su propuesta de bloquearse la cláusula sobre seguridad jurídica. Es como suele decirse pintorescamente que se fue por lana y salió trasquilada. Y sin que Raúl Castro no pudiese hacer nada, excepto su dominio de este régimen.



¡CURRO GIRÓN! De la muerte del recordado torero están cumpliéndose 25 años. Tres son las corridas que mejor recuerdo del noble diestro, calidad insuperable de amigo. Dos tardes en la Monumental de Madrid. Cuando bordó el toreo pasándose por la cintura a "Chanquete", del Duque de Pinohermoso. También en la misma catedral confirmando la alternativa y una tercera faena, en Aranjuez, donde fui a acompañarlo al buscarme personalmente al hotel. La tarde en que fue inmensamente vitoreado en la capital hispana la compartí con Pepe Cabello y Abelardo Raidi, en la que coincidimos con el inmortal Ernest Hemingway en el Patio de Caballos antes del festejo. Periodistas al fin, los tres aprovechamos la circunstancia para minientrevistar al autor del Verano Sangriento. Curro estuvo memorable en una de sus faenas, la que le permitió su presencia en importantes Ferias de aquella temporada. Y en otra presentación, en esa basílica del toreo, compartió escena con el caraqueño Antonio Bienvenida, quien no estuvo en su mejor día. Fue en la corrida en la que confirmó su alternativa y si mal no recuerdo Curro cortó una oreja. En esa ocasión compartió el palco con Pepe y conmigo el popular Alfonso Alvarez, cariñosamente conocido como El Catire Alvarez, quien tenía una entrañable amistad con Antonio Bienvenida. Indignado por la gritería en contra de Antonio, quien estuvo en tarde fatal, se le salió una frase inolvidable en rechazo a la actitud del público: "La historia de ese torero no se borra con pitos". Y lo que no podré olvidar jamás fue la actuación del Curro, en Aranjuez, a donde me invitó yéndonos juntos en su exótico Jaguar. Yo pensé que me fue a buscar invitándome a almorzar y cuando íbamos en el coche, como dicen en España, me confesó lo de torear esa tarde en Aranjuez. Pepe Cabello también presenció esa corrida. Curro Girón no cortó orejas, pero su faena electrizó al soberano, que lo obligó a dar ¡6! vueltas al ruedo y a indignarse con las autoridades que no concedieron apéndices. ¡La escandalera y 6 vueltas al ruedo! al toro que me brindó. Un grato caballero, a mi lado, me preguntó quién era yo, por lo del brindis del toro. Me le identifiqué y el se me presentó. Resultó ser K-Hito, editor del famoso Dígame, en ese momento conceptuado el revistero taurino más cotizado de la fiesta brava. Con Curro Girón alterné mucho fuera de los ruedos. Una noche me invitó al tablao "Los Canasteros", del célebre Manolo Caracol, diciéndome que me presentaría a la bailaora más bella que existía. Y así fue como conocí a "Carmeliya", a la que Curro le tiraba los perros. Congenié rápidamente con Carmeliya y le conseguí que viniera a Caracas a trabajar. Lo logré a través del playboy Espartaco Santoni, quien inauguraba un restaurant en la urbanización Las Palmas. "Los Canasteros" quedaba en la calle Barbieri, 5, y el hijo de Manolo Caracol era el pianista del local. Dedícole este recuerdo a Curro Girón en los 25 años de su partida al colega merideño Néstor Trujillo por sus frases para mis crónicas y la formidable entrevista a Pepe Cabello rememorando inolvidables pasajes vividos con el carismático Curro. Pepe sigue siendo en el firmamento taurino venezolano el más versado de los escritores nuestros. La montera que usó Curro al brindarme el toro, en Aranjuez, creo que la tiene en su museo Boris Piñero, excapitán de Viasa, considerado el gironista más furibundo que ha existido.

¿LA FOTO DE LA COLUMNA? Jodi Foster, galardonada la noche de la entrega del Globo de Oro, días atrás, en Hollywood por su relevante trayectoria profesional. Jodi es ganadora del Oscar y la estatuilla en esta oportunidad fue un reconocimiento a la memoria del productor Cecil B. DeMille. El expresidente Clinton y Jodi Foster fueron los personajes más aclamados en la premiación del Globo de Oro, hace quince días. Jodi Foster electrocutó a la audiencia al confesar su homosexualidad.



¿LA FINAL DEL BEISBOL? La emoción ha sido a raudales; la afición, de órdago, la estrella del espectáculo; el frenesí ha constituido una generación que no vio la mejor pelota que se ha jugado entre las décadas del 50 al 80. ¿La calidad? La peor, un sacrilegio. Los importados los más mediocres; el pitcheo de caimaneras. No ha habido un lanzador digno de irlo a ver a él, exclusivamente. El réquiem del beisbol del Caribe, entiéndase Dominicana, México, Puerto Rico y Venezuela ya lo sentenció la mafia de propietarios de los clubes de las grandes ligas. Como refiere un lector, hay que acogerse a lo que haya. Tan desastroso y negativo como la Venezuela chavista. Se la comió el mozo. ¡Se cansa uno!

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar