Caracas
martes 06 de marzo, 2012
Cinco obras inconclusas en Sucre

En el municipio esperan vivienda 4.432 familias sin hogar y damnificados

En 2005 el Ejecutivo Nacional proyectó la construcción de cinco urbanismos en el municipio Sucre para ofrecer solución al déficit de viviendas que se vive en Caracas. Siete años después debieron levantarse 4.058 viviendas en la entidad, pero el Estado apenas concluyó 475, revela un estudio técnico del Instituto Municipal de Vivienda (IMVI) de la Alcaldía de Sucre culminado a inicios de mes.

Los urbanismos El Morro de Pablo VI, La Suiza de Petare, y La Haciendita, Ciudad Mariche y Terrazas del Winche de Filas de Mariche debieron culminarse entre 2008 y 2010 para ofrecer solución habitacional a otras 3.583 familias de sectores populares del municipio Sucre.

Con la llegada de las lluvias a finales de 2010 e inicios de 2011 1.204 familias perdieron sus viviendas en Sucre. Otras 1.523 aún viven en casas que están en "alto riesgo", afirmó el alcalde Sucre Carlos Ocariz.

El informe destaca que apenas 30% de los damnificados del municipio (355 familias) ha recibido vivienda. El resto, 849 familias, permanece desde hace año y medio en refugios habilitados en galpones, ministerios y espacios que sirvieron para comercios reconocidos.

"La actual crisis habitacional demuestra que desde el Ejecutivo no existe planificación alguna en las acciones de vivienda, ni en Sucre ni en Venezuela", concluye parte del informe tras citar cifras oficiales.

En el urbanismo El Morro del sector Pablo VI de Petare el Estado proyectó la construcción de 740 viviendas en 2008. Dos años después debió entregarse por completo. No obstante, el informe de la Alcaldía de Sucre reveló que en 2010 solo se habían culminado 120 apartamentos. Otras 95 residencias de 72 m2 se entregaron entre septiembre y noviembre del año pasado. En 2012 aún se deben construir 525 apartamentos en El Morro.

"Las obras en El Morro fueron abandonadas por más de dos años. Hoy tenemos dos edificios abandonados y otros nueve medio construidos", afirmó Nancy Mendoza, líder comunal de Pablo VI.

A más de cuatro años de retrasos el Ejecutivo debió culminar por completo el complejo habitacional La Haciendita, ubicado en el kilómetro 13 de la Carretera Petare-Santa Lucía (Filas de Mariche). Allí se prometió la construcción de diez edificios de cuatro pisos cada uno para albergar a 418 familias.

"En 2012 allí no vive ni una familia", destacó Carmen Pérez, vocera comunal de Filas de Mariche.

Pérez agregó que luego de las lluvias de finales de 2010 e inicios de 2011 el Estado reinició obras en La Haciendita y ahora anuncia que forman parte de la Misión Vivienda. "Si construyeran los urbanismos a tiempo no habría tantas invasiones ni damnificados en 30 refugios en Sucre", precisó.

En un recorrido de El Universal por el urbanismo La Haciendita de Filas de Mariche se constató que ocho edificios tienen solo vigas de metal y en otros dos apenas se colocan algunas paredes de bloque.

El alcalde Ocariz indicó por su parte que en 2005 el Gobierno expropió 400 hectáreas de terrenos en el kilómetro 11 de la Carretera Petare-Santa Lucía para levantar 1.500 viviendas del urbanismo Ciudad Mariche que debieron entregarse tres años después.

"Hasta este año allí solo se han desarrollado ocho hectáreas de terrenos donde hay solo 260 viviendas. Allí faltan por hacer otras 1.240 casas con buenos servicios públicos", señaló.

Marisela Prieto, vecina de Ciudad Mariche, contó que el resto de los terrenos de la comunidad "están abandonados". "Solo remueven algunos espacios para hacer un colegio y un centro de salud que debieron culminar en 2008. Construyen sin mejorar los servicios públicos en Sucre", resaltó.

Mientras, en el complejo habitacional Terrazas del Winche, ubicado en la zona montañosa del kilómetro 18 de Filas de Mariche, el Estado prometió la entrega de 720 viviendas para familias de esa comunidad en 2010. Hoy aún viven en ranchos de zinc y en viviendas en alto riesgo. Según el informe del Instituto Municipal de Vivienda de la Alcaldía de Sucre, allí el Ejecutivo no ha entregado ninguna casa. "Solo hay 100 apartamentos ocupados irregularmente", destacó el estudio.

"En El Winche hay seis edificios de cinco pisos culminados que fueron invadidos. En otros cuatro, algunos obreros del Estado solo construyen pilotes. Hubo casas que quedaron mal construidas", afirmó Carlos Briceño, vocero vecinal.

Briceño señaló que los complejos habitacionales que hace el Estado en el municipio Sucre "no forman parte de la Misión Vivienda".

Por último, en 2010 el Estado debió entregar otros 680 apartamentos de 72 m2 en el complejo habitacional La Suiza de Petare. A la fecha ningún vecino vive en esa urbanización.