Compartir

Labor voluntaria es una carrera de obstáculos

Se trabaja sin seguro, con poca ayuda oficial y casi ningún reconocimiento

imageRotate
Juan Carlos Rivas (en primer plano de la foto superior) es voluntario en el grupo SOS/SAR Caracas, que tiene 42 años de fundado. Los voluntarios ayudan en emergencias y también en operativos especiales, además de prestar servicios de primeros auxilios (izquierda).
| 1 | 2 |
Contenido relacionado
JAVIER BRASSESCO |  EL UNIVERSAL
domingo 23 de diciembre de 2012  12:00 AM
Hace ya mucho tiempo que los grupos voluntarios se acostumbraron a trabajar sin recibir nada de ningún organismo, ni equipos, ni uniformes. Ni siquiera las gracias. Pero ahora deben lidiar además con varias restricciones, pues cuando alguna institución oficial se acerca a ellos es para hablarles de una nueva prohibición: no pueden usar tal emblema en el logo del grupo, tienen prohibido dar cursos de capacitación a las comunidades y no deben atender a heridos en la calle antes de que lleguen los bomberos.

Los operativos de Navidad, Carnaval o Semana Santa están estructurados alrededor de los voluntarios, que la mayoría de las veces ni siquiera pueden utilizar el uniforme de su grupo sino una franela que por el frente dice "Protección Civil" y en una manga y en pequeñas letras "Voluntario".

Muchos de quienes pertenecen a alguno de los 68 de estos grupos que existen en Caracas, sienten a veces que los organismos de protección civil, municipales o estadales, los tratan como enemigos.

Alice Moreno, miembro de la Brigada de Rescate Integral Comunitaria Macarao, cuenta que poco después de que la directora del colegio Claudio Feliciano le hubiese agradecido por los cursos de desalojo que dictaron y que permitieron la rápida evacuación de unos 1.500 niños cuando se reventó una tubería de gas, su grupo recibió una comunicación de Protección Civil que le decía que ellos no podían dar cursos de capacitación en colegios o comunidades, pues dicho organismo ya tiene funcionarios que se encargan de esa labor: "Ni hacen ni dejan hacer", dice, mientras Jonathan Sequera muestra un folio en donde Protección Civil les advierte que no pueden seguir utilizando la cruz de la vida como parte de su logo.

Y si algunos de ellos se topó por casualidad con una persona que ha sido atropellada, no pueden moverla y a veces pasan hasta una hora esperando bomberos con un cartón para que a la víctima no le pegue el sol.

No solo han tenido que comprar las radios que llevan encima (igual que sus uniformes), sino que a veces tienen que rogar para que en un operativo les programen ese radio en la frecuencia deseada. Y luego el aparato se los dan bloqueado para que nadie copie la frecuencia.

Encima de todo, los voluntarios ni siquiera tienen la manera de justificar una ausencia laboral. Pueden haber pasado el lunes y el martes apagando un incendio forestal que empezó el domingo, pero en sus trabajos difícilmentes les creerán. Y es que ni siquiera en las notas de prensa los nombras, pues éstas siempre dicen que fueron los bomberos forestales y los bomberos del Distrito Capital los que apagaron el fuego.

Nacidos para servir

Sin embargo, ahí están siempre los voluntarios, apagando incendios, dando una mano ante los estragos que provocan las lluvias y la improvisación, atendiendo emergencias, desalojando edificios o prestando ayuda en operativos de navidad, carnaval o semana santa.

Reling explica que para él el pago es sentirse útil, tan útil que en su comunidad cualquiera le toca la puerta a las tres de la mañana porque un niño tiene un ataque de asma.

Y Juan Carlos Rivas, de la organización SOS/SAR (con 42 años de fundada), dice que a pesar de los pesares, a ellos les basta la satisfacción de ayudar y que solo eso los compensa: "Mucha gente no entiende que uno pase fines de semana haciendo guardias sin que que te paguen ni te reconozcan nada, comprando tú mismo los equipos... Nosotros sí nos entendemos. Tienes que haber nacido para esto".

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (3)
páginas:
1 |
Por Gilberto Gil
24.12.2012
7:18 AM
Como se llama eso,envidia,ineficacia,o desesperacion? estos jovenes, arriesgan sus vidas siempre `por nosotros, sin ningun tipo de ayuda, y los cuerpos del regimen se llenan de billetes, que desgracia de revolucion.
 
Por lorenzo navas
23.12.2012
11:12 AM
Sí, tengo un amigo que es voluntario y lo certifico: ni siquiera te dan las gracias
 
Por alicia almarza
23.12.2012
10:06 AM
Creo que éstos grupos deberían ser "adjuntos" a cuerpos como el de Bomberos y entrenados por ellos. O ... se pintan esas bragas de rojo y los apoyamos.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar