Compartir

A Santa Claus le cuesta cada vez más ingresar a las cárceles

Quienes llevan regalos a las prisiones encuentran muchas trabas

imageRotate
La Asociación Civil "Dale la Mano a tu Par" realiza jornadas en los penales, en los que se regalan arte, balones y zapatos deportivos NICOLA ROCCO
Contenido relacionado
JAVIER BRASSESCO |  EL UNIVERSAL
sábado 22 de diciembre de 2012  12:00 AM
Ni siquiera Santa Claus es bienvenido en las prisiones venezolanas. La jornada solidaria Santa va a las Cárceles, que desde 2009 realiza la asociación civil Dale la Mano a tu Par, no pudo realizarse por segundo año consecutivo ni en el INOF de Los Teques ni en El Rodeo.

Gilber Caro, uno de los organizadores de esta iniciativa, explica que ante tantas puertas y rejas cerradas, han tenido que dirigir su mirada hacia otros lugares, y por eso estas navidades irán no solo a Tocorón (estado Aragua) y a un internado judicial de San Fernando de Apure, sino que además visitaron ya una entidad de atención para jóvenes y adolescentes en Los Teques (Sepinami) y organizaron la visita de 120 niños a un campamento de Higuerote.

Se trata de convertir un problema en una oportunidad, como explica Lucila Velutini: "Como no podíamos llevar a las cárceles todos los juguetes que queríamos, decidimos prestarle atención también a los más jóvenes, llevarles música, darles algunos obsequios, inculcar valores en niños y adolescentes que han sido víctimas de la violencia o que provienen de familias con problemas".

Al mismo tiempo que regalaba balones y zapatos en una cancha de basket, el Santa Claus Vladimir Ramírez le hablaba a un grupo de esos 167 adolescentes que están privados de libertad en el Sepinami y logra captar su atención: cuenta que era un delincuente, que estuvo doce años preso y que en su vida ha recibido nueve tiros. A uno de sus cinco hermanos lo mataron cuando tenía trece años y ya era uno de los peores asesinos de Catia, y un día se puso a pensar cuánta culpa tenía él en esa muerte y se dio cuenta de que era mucha, más de la que podía soportar: "Fue ahí cuando me dije que tenía que cambiar y cambié. Yo soy un ejemplo de que se puede cambiar de que esa vida de malandro no te deja nada".

La directora del Sepinami, Angelucy Tarazona, se alegra mucho de esta visita, pues muy pocas otras instituciones oficiales u ong's se acuerdan de estos muchachos: "La familia los abandona, nosotros como sociedad no los educamos y después nos horrorizamos cuando cometen un delito. Qué bueno que venga gente, que los visite, que les cante una parranda. Se oyen tan pocas parrandas ya".

Y es que aparte de los obsequos, y aparte de los discursos de Vladimir o del propio Caro (ex presidiario él también), Dale la Mano a tu Par visitó el Sepinami con un grupo de parranda con el que los niños cantan y bailan y que incluso se mezcló con el grupo de música y canto que tienen los propios muchachos ahí recluidos.

En el pabellón de las muchachas, una niña embarazada de trece años se muestra emocionada con la llegada de este grupo de parranda: "Aquí no vemos muchas cosas diferentes", dice.

En cuanto a la actividad que se llevó a cabo el viernes en Higuerote, Caro explica que estuvo destinada a niños víctimas de la violencia de La Pastora, Coche, Guarenas y Guatire: "Tratamos también a los hijos de las víctimas, no solo a los hijos de los victimarios, regalándoles un día de actividades distintas. Eso es mucho para cualquiera de ellos". Esta iniciativa esperan repetirla varias veces a lo largo de2013.

De esa manera, explica Caro, están llenando un vacío tremendo en la lucha contra la inseguridad: la prevención. "Ponte a pensar ¿Quién está tratando de evitar que el niño de hoy se convierta en el delincuente del año 2020 o 2030. A nadie parece importarle eso".

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por Gabby Liporacci
22.12.2012
5:37 PM
Cuando tenia 15 años cantaba en la coral del liceo donde estudiaba (Carlos Soublette en San Bernardino), un dia fuimos el grupo de la coral y otro grupo del liceo a cantar y llevarle regalos a los niñas y adolescentes de ese reformatorio (antes tenia otro nombre, pero no lo recuerdo), pasamos un dia diferente y bonito, daba dolor ver tantas niñas/adolescentes como nosotros privadas de su libertad y otras abandonadas x sus padres. Bueno, llego la hora de irnos y algunas de los niñas lloraban, en fin el bus escolar salio del reformatorio, pero cuando habia pasado como 10 min. yo me di cuenta q deje olvidado mi bolso y sweter, y nos tuvimos q devolver. Me encontre con una realidad mas triste todavia, tenian a las niñas metidas en el auditorium insultandolas, castigandolas y les estaban quitando los juguetes xq ellas estaban ahi (segun ellos) x ser malas y no para recibir premios !!! Nunca olvide eso tan feo, y si eso fue hace 27 años, no quiero imaginar como sera ahora... Q dolor !!!
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar