Compartir

En Libertador se entregaron 10 mil viviendas este año

El afán constructor sin dotación de nuevos servicios marcó 2012

imageRotate
Las viviendas entregadas solo en el principal municipio capitalino representan 10% del total de las construidas en todo el país durante el año ENIO PERDOMO
Contenido relacionado
JAVIER BRASSESCO |  EL UNIVERSAL
domingo 30 de diciembre de 2012  12:00 AM
El año que ahora termina será recordado en Caracas sobre todo por el afán constructor del Gobierno, que en este 2012 electoral trabajó por saldar en parte la vieja deuda de darle casa a las más de 60 mil familias que habían quedado damnificadas por las lluvias de 2010.

Previsiblemente, los trabajos se fueron haciendo más intensos a medida que se acercaban las elecciones presidenciales del 7 de octubre, y así hasta principios de ese mes se habían entregado 8.478 apartamentos solo en el municipio Libertador. En los últimos tres meses del año se entregaron alrededor de mil más, lo que hizo un total de casi 10 mil nuevas viviendas otorgadas en el año.

Todavía quedan alrededor de 50 mil más en construcción, sobre todo en la periferia de Fuerte Tiuna y del basurero de Las Mayas, aunque el ritmo de las obras ha decaído. La deuda social todavía está lejos de ser saldada: alrededor de cien hoteles todavía albergan damnificados en Caracas, dos años después de aquellas lluvias.

Esas casi diez mil viviendas entregadas solo en el principal municipio capitalino representan prácticamente 10% del total de las construidas en todo el país durante el año: aunque el Gobierno habla de 170 mil en 2012, unas 70 mil de dichas unidades corresponden al plan de Transformación Integral del Hábitat, es decir: se trata de casas reconstruidas o acondicionadas. Solo cien mil de estas 170 mil son nuevas viviendas.

Los mismos servicios

Uno de los grandes problemas que estas nuevas viviendas dejarán como legado a la posteridad es el incremento del caos capitalino, pues Caracas cuenta con los mismos servicios de siempre, y los nuevos edificios de la Misión Vivienda ni siquiera tienen estacionamiento.

Lo más grave no es el caos visible, esas aceras tomadas como depósito de materiales en la avenida Libertador o la cantidad de calles cerradas en San Agustín del Norte. El problema principal es que se están sobrecargando unos servicios que ya no dan para más.

Caracas opera con subestaciones eléctricas que carecen de capacidad firme (pues sus transformadores trabajan con sobrecarga permanente). Además no ha aumentado su oferta de agua desde que en 1997 se construyó Taguaza y ahora cuenta con menos estacionamientos (más de cien han sido expropiados para construir viviendas en sus terrenos).

Encima de todo la ciudad no ha visto ninguna nueva vía (si se exceptúa la carretera Mamera-El Junquito, que es una vía más bien marginal al sistema de transporte urbano) desde que en los setenta cuando se construyó la autopista a Prados del Este.

Cualquiera de las anunciadas ciudades socialistas como Ciudad Tiuna o Ciudad Caribia (unas 20 mil viviendas) necesitaría unos 40 megavatios de energía eléctrica, lo que es igual a una nueva subestación de transformación con dos transformadores de 30 megavatios cada uno. Con el agua sucede algo parecido. En Ciudad Caribia se intentó utilizar una red de veinte pozos subterráneos pero fue un fracaso, pues ni siquiera sirve para surtir a las 700 viviendas habitadas que hay allí. Así que deberán tomar el agua del sistema metropolitano, de esos 15 mil litros por segundo que no varían desde hace 15 años.

Leopoldo Provenzali, exdirector de Planificación Metropolitana, cree que antes que pensar en mudar a los barrios con programas de reubicación forzosa que han fracasado en todo el mundo y en todas las épocas (tipo ciudades soclialistas), lo que habría que hacer es rehabilitar estos sectores populares.

Indica que la ecuación debería ser justamente al revés: primero se tiene que pensar en los servicios y después, solo después, en construir nuevas viviendas. Para él en este campo se está haciendo lo mismo de siempre solo que a una escala gigantesca. Es el error de siempre pero con mayor énfasis.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por Luis González
30.12.2012
3:04 PM
En una frase, los edificios que construye el gobierno no son sostenibles. Se trata de una política populista/efectista desligada de la magnitud y naturaleza del problema y que en un futuro no muy lejano va a producir más problemas de los que supuestamente resuelve. No me extrañaría que más de uno de esos complejos deba ser demolido en digamos 10 años. Claro, si uno dice esas cosas es un villano que se opone a que los pobres tengan vivienda...
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar