Compartir

Santuario de tesoros invaluables

La Basílica de Santa Teresa es doble y también tiene a Santa Ana de patrona

imageRotate
El Nazareno de San Pablo es una talla que data de 1674, desde 1880 reposa en Santa Teresa
| 1 | 2 |
Contenido relacionado
ANYIMAR COVA LUGO |  EL UNIVERSAL
martes 26 de marzo de 2013  12:00 AM
Si usted ingresa por la puerta este, entrará por el portal de Santa Teresa mientras que si lo hace por la fachada oeste (esquina La Palma) lo estará haciendo por el umbral de Santa Ana. Y es que son dos las patronas que tiene la Basílica de Santa Teresa, un templo religioso enclavado en el centro de Caracas que fue construido bajo el gobierno de Antonio Guzmán Blanco.

El edificio fue levantado en ruinas del oratorio de San Felipe Neri y recibió el nombre de ambas santas en honor a Ana Teresa de Guzmán Blanco, esposa del mandatario, quien le reprochaba a Guzmán haber demolido la capilla de San Pablo El Ermitaño, que desde 1674 había sido morada del conocido Nazareno de San Pablo.

Aunque el expresidente la inauguró con el nombre de Basílica, no fue hasta el 21 de marzo de 1974 cuando el papa Pablo VI le otorgó el título oficial de Basílica Menor; tal como explica el cronista de Caracas, Guillermo Durand. En el templo dicen que fue inaugurado en 1876; pero Durand aclara que entró en servicio solemnemente el 27 de abril de 1880 y en ese mismo año llegó allí la imagen del Nazareno, después de haber permanecido custodiada en una casa de familia.

Pero no es solo esta figura la que allí se venera pues en sus espacios se cuentan 30 representaciones, en su mayoría de la Virgen María con sus distintas advocaciones. De hecho, Leonardo Micó Mota, miembro de la Sociedad Nazareno de San Pablo, precisa que este es quizá el único templo donde se encuentra a María en las tres etapas del ser humano: niña, adolescente y madre.

Observe pues la figura que reposa en un nicho al lado del despacho parroquial y, aunque a primera vista se le parezca al Niño Jesús, notará que la imagen está cubierta hasta el pecho y no hasta el ombligo como tradicionalmente se ve al pequeño Dios. Además encontrará al lado del Sagrario una talla de Santa Ana, con la joven Virgen en su regazo.

Esculpidas en madera también están las 15 estaciones del via crucis, elaboradas en caoba por el escultor español Antonio Fernández Dorrego.

Quizá el espacio de mayor valor -patrimonial y espiritual- sea el Santo Sagrario. La pieza fue elaborada en 1756 en plata martillada, repujada y cincelada para el Convento de las Monjas Concepcionistas de Caracas y es de las pocas que escaparon a la fundición masiva que se hizo en 1814. Al ser demolida su casa inicial, fue llevada al templo de Santa Teresa donde permanece hoy. No por capricho, el templo fue declarado Monumento Nacional el 14 de diciembre de 1959.

La Basílica además posee uno de los seis órganos tubulares Cavaillé-Coll que quedan en la ciudad, declarado Patrimonio Histórico y Artístico de la nación en 1980. Con la muerte de Pasquale D'Angelo, quien fue su ejecutante por 45 años, es tocado por Luis (bachiller aprendiz de D' Angelo) y recibe organistas invitados como José Betancourt, quien será el encargado de pasearse por sus teclas en la Semana Santa.

Patrimonio colonial en puertas
Si sale de la Basílica por la esquina de Santa Teresa, observe el gran muro de piedras de sillería que da la cara al Centro Simón Bolívar. Perteneció al antiguo templo de San Felipe Neri y, según el cartel que lo identifica, es el único que se mantiene en pie en Caracas.

En cambio, por el acceso de Santa Ana, podrá observar un pequeño monumento que tiene dos campanas. Pertenecieron a la iglesia de San Francisco y en 1876 fueron colocadas en el campanario noroeste de la Basílica. En 1976, fueron ofrendadas a la ciudad durante el primer centenario del templo.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar