Compartir
| MEDALLISTAS OLÍMPICOS VENEZOLANOS

Rubio: Del Olimpo al abismo

El pesista zuliano se adjudicó la medalla de bronce en Atenas 2004

imageRotate
Rubio pasó gran parte de su niñez en su natal Bachaquero, donde dio sus primeros pasos en el levantamiento de pesas
| 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 |
Contenido relacionado
VANNESA HIDALGO SAMIR J. JIMÉNEZ P. EL UNIVERSAL |  EL UNIVERSAL
domingo 2 de diciembre de 2012  12:00 AM
Un humilde pesista zuliano se paseó por el paraíso en el año 2004 y por las tinieblas en 2012. En cuestión de tiempo, Israel Rubio dio un paso en falso que lo llevó del cielo al infierno.

En Atenas 2004, en el marco del centenario de los Juegos Olímpicos, Venezuela festejaba por las medallas de dos de sus atletas: Adriana Carmona e Israel Rubio.

Carmona fue la primera mujer venezolana en subirse en un podio olímpico tras ganar bronce en taekwondo (67 kg), mientras que Rubio se adjudicó la corona de olivo y la presea de bronce luego de que el pesista griego Leonidas Sampanis fuese despojado del metal tras confirmarse su positivo por dopaje de testosterona. El zuliano, quien había terminado en la cuarta posición en -62 kilos, escaló hasta el Olimpo.

Paulino Moreno, su entrenador y descubridor, recuerda con claridad los mejores y peores momentos de Israel, a quien define como un hombre de carácter fuerte que pudo superar dificultades personales para llegar a los más alto en el mundo deportivo.

Lo conoció a los 10 años de edad, en una jornada de captación de talento deportivo en Bachaquero, estado Zulia. "Tenía fuerza, buena actitud y mucho carácter, valores importantes para convertirse en un atleta de alta competencia", recuerda el experimentado entrenador.

Con talento, constancia y mucho sacrificio, aquel niño de ojos claros fue ganando espacio en el difícil mundo de la halterofilia y con apenas 16 años fue convocado a integrar la selección nacional.

"Lo bendije cuando se fue a Caracas. Era la primera vez que estaría permanentemente en otro sitio que no fuese Bachaquero. Se fue con otros muchachos, algunos con más talento que él, pero Israel José tenía algo especial, una fuerza interna y una constancia que yo sabía que lo llevaría lejos", rememora Moreno.

Israel se encontró con las dificultades propias de la capital, que -asegura el entrenador- llegaron a espantar al joven zuliano. Sin embargo, permaneció concentrado con el equipo.

Destacadas actuaciones en Juegos Nacionales y regionales dieron paso a uno de los mejores pesistas del mundo que siempre se caracterizó por su conducta inquieta e irreverente naturaleza.

Entre las pesas y los amigos

Israel Rubio desde muy joven mostró un gran interés por el levantamiento de pesas, no en vano formó parte de la selección élite durante 15 años, tiempo en el que además logró no solo brillar en la disciplina en la que tuvo un par de participaciones olímpicas (Atenas 2004 y Beijing 2008), sino también a hacer muy buenos y grandes amigos.

El expesista Julio Luna es uno de esos compañeros con los que el zuliano hizo amistad por mucho tiempo.

"Israel siempre fue un atleta entregado, pero al mismo tiempo muy echador de broma y mala conducta en el buen sentido de la palabra", recuerda el exatleta que representó al país en cuatro Juegos Olímpicos.

Para Luna, Rubio siempre fue una persona muy puntual y exigente con las rutinas de entrenamientos que llevaba a cabo en el Instituto Nacional de Deportes (IND).

"Él llegaba temprano y era el último que se iba, ya que era muy riguroso con la ejecución de ejercicios cardiovasculares", indicó.

Otro que tiene buenas referencias de Rubio, es el joven pesista Junior Sánchez. "Israel siempre me brindó su amistad y me aconsejaba como hacer las cosas para evitar lesiones, en los ochos años que tengo como integrante de la selección", precisó el atleta, quien culminó quinto en la categoría de 69kg en Londres 2012.

Sánchez asegura, que Rubio era muy estricto con él durante los entrenamientos.

"En Londres puse en práctica lo que él me enseñó y logré muy buenos resultados", dijo.

No todas las historias de deportistas sobresalientes terminan de la mejor manera. Israel Rubio llegó a la cima pero cayó al verse involucrado en una situación relacionada con el tráfico de drogas en Italia, donde está detenido actualmente.

En 2008, en Pekín, y cuatro años después de la medalla obtenida por Rubio, la taekwondista larense Dalia Contreras, se convirtió en la segunda mujer venezolana en subir a un podio olímpico.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar