Compartir

Eje Caribe-Tanaguarena sumará 10 mil vecinos por nuevas casas

Temen colapso ambiental y de red de servicios por torres de Misión Vivienda

imageRotate
En total son 2.640 soluciones habitacionales concentradas en casas tipo tetrafamiliares y en torres de 12 pisos CRUZ SOJO
Contenido relacionado
NADESKA NORIEGA ÁVILA |  ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL
lunes 19 de noviembre de 2012  12:00 AM
Caraballeda.- Voceros de los cinco consejos comunales del eje Caribe-Tanaguarena, comerciantes y quienes desarrollan actividades de orden turístico en una de las zonas más atractivas para el disfrute vacacional en el este del estado Vargas, se han declarado en alerta.

La razón: el impacto ambiental y de servicios que tendrá el incremento poblacional en la zona, una vez que se concluyan las obras que la Gran Misión Vivienda Venezuela desarrolla en ese tramo. En total son 2.640 soluciones habitacionales, concentradas en casas tipo tetrafamiliares y en torres de 12 pisos, con un promedio de 192 apartamentos por edificio.

La mayoría de los desarrollos son responsabilidad de la Oficina Presidencial de Planes y Proyectos Especiales (Opppe). Otras parcelas han sido cedidas a otros movimientos como el Sindicato de Obreros Revolucionarios del Ministerio de Educación, quienes recibieron las parcelas 11, 12, 13 y 14 del bloque 23 de Tanaguarena para la construcción del complejo "Ernesto Che Guevara".

De acuerdo a las autoridades regionales los estructuras que registran entre 65% y 81% de construcción serán entregadas a damnificados que se encuentran en refugios de Vargas y hasta de la ciudad capital (según el instructivo de asignación de la Opppe podrían ser los que se albergan en el Sambil Candelaria o en La Rinconada), en el primer trimestre de 2013.

"Si promediamos a 4 personas por grupo familiar y hablamos de 2.640 viviendas, eso implicaría unos 10.560 nuevos habitantes, lo que no sería un problema si la ciudad creciera al mismo tiempo que se incorpora densidad demográfica, pero en el caso del Eje Caribe-Tanaguarena no es así", advirtió Julio Mier y Terán, vocero del Consejo Comunal de El Caribe. Tenemos los mismos servicios de drenajes -agregó- , de agua potable, un deficiente transporte público, las mismas zonas recreativas, un ambulatorio, las mismas seis escuelas y tres liceos que se quedan cortos para la población actual. Muchos residentes consideramos que se condena al Caribe y a Tanaguarena a la anarquía, por una construcción desmedida no planificada.

"Lo que ocurre es que el Gobierno lo ve como un problema de clasismo y no de calidad de vida. La realidad del Eje Caribe-Tanaguarena es muy particular, especialmente porque la mayoría de los apartamentos son vacacionales. Por ello los servicios en cuanto a capacidad de acueductos y drenajes nunca se diseñaron para atender a una masa significativa de usuarios", advierte la también vecina Marlene Mijares.

Ambiente y riesgo

Otro tópico que preocupa a los voceros comunales es el referido a impacto ambiental y riesgo. "Las decisiones se han tomado a lo loco. 200 viviendas se van a levantar en terrenos de la urbanización Cerro Grande, que fue arrasada en la tragedia de 1999, cuyos terrenos fueron declarados no aptos por la Autoridad Única y por Corpovargas. No se planifica, simplemente se ejecuta sin ver las consecuencias", comenta el también vocero comunal Omar Veracierto.

Dicho vocero puntualiza otra arista. El tema de las descargas de aguas servidas, que en el caso de la parroquia Caraballeda caen directamente a las playas, muchas de las cuales reciben gran afluencia de temporadistas. "¿A donde van a ir a parar las aguas servidas de estas nuevas edificaciones? Si desde hace 13 años no han podido restablecer la red de estaciones de bombeo de las aguas residuales con los habitantes que estamos hoy aquí, ¿cómo se va a enfrentar cuando estemos superpoblados? Nos veremos sumergidos en una emergencia sanitaria y las playas y balnearios del Este terminarán de perderse", apuntó Veracierto.

Mientras la geóloga Mariela Gómez, integrante de la Mesa Comunal de Riesgo de Caraballeda, explica que las obras han sido levantadas sin consideraciones técnicas de riesgo.

"En el eje Caribe-Tanaguarena existe riesgo por estar ubicado entre los conos de eyección de dos afluentes grandes, San Julián y Cerro Grande, y el nivel freático de los suelos. Pero además está atravesada por la falla de San Sebastián, la misma que ocasionó severos daños en la zona en 1967", puntualiza Gómez.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por Beatriz Garrido
19.11.2012
6:54 AM
¡O sea que hay que olvidarse de ir a las playas del Litoral Central!
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar