Compartir

El Carnaval de bailes y templetes

Guzmán Blanco y Pérez Jiménez dieron justa vida al Rey Momo

imageRotate
El disfraz, la comparsa y las alegorías fueron el común denominador en buena parte de los carnavales sucedidos entre 1870 y 1970 ARCHIVO
Contenido relacionado
ANYIMAR COVA LUGO |  EL UNIVERSAL
domingo 10 de febrero de 2013  12:00 AM
Fueron los vecinos de la parroquia Altagracia quienes propusieron al expresidente Antonio Guzmán Blanco el cambio de ese Carnaval en el que el grito "agua va" implicaba un baño de pies a cabeza, para crear una fiesta que se alejara de esas actitudes que desdecían de la glamorosa sociedad caraqueña que nacía en 1870.

En atención a la petición, el "Ilustre Americano" instaló la Junta Central para el Carnaval, una organización formada por el Gobierno del Distrito Federal y el Presidente del Concejo Municipal con el objetivo de articular la fiesta pagana.

"Había presupuesto porque las juntas le pasaban 'el cepillo' a los comerciantes que vendían lo que la gente necesitaba para celebrar. Se hacía un programa general para la ciudad y otro para cada parroquia. Había premios al mejor disfraz a pie y a caballo, y a las mejores alegorías", cuenta el cronista de Caracas, Guillermo Durand.

El recorrido en época de Guzmán se centraba en el casco de la ciudad: Altagracia, Candelaria y San Juan. Así se mantuvo durante el gobierno de Marcos Pérez Jiménez, hasta que la modernidad arropó a la ciudad dando nuevos escenarios a las fiestas del Rey Momo.

"A que no me conoces" decían al oído de amigos y desconocidos las "negritas". Ellas, que se hicieron muy populares a principios de los 40, vestían de pies a cabeza con mallas de color negro, trajes floreados y pelucas. Su mayor atributo era que disfrutaban el Carnaval de incógnito, incluso sin que muchos pudieran estar seguros de que lo que había debajo de la tela era un varón o una dama.

Bailes por doquier es lo que guarda en la memoria Fernando Canelón. Él, conocido vecino de la parroquia Caricuao, hace un vuelo a sus años mozos y rememora los templetes de La Pastora y San Juan.

La reinas más glamorosas siempre fueron las de Altagracia y La Pastora mientras que las más sencillas eran las de San Juan, Antímano y El Valle a quienes sus respectivos jefes civiles ayudaban con el traje; recuerda Yolanda Moreno.

La bailarina no se perdió ni un templete de esos que había en la plaza Capuchinos. Desde las 6 de la tarde hasta casi la medianoche estaba la gente bailando y caminando alrededor de la tarima con sus disfraces.

Sin conocerse, estampado en la mente llevan Canelón y Moreno el soberbio desfile de Susana Duijm, la primera Miss Mundo venezolana, en el Paseo Los Próceres en 1956. "Yo iba en la carroza del Ministerio del Trabajo porque El Retablo era parte del ministerio. Susana venía en la carroza creo de la Gobernación de Caracas, porque las parroquias, los ministerios y las escuelas salían a desfilar en esa época con canciones alegóricas a su presentación", rememora Moreno. No olvida tampoco una alegoría del Ministerio de Defensa que desde sus cañones lanzaba caramelos y botellitas de perfume.

Con más edad, los de su generación buscaban una presentación en vivo de los Hermanos Belisario y la Billo's Caracas Boys. En dos ocasiones bailó hasta las 4:00 a.m. en la pista del Hotel Ávila, aunque paralelamente se hacían fiestas en el Tamanaco, el Majestic, la Hermandad Gallega y en los clubes El Paraíso y La Concordia.

"Aquí es la cosa" decían quienes se acercaban a los bailes, a las que se entraba con traje de gala, con máscara o disfraz, pero siempre cancelando el costo del boleto, tradición que se mantuvo hasta los 70.

"Se disfrutaba hasta el martes en la noche. Ya el miércoles todo el mundo para la iglesia a ponerse la Cruz de Ceniza y luego a trabajar", remata Moreno.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar