Espacio publicitario

Madres que marcan la diferencia

Mujeres que se organizan para brindar atención a los más necesitados

  • Diario El Universal

13/05/2018 12:48 pm

En medio del panorama económico y social, hay un rol que destaca en las familias y es el de las madres, sustento y motor del ingenio con el que muchos hogares enfrentan los desafíos de la crisis. En la parroquia La Vega de Libertador, por ejemplo, un grupo de mujeres, cuyas mesas exhiben la marca del desabastecimiento y la hiperinflación, han unido esfuerzos para construir entre todas una respuesta a los problemas de desnutrición que vulneran a los niños de la comunidad. Es así como 120 pequeños de la zona cuentan con una alternativa, que si bien es cierto no es una solución definitiva, sí alivia el problema de la escasez que arrincona a quienes se declaran en pobreza extrema.

Yasiris Paredes, coordinadora de la iniciativa, asegura que son numerosas las madres de la comunidad que ejercen un rol protagónico en medio de tantas dificultades. "Lo que hacemos es un trabajo minucioso, para acompañar a las mujeres y a los niños más vulnerables", dice Paredes, quien coordina el comedor comunitario de la Escuela Andy Aparicio de Fe y Alegría en La Vega.

Las respuestas de las madres a sus situaciones en, algunos casos, están cargadas de solidaridad y de compromiso con el otro. Y las vocaciones son diversas. Hay aportes como el de Gabriela Sira, quien descubrió otra visión de la maternidad que la cautivó. El contar con el apoyo de una dula, una de esas mujeres que acompañan a las embarazadas antes y durante el parto, marcó la diferencia. Gabriela dejó el área de Recursos Humanos y se formó como educadora prenatal certificada por Unicef. Y desde hace cuatro años prepara a las madres para el nacimiento de sus hijos. 

"Fui voluntaria en la Maternidad Concepción Palacios. Es un momento mágico porque ves a una persona fuerte y segura pero que al mismo tiempo es frágil", sostiene.

Luego están quienes desempeñan labores como la de Elizabeth Araujo, una de las 20 "Ángeles de Azul" que en el Hospital Universitario de Caracas soluciona problemas, es confidente, ayuda a médicos y pacientes. Ingresó a Acción Voluntaria de Hospitales hace dos décadas, tras escuchar una invitación en la radio. Desde entonces se entregó al trabajo hospitalario no remunerado, una labor que alivió el dolor de su viudez. "Estoy aferrada a mis pacientes", dice la ama de casa que sale de los Valles del Tuy a las 5:00 de la mañana para poder llegar al hospital a las 8:00 a.m. Madalfa Lambis también es ejemplo de solidaridad. Cuando comenzó su voluntariado en Dynamis, una iniciativa de educación en La Dolorita, su hija tenía tres años. Hoy tiene siete. Su motivación inicial fue cambiar la monotonía de sus sábados en La Lira, su barrio. El cambio llegó al sentirse útil y regalar, con tareas dirigidas y manualidades, un poco de esperanza a los pequeños. "A veces quisiera hacer más, porque hay muchas necesidades en la comunidad, pero me siento bien con los pequeños cambios".

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario