|
compartir
|
| BEISBOL

Ramón, el heredero del Samurai

El joven receptor afirmó ayer que jugar con los Leones del Caracas es un reto

imageRotate
Cabrera lució muy bien en su primer entrenamiento con los Leones del Caracas. Es candidato a ser el catcher titular del juego inaugural VICENTE CORREALE
| 1 | 2 |
Contenido relacionado
LUISCARLOS GONZÁLEZ |  EL UNIVERSAL
viernes 7 de octubre de 2011  12:00 AM

Por las venas de Ramón Cabrera corre la sangre de un Samurai. El receptor, de 21 años, sabe que ser el hijo de Alex Cabrera es una gran responsabilidad. Pero no hay tiempo para ponerse sentimentales, porque, pese a llevar el número 38 en su espalda, "mi papá es mi papá y yo soy yo, y mi meta es ganar con los Leones del Caracas", equipo que lo recibió ayer con los brazos abiertos en el estadio Universitario de Caracas.

"Estoy muy contento. Agradezco mucho la oportunidad que me da el Caracas. Me tomo esto como un reto", dijo Cabrera tras culminar su primera práctica con los melenudos. "Sé que tengo mucha responsabilidad sobre mis hombros, pero estoy preparado".

Ramón siempre ha utilizado el 38 en honor a su padre, y este año parece haberle traído suerte en la sucursal Clase A Fuerte de los Piratas, donde ganó el título de bateo de la Liga de Florida con un .343 de average. Sin embargo, al llegar al Caracas se dio cuenta que Ronald Bermúdez era el dueño del número. "Desde que comencé a jugar utilizo el 38 por mi papá, pero cuando llegué lo tenía Bermúdez. Afortunadamente, somos muy amigos y lo convencí", reveló entre risas.

Tener a Alex Cabrera de mentor es una ventaja única. Nadie mejor que el Samurai puede explicar lo fuerte que es el beisbol venezolano y lo que significa vestir la camiseta de los Leones, donde jugó tres finales y ganó una Serie del Caribe.

"Siempre hablo con mi papá. Él me aconseja mucho. Hace poco me dijo 'trabaja fuerte y respeta el uniforme que cargas'".

La posibilidad de enfrentarse a su padre esta campaña está latente, y Ramón está listo. "No puedo sacarme eso de la cabeza. He hablado con los coaches acerca de cómo vamos a hacer para dominar a mi papá. Lo único que me dijeron es 'no vayas a decirle qué pitcheo le vamos a tirar'" (risas).

A simple vista, Ramón no tiene nada de Alex. 15 centímetros menos de estatura (1.73 metros) y mucho menos poder lo hacen un bateador de más de contacto. "Soy un pelotero diferente al que es mi papá, pero si algo he aprendido de él es tener mucha confianza en mi talento".

"Sé que entre los dos podemos ir por el récord de jonrones de Baudilio Díaz. Si él da 19 y yo uno podemos lograrlo", bromeó lleno de entusiasmo.

lcgonzalez@eluniversal.com

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar