Compartir

Docentes ganan menos de dos salarios mínimos

Al menos 304 mil educadores del ME cobran sueldos sin ajuste de inflación

imageRotate
Los bajos sueldos son motivo del déficit de maestros, que alcanza el 40% VENANCIO ALCÁZARES
Contenido relacionado
ANYIMAR COVA LUGO , VALENTINA OVALLES R. |  EL UNIVERSAL
martes 10 de septiembre de 2013  12:00 AM
Desde que cursaba el tercer semestre de Educación, mención Química, Jennifer Quintero asumió las 32 horas de la cátedra que le ofrecieron en un plantel privado de Propatria. "Gano como 700 bolívares quincenales. Uno no trabaja por jornada laboral, sino por honorarios profesionales, y la hora cuesta 10,5 bolívares para el no graduado", relata la joven de 22 años, quien no ignora que sus compañeros licenciados apenas devengan 1,5 bolívares más que ella. "Este año trabajamos sin aumento, hubo devaluación, inflación, los dueños aumentaron la matrícula pero nosotros seguimos con el sueldo del año 2011-2012", lamenta.

La suerte no ha sido muy distinta para los docentes dependientes del Ministerio de Educación: la contratación colectiva 2011-2013 -que vence el 17 de septiembre- contempla un sueldo base de 2.811 bolívares para el docente I que acaba de obtener su licenciatura mientras que el tipo VI, con al menos una década de servicio, no alcanza dos salarios mínimos.

Los profesionales más jóvenes agradecen estar aún en el hogar de sus padres. "Sería imposible costear una vida solo", lamenta un maestro en Ciencias Sociales de Caricuao.

"Algunos privados logran pagar un poco mejor, y en los oficiales, aunque hay bajos sueldos, tienes más segura tu jubilación. Eso es una paradoja, pero a la larga la situación de no tener jubilación es una condición de trabajo inferior y todo el que puede busca pasar al sector público", asevera Mariano Herrera, director del Centro de Investigaciones Culturales y Educativas.

Quienes dedican su vida a la enseñanza apenas cuentan con el beneficio de una póliza de HCM que cubre 20 mil bolívares y que muchas veces no aceptan en clínicas privadas porque el Ministerio está en mora.

Las esperanzas de una mejora están en la nueva convención. "Que se discuta el contrato a objeto de recuperar el poder adquisitivo que ha perdido el educador por inflación", es lo que demanda Orlando Alzuru, presidente de la Federación Venezolana de Maestros, organización que, junto a otros ocho gremios, ya logró el visto bueno de la Inspectoría del Trabajo en su proyecto de Contratación Colectiva 2013-2015, que estipula un aumento de 130%, dividido en tres partes.

"La gente no quiere estudiar Educación porque es una carrera sin estabilidad laboral. La mayoría de los docentes son contratados y eso no garantiza la estabilidad, los sueldos son muy bajos y una persona prefiere irse al trabajo informal porque allí gana tres y cuatro veces más", precisa.

El gremio no solo debe lidiar con sueldos deficitarios sino con la irregularidad en los pagos: para aquellos que ingresaron en el periodo 2012-2013 a la contratación del ME, su pago es materia pendiente. "Hay nuevos ingresos que no han recibido su primer sueldo", relatan voceros del grupo Docente Ponte Pilas, que protagoniza la lucha de educadores a través de las redes sociales.

Ese es el mismo pago que reciben quienes hicieron de la docencia su vida y se jubilan. "Ahora es cuando empezaron a pagar a los jubilados de 2006. Hay profesionales que mueren esperando que les cancelen sus prestaciones".

Una década sin concursos

El salario no es el único incentivo perdido en la Educación pues desde 2004 están suspendidos los concursos de credenciales para ingreso a planteles y ascensos. "Todo se hace a dedo", asevera Alzuru.

Herrera considera que la medida sirve para el control político de los docentes y que eso termina por desmotivar a aquellos interesados en seguir preparándose académica y pedagógicamente. "Muchos terminan por preguntarse para qué se esfuerzan, si al final la persona que debería reconocerlo no lo hace", asevera.

Sin contar que alrededor del 40% de la nómina del Ministerio de Educación (de un total de 304 mil docentes, según la Memoria y Cuenta de 2012) laboran como interinos que aún no reciben la titularidad.

Lo que todas estas fallas suponen a la educación es lo que más preocupa al gremio que se queda sin miembros. "Con pocos profesores se pone en juego la calidad y los más pobres son quienes reciben una pobre educación", dice Robert Rodríguez, investigador de la UPEL. "Le quitas la única oportunidad de ascenso que tienen".

Cátedras desiertas

A principios del año escolar pasado los alumnos de primer año de un liceo público en Caricuao se quedaron sin profesora de Inglés. La docente se ausentó por razones de salud y nunca consiguieron reemplazo. La solución al final del curso fue promediar las notas de todas las materias para asignarle una calificación a la asignatura. "Eso es común en todos los planteles, pasa siempre", dice un educador.

De acuerdo con Mariano Herrera, director del Centro de Investigaciones Culturales y Educativas, el déficit de docentes sobrepasa el 40%. "La Educación se ha vuelto una carrera poco atractiva, son cinco años de estudios y muy poco sueldo".

En materias especializadas como Inglés, Informática, Biología, Matemática, Física y Química el déficit es más grave. Aunque "ahora todas se han vuelto materias críticas", agrega Robert Rodríguez, profesor investigador de la UPEL con casi 20 años de servicio.

Él recuerda que durante los últimos tres años, las promociones del Instituto Pedagógico de Caracas han graduado a lo sumo diez docentes en cada una de las áreas especializadas. Lo certifica Jennifer Quintero, quien comenzó a estudiar Química con 40 compañeros y, dos años después, quedó en un grupo que se redujo a cinco aspirantes. "Unos se fueron porque vivían lejos o porque veían que estudiaban mucho para un pago muy bajito".

Orlando Alzuru, presidente de la Federación Venezolana de Maestros, recuerda que el Ministerio de Educación jubiló a buena parte de los especialistas y las vacantes no han sido sustituidas con la misma velocidad, por lo poco atractiva que es la carrera de Educación.

Los colegios privados no se escapan del drama. En un centro educativo de Santa Mónica, la asignatura de Biología quedó huérfana en el tercer lapso, mientras que en otro de Propatria hubo cuatro docentes de Inglés durante todo el año y profesor de Educación Física solo para un lapso. En muchos casos directivos optan por entregar la cátedra a otro profesor, sin importar si está capacitado en el área.

"Las materias especializadas tienen una formación diferente que un maestro integral no debería asumir. Pero ya no le paran y por eso hay tantas fallas de formación", señala Rodríguez.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por Julio César González
11.09.2013
6:05 AM
La situación del Educador Venezolano es verdaderamente crítica. Espero que los órganos competentes tomen cartas en el asunto lo más pronto posible.
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
 
Cerrar
Abrir