Compartir

La cultura Metro se cambió por un manual antirrobo

Usuarios preocupados por repunte de la inseguridad en el subterráneo

imageRotate
La antigua zona de la cultura es hoy zona de atracos EDSAÚ OLIVARES
| 1 | 2 |
JAVIER BRASSESCO |  EL UNIVERSAL
sábado 2 de febrero de 2013  12:00 AM
Una banda de mujeres carteristas que opera en Plaza Venezuela, otra conformada por personas de la tercera edad ("Los Abuelos") que actúa en grupos de dos y tres personas, cuentos cada vez más frecuentes de carteras y celulares que desaparecen sin dejar rastro, una lista de estaciones peligrosas o de horarios y fechas en los que más conviene estar atento: la inseguridad ya es parte de la cotidianidad para quien utiliza el Metro de Caracas.

Según explica Carlos Becerra, creador de la cuenta @caracasmetro (con más de 216 mil seguidores), solo por ese medio se pueden leer unas tres denuncias diarias de hurtos en el subterráneo; los días de quincena pueden subir a seis. Y se trata solo de personas que tienen una cuenta Twitter y que además lo cuentan; los casos totales deben ser más del triple.

Existe incluso una página de internet (http://metrochoros. wordpress.com/) en donde se identifican, con fotos, a muchos de los delincuentes que operan en el Metro y se dice en qué estaciones lo hacen: "muchas de las personas que delinquen están plenamente identificadas, y los delitos se han vuelto algo tan común que la policía que está allí ni siquiera presta mucha atención a las denuncias", dice Becerra.

En efecto, una de las quejas más recurrentes es la poca ayuda que prestan los usuarios de la Policía Nacional, que en vez de bajar a los andenes o subirse a los trenes, por lo general se quedan en los puestos del Consejo Nacional Electoral. Ni siquiera tienen acceso a las cámaras que están en las casetas de los operadores.

Desde la estación Bellas Artes, Santos Cabrera cuenta que muchas veces había visto un movimiento muy extraño que no entendió hasta hace poco: personas (siempre dos o tres) que en las horas de mayor congestión de pronto salían del vagón justo cuando sonaba el aviso de cierre de puertas. Hace unas semanas volvió a presenciar esa situación, pero apenas se cerraron las puertas en la estación Sabana Grande una mujer empezó a gritar que le habían quitado la cartera. Cabrera ató cabos y se dio cuenta de que esas personas que había visto tantas veces eran ladrones que le quitaban cosas a la gente y salían del vagón antes de que se cerraran las puertas.

Cuenta que lo que más le indignó fue que cuando le contó a los funcionarios de la Policía Nacional sobre este modus operandi, éstos le contestaron que ya estaban al tanto, y que por eso le "recomendaban" a los hombres que se pusieran la cartera en el bolsillo de adelante y a las mujeres que se aferren a ella en los momentos de mayor congestión. "Me dijeron que ellos no podían hacer gran cosa, pues no pueden vigilar las puertas de todos los vagones. ¡Pero si ni siquiera bajan a los andenes, están todo el tiempo ahí arriba mandando mensajitos por celular!".

El criminólogo Javier Gorriño cree que todo esto sucede porque se perdió la llamada "Cultura Metro": "el Metro era como un paréntesis del caos urbano, entrar ahí era entrar en el primer mundo. Hoy está sucio y abundan las fallas y los retrasos. Ese deterioro fue asumido por el usuario y hoy los delincuentes campean a sus anchas como en los peores rincones de Caracas".

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por María Jiménez
02.02.2013
11:36 AM
Una amiga que trabaja para el metro fue agredida, hace unos días. Ella estaba haciendo su cola como cualquier usuario, cuando de repente se le coloca al lado una mujer, ella muy decentemente le dice, Sra. debe hacer su cola, la misma adopto una postura como si ella estuviera hablando con el aire, espera unos segundos y le repite nuevamente lo mismos, la Sra. no dijo nada, cuando llego el tren, en el desbarajuste para entrar sorpresa la Sra. le a clavado las uñas de tal forma que le arranco unos pedazos de piel, aunado a ello desde afuera del tren le gritaba eso es para que seas seria y veas con quien te metes. Ella estaba cumpliendo con su deber, hacer que la gente respete las normativas, en vista de su experiencia y presenciar el nivel de violencia que hay en la calle, de ahora en adelante tendrá que optar por hacerse la vista gorda y a cubrirse para que no se le vea el uniforme que porta!!! Así estamos los venezolanos, tristemente eso es desarrollo para los chavistas.
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar