Compartir

Tarde de desafíos numéricos tuvieron en centro Hebraica

Rithmomachia es el nombre del juego medieval con el cual se enseña aritmética

imageRotate
La actividad demostrativa estuvo a cargo del Club Venezolano de Rithmomachia GABRIELA PULIDO
ANYIMAR COVA LUGO |  EL UNIVERSAL
lunes 30 de septiembre de 2013  12:00 AM
Tras quince años de trayectoria promoviendo la música y las bellas artes, el Centro Cultural Educativo Hebraica "Gonzalo Benaim Pinto" amplía su oferta e incorpora actividades relacionadas con las ciencias y la tecnología. En este contexto se circunscribió el evento demostrativo de Rithmomachia que se realizó ayer para todos los miembros del Centro Hebraica en Los Chorros.

"Es un juego del siglo X o XII que fue utilizado para apoyar la enseñanza de la aritmética en las universidades medievales. Combina dos ejércitos de números con círculos, triángulos y cuadrados, y la idea es hacer operaciones aritméticas como multiplicación y división para efectuar la captura del adversario. No hace falta ser un experto en matemática sino tener visión de juego", explicó Tomás Guardia, presidente del Club Venezolano de Rithmomachia.

El club, fundado en octubre de 2012, es un grupo de extensión de la Facultad de Ciencias de la UCV que busca promover la investigación y la práctica del juego, y que llegó al Hebraica tras haber sido contactado por Raquel Nuchi, directora del Centro Cultural.

La gran mesa dispuesta en el área de la piscina dio la bienvenida a una decena de adolescentes que ser acercaron para aprender el juego. Allí se desplegaron varios tableros similares a los de ajedrez y alrededor se instalaron los miembros del club para enseñar las reglas y la dinámica.

El campeón del I Torneo de Rithmomachia, Manuel Cristóbal, y el jugador Édgar Gomero, junto a Tomás Guardia compartieron sus conocimientos con los participantes.

"Como centro cultural nos complace y nos parece importante apoyar a estos muchachos. Queremos sembrar en los niños la curiosidad por este juego como una manera de demostrar que toda la formación, no solo humanística sino científica, aporta a la persona, a su condición ciudadana, precisó Raquel Nuchi.

Agregó que el propósito de la institución que preside es tener actividades culturales todos los domingos. No en vano, junto a los jugadores de Rithmomachia había otro par de mesones: en uno se dictaba un taller de cerámica, dibujo y pintura; y en el otro, uno de arte y valores.

Aunque la actividad lúdica de ayer fue demostrativa, Nuchi aseveró que abrirán talleres en diversas áreas de ciencia y tecnología los cuales se dictarán en días de semana.

Las tardes de Rithmomachia se llevarán a cabo una vez al mes dentro del Hebraica solo para el disfrute la comunidad judía que hace vida en el centro. Pero, quienes deseen aprender el juego, pueden escribir al club a través de club.rithmomachia.ucv@gmail.com.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
 
Cerrar
Abrir