|
compartir
|

PÁRRAFOS DE LA SALUD

JULIO ACOSTA URBANEJA , JACQELINE PANVINI DE RUBÍN |  EL UNIVERSAL
lunes 5 de noviembre de 2012  12:00 AM
Erre con erre cigarro...

Es frecuente escuchar: "Yo no fumo tanto, menos de una cajetilla al día", "Me siento bien", "Tolero bien un ejercicio moderado, es más, deseo permanecer delgado y si dejo de fumar, engordaré".

Hoy día se considera que todo plan para dejar de fumar contemplará el principio de las cuatro "R", que son: La Relevancia, los Riesgos, la Recompensa y el Reforzamiento.

Para comenzar es necesario estar consciente de la Relevancia que implica para el fumador y sus próximos el abandonar el vicio.

Es obligado informar al paciente los Riesgos que corre el fumador. Se le teme mucho al cáncer pero el daño es inmediato a mediano plazo y terminal, y también directo a sistemas como el respiratorio, cardiovascular y nervioso.

Los cambios en la piel no son menos devastadores.

Los niños que están expuestos antes y después del nacimiento sufren gravísimas consecuencias.

Tantos y graves riesgos no podrían tener mejor Recompensa que el bienestar, así como el ejemplo positivo para sus hijos, niños más sanos y adultos agradecidos.

Para la consolidación tanto el facultativo como el paciente requieren un ejercicio de reforzamiento basado en la repetición de las primeras tres "R".

Abandonar el hábito, ejercicio y alimentación racional parece ser un buen negocio. Invierta.

No se comprende un atleta o deportista fumador.

Si usted cree que sólo por estar comiendo poco y estar en buena forma física, preservará la salud sin dejar de fumar, invierta las prioridades y abandone el hábito.

No son adultos

La evaluación de los pequeños deportistas debe ser pediátrica.

Algunos cambios funcionales que determinan esta observación están directamente relacionados con el crecimiento como el aumento de la fuerza muscular o el aumento de la capacidad de difusión relacionada con el área de los alvéolos pulmonares. Otras diferencias se refieren al poder anaeróbico de los músculos o la mejora de la economía del movimiento.

Finalmente existen cambios no relacionados con el crecimiento y el desarrollo como los niveles de electrolitos séricos o el contenido arterial de oxígeno.

Además, los niños se recuperan más rápido que los adultos después del ejercicio. Concentran menos ácido láctico, con leve aumento del potasio sérico y disminución del volumen plasmático y menor consumo de carbohidratos como fuente de energía, con utilización de las grasas de depósito.

Desde la anatomía, tienen mayor frecuencia cardiaca y respiratoria, con tendencia a la hiperventilación, menor tensión arterial y menor efecto de bomba de la sangre periférica hacia el corazón, por el poco desarrollo de sus masas musculares de las extremidades.

La vigilancia del crecimiento y desarrollo debe ser primordial en todos los niños y más en deportistas.

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar