Compartir

Restricciones amenazan colegios

Falta de cupos y planteles con déficit de recursos afectan la calidad educativa.

imageRotate
Los colegios privados no escapan al drama del déficit de docentes (A.Acosta)
| 1 | 2 | 3 | 4 |
DELIA MENESES , ELISA VÁSQUEZ |  EL UNIVERSAL
jueves 18 de julio de 2013  08:31 AM
Los más precavidos comienzan a buscar cupo en un colegio privado desde el embarazo. Para los padres la experiencia cada vez es más tortuosa. En periodos de inscripción duermen a las puertas de los colegios o llegan a las 3:00 de la mañana.

Los planteles privados tienen una capacidad para recibir entre 30 y 60 nuevos alumnos al año, y la demanda supera los 200 ó 300 aspirantes. Crece la población educativa y no las instituciones. Según Juan Maragall, secretario de Educación de Miranda, si quisiéramos poner a todos los niños que están en sexto grado en primer año, habría que crear 5 mil planteles en todo el país y en Caracas por lo menos 100. "En Miranda construimos 42 en cuatro años y siguen haciendo falta 220 instituciones educativas".

En Catia, por ejemplo, no se ha edificado ningún plantel en once años. La populosa zona necesita unos 12 liceos técnicos para satisfacer la demanda.

Maragall sostiene que en Caracas no se han construido ni planteles públicos ni privados. "El Ministerio de Educación tiene políticas de muchas restricciones y regulaciones, lo que es un desestímulo a la construcción. Pero también el comportamiento vecinal para la edificación de escuelas ha sido más bien de frenar o de no permitir porque les complica el tráfico en su zona. Los ciudadanos tienen poca conciencia de su responsabilidad en la fundación y acompañamiento de las escuelas".

Para Nancy de Martín, del consejo consultivo de Fenasopadres, el esfuerzo de los representantes por conseguir un cupo en un colegio privado habla de deficiencias en el sector público. "El sector privado en lugar de ser una opción voluntaria se ha convertido en la alternativa obligatoria para que los niños tengan una educación de calidad".

Sin embargo, desde el 2006, cada vez es más difícil para las instituciones privadas garantizar la calidad del proceso educativo y el mantenimiento de sus estructuras. Para María Teresa Hernández, presidenta de la Cámara Venezolana de Educación Privada (Cavep) la resolución que aprobó el Ministerio de Educación, que desde hace seis años impone un tope a los aumentos de las matrículas, está asfixiando a los colegios. Este año han cerrado sus puertas seis: uno en Los Teques, dos en Puerto La Cruz y tres en Barquisimeto.

La resolución impide a los planteles hacer aumentos superiores a 10%, pero en función de sus estudios económicos y sus planes de inversión los colegios necesitan aumentos que van entre 35 y 38%.

"Desde 2005 a 2013 la inflación del sector fue de 285,8% y los aumentos en matrícula y mensualidades alcanzaron 141, 5%, hay una diferencia de 144,3%. Las instituciones que se han regido por el tope ya no tienen como ofertar a un buen docente, apenas pueden pagarle a un TSU que recibe un sueldo mínimo, esto atenta contra la calidad", dice Hernández.

Para Fenasopadres, la resolución cercena el derecho que tienen los representantes de decidir cuánto deben invertir en la educación de sus hijos. Los colegios para cubrir el déficit recurren a cuotas especiales que deben pagar los padres y que suelen recibir el nombre de bienestar estudiantil. También al cobro de actividades extracátedras como tareas dirigidas, música, danza, teatro por la que los padres pagan entre 200 y 300 bolívares al mes por niño.

Aunque el sistema oficial es el que mayor número de estudiantes tiene (6.856.305 en públicos y 1.665.350 en privados) hay una tendencia de traspaso de la matrícula oficial hacia la privada. Según cifras del Ministerio de Educación, entre el año escolar 2001-02 y el 2010-11 la matrícula de primaria en planteles oficiales pasó de 3.000.606 a 2.839.565, es decir una disminución del 4%. Durante ese mismo período, la matrícula de la educación privada pasó de 506.174 alumnos a 605.856 alumnos, un aumento de 21%.

Nancy Linares, profesora del San José de Tarbes de La Florida, explica que mantener una estructura que tiene 64 años implica costos elevados. "El colegio siempre tiene déficit. En los últimos tiempos hemos tenido que invertir en el tema de seguridad con garitas y vigilancia, también en tecnología para los alumnos, en ventiladores, los colegios no son una empresa con fines de lucro".

40 por ciento fue el incremento de la estructura de costos de los colegios privados, debido a los aumentos de salarios y de la Unidad Tributaria y por la inflación

70 por ciento de los ingresos de los planteles privados se destinan al pago de nómina y el restante se va en mantenimiento y servicios

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por Eduardo Godyla
18.07.2013
9:30 AM
Muy mal por los colegios........Pero, por qué tienen que pagar los platos rotos solo los padres ?? A muchos padres no les aumentan los sueldos en la misma proporción que la inflación. Cambiar de trabajo en muchísimos casos no es la opción.......Habrá más de uno que dirá: "Si no lo puedes pagar, saca a tu hijo y mételo en un liceo"......es cuestión de opiniones......La mía es que el problema de la inflación se reparta entre productores y consumidores............Es muy fácil para los productores aumentar precios a la par de la inflación. No van a tener caída en la demanda por la cantidad de choros de cuello blanco que hay.............es muy fácil también para el consumidor que papá gobierno regule todo para que el que sufra sea el productor. Eso lleva a desabastecimiento y/o caída en la calidad.........así que repartamos a partes iguales entre ambos..........Y no solo lo hablo, lo practico en mi empresa desde hace años....
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar