Espacio publicitario

Richie Porte aumenta su ventaja en la Vuelta a Suiza

El corredor del BMC lo dejó claro en el ato de Gommiswald, puso punto final a una jornada de 186 kilómetros en la que el pelotón tuvo que afrontar dos puertos de categoría

  • EFE

14/06/2018 02:32 pm

Viena.- El australiano Richie Porte, corredor del BMC, ratificó su condición de candidato al triunfo en la Vuelta a Suiza y aumentó a doce segundos su ventaja al frente de la clasificación general, tras descolgar al resto de favoritos en los dos últimos kilómetros de la sexta etapa.  

Un ataque que no sirvió al oceánico para alzarse con la victoria en la etapa, que fue para el danés Soren Kragh Andersen (Sunweb), pero sí para demostrar que es el hombre más fuerte de la prueba. 

El corredor del BMC lo dejó claro en el ato de Gommiswald, el puerto de tercera categoría que puso punto final a una jornada de 186 kilómetros en la que el pelotón tuvo que afrontar dos puertos de categoría especial, el segundo de ellos, el Klausenpass, situado a 60 kilómetros de la línea de meta. 

Era un terreno propicio para que los más arriesgados, como el español Gorka Izagirre (Bahrein), que finalmente tuvo que conformase con la tercera plaza, intentaran la fuga. 

Izagirre fue uno de los dieciséis corredores que apenas iniciada la etapa abandonaron la disciplina del pelotón, que no dudó en permitir una fuga que al paso de la primera dificultad montañosa, el Furkapass de 2.429 metros de altitud, alcanzó una máxima diferencia de casi cuatro minutos. 

El equipo del líder, el BMC, fue disminuyendo la renta poco a poco hasta dejarla en 1:27 minutos al inicio de la ascensión al Gommiswald, a tres kilómetros de la línea de meta. 

Pero lo que parecía una etapa de transición dada la escasa combatividad de los favoritos en los dos primeros altos montañosos de la jornada, no tardó en convertirse en una intensa batalla de la que salió victorioso Porte. 

Los primeros en abrir las hostilidades fueron los corredores del Movistar, que, liderados por el colombiano Nairo Quintana, tomaron las primeras plazas del reducido pelotón apenas iniciadas las primeras rampas del Gommiswald. 

Pero quien finalmente atacó fue el propio líder, el australiano Richie Porte, que, con un espectacular acelerón a falta de dos kilómetros para la conclusión, se distanció de Quintana y del resto de favoritos. 

Sin nadie capaz de seguirle la rueda, Porte fue poco a poco aumentando su ventaja hasta alcanzar la línea de llegada con una ventaja de doce segundos sobre el grupo de favoritos, en el que figuraban, además de Quintana, el español Enric Mas (Quick-Step), quinto clasificado de la general. 

Con los favoritos enzarzados en la batalla por la general, el triunfo de etapa se decidió entre los seis supervivientes de la escapa inicial que lograron llegar con ventaja al inicio del Gommiswald. 

Un grupo en el que el danés Soren Kragh Andersen fue el más fuerte, lo que permitió al corredor del Sunweb cruzar la línea de meta en solitario con una ventaja de 10 segundos sobre el australiano Nathan Haas (Katusha), segundo, mientras que el español Gorka Izagirre (Bahrein) fue tercero a 24 segundos del ganador. 

           

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario