ESPACIO PUBLICITARIO
Inicio  >  Arte y Entretenimiento
El Universal como página de inicio  |  Agregar a favoritos  |  Ayuda

VIDAPROG
Por JOSÉ ANTONIO GÁMEZ ESCALONA


Suscribirse a este blog

Vasos sanguineos y neurogénesis

15.08.2015 12:14 PM
Existe una relación de interdependencia entre los sistemas vascular y nervioso, que comienza en los estadios tempranos del desarrollo y persiste durante toda la vida de los mamíferos. El proceso de neurogénesis implica la respuesta coordinada de ambos sistemas para mantener unos micro ambientes especializados (nichos), que marcan la medida de mantenimiento o regeneración según sea necesario. Un conocimiento de la naturaleza y regulación de este balance pondría la bases para el desarrollo de estrategias terapéuticas para tratar las principales afecciones y enfermedades del SNC, mediante el uso de células troncales. Los vasos sanguíneos son reconocidos como un componente preeminente de los nichos de células troncales, tanto en la SVZ como en la SGZ, ayudando a mantener las características multipotentes de los progenitores neuronales y de la glía. El compartimiento vascular dentro de los nichos de células troncales tiene la oportunidad única de regular no solamente por contacto directo a las células troncales y progenitoras y su modulación por factores paracrinos, sino que además tiene la capacidad de integrar señales sistémicas dentro del micro ambiente local mediante la distribución de factores solubles provenientes de la circulación sanguínea y de esta forma regular el comportamiento de los nichos de células troncales. La comprensión de los intrincados mecanismos en los que están implicados los vasos sanguíneos, ayudará a cubrir la brecha entre el laboratorio y la clínica para el desarrollo de terapias basadas en la regeneración del SNC (Goldberg & Hirschi, 2009). En los años recientes los investigadores han logrado identificar que muchos procesos celulares y de la biología del desarrollo, que incluyen el crecimiento y diferenciación de células β pancreáticas, proliferación de células troncales y sus progenitores, metástasis de células cancerígenas entre otros, ocurren en lo que se ha denominado "nichos vasculares". Sin embargo, hasta el momento se han identificado pocos mecanismos comunes que expliquen los efectos de dichos nichos. Parece necesario establecer una definición común de  ¿Qué se entiende por un nicho vascular? Un concepto propuesto desde el punto de vista estructural define al nicho vascular como aquel microambiente que es generado por células endoteliales o murales y que es capaz de afectar las células adyacentes. Este concepto no excluye la influencia en el nicho de células no vasculares.  (Nikolova, Strilic, & Lammert, 2006) En el caso del SNC se sabe que las células troncales residen en un nicho vascular y que son las células endoteliales las que producen factores solubles para estimular la auto renovación de estas células, inhiben su diferenciación e incrementan la producción neuronal. Queda en evidencia que las células endoteliales son un componente fundamental del nicho de las células troncales neurogénicas.  (Shen, et al., 2004) Angiogénesis y neurogénesis son procesos que están muy relacionados y coordinados en diferentes órganos y sistemas, de varias especies animales. (Louissaint, Jr , Rao, Leventhal, & Goldman, 2002) (Yang & Wechsler-Reya, 2007) (Calabrese, et al., 2007) Continuar leyendo

Señales de neurogénesis

09.08.2015 08:26 PM
Las citoquinas y quimioquinas son proteínas de secreción redundante (varias moléculas pueden ejercer la misma función), que poseen cometidos de crecimiento, activación y diferenciación, que regulan y determinan la naturaleza de la respuesta y el control inmune del tráfico y arreglo celular de los órganos del sistema inmunitario. Las Citoquinas determinan si se genera o no una respuesta inmunológica después de un ataque antigénico, y además qué tipo de respuesta se produce: citotóxica, humoral, mediada por células o alérgica. Se puede observar una cascada de respuestas a la expresión de una citoquina, y frecuentemente se necesitan muchas citoquinas para lograr una respuesta sinérgica óptima. Cada citoquina puede tener una función totalmente diferente dependiendo de la célula en que se origina, el blanco al que se dirige, y lo más importante, la fase de la repuesta inmunológica en que se presenta. Muchas citoquinas tienen potencial pro inflamatorio como anti inflamatorio. La actividad manifestada por la citoquina dependerá de la célula inmune que la produce y el estado de respuesta a la citoquina. Las citoquinas se pueden clasificar dependiendo del la célula que la genera: Fagocitos mononucleares, linfocitos-T, mediadoras de citotoxicidad, inmunidad humoral, inmunidad mediada por células y reacción alérgica, además de la respuesta inmunospresora (Borish & Steinke, 2003). Las citoquinas están virtualmente involucradas en cada paso de la respuesta inmune e inflamatoria: incluyendo la inmunidad innata, la presentación antigénica, diferenciación celular en la médula ósea, reclutamiento y activación celular, adhesión y expresión molecular. Aunque la principal función de las citoquinas está relacionada con los procesos inflamatorios e inmunes, existen un grupo de citoquinas relacionadas con los procesos de regeneración celular. Especialmente en el caso de la neuropoyesis hay un grupo de citoquinas especialmente involucradas en los procesos de auto renovación, división y diferenciación celular. Entre estas se encuentran: la interleukina 6 (IL-6), el factor inhibidor de leucopoyesis (LIF), y el factor neurotrófico ciliar (CNTF),entre otros (Bauer, 2009). Los factores de crecimiento de la clase EGF y FGFα también han mostrado su importancia en la neurogénesis. Las células aisladas de la SVZ han mostrado capacidad de formar neuroesferas que muestran actividad multipotente y capacidad de auto renovación  (Doetsch, Petreanu, Caille, Garcia-Verdugo, & Alvarez-Buylla, 2002). Continuar leyendo

Neurogénesis

06.08.2015 12:38 PM
La neurogénesis en los adultos fue descubierta relativamente hace poco tiempo (Altman, 1969). Aunque la teoría de la neurona ya alcanza casi un siglo (Ramón y Cajal, 1928), la regeneración del sistema nervioso central sigue siendo un área en investigación  (Seki, Sawamoto, Parent, & Alvarez‐Buylla, 2011) (Seki, Sawamoto, Parent, & Alvarez‐Buylla, Neurogenesis in the Adult Brain I, 2011). Para que el dogma de la neurogénesis en adultos se mantuviera vigente, fueron fundamentales los hallazgos en pájaros cantores hechos por Fernando Nottebohm y sus colaboradores en los años 80 del siglo pasado (Nottebohm, 2005). Sin embargo, el dogma no se establece definitivamente hasta las investigaciones de Reynolds y Weiss (Reynolds & Weiss, 1992). Los nichos de células troncales específicas para cada tejido, persisten a lo largo de la vida adulta de los mamíferos. (Scadden, 2006). El nicho de células troncales es una estructura funcional que está compuesta por células circundantes, células troncales específicas, una matriz extracelular, efectos paracrinos de factores de crecimiento y neurotransmisores, que ayudan a la plasticidad y homeostasis del tejido. Las células madre persisten en la vida adulta gracias a la especialización de sus nichos. Los hallazgos emergentes advierten de la complejidad de los nichos, y de la presencia de señales locales en micro dominios. Las células en estado de latencia pueden ser activadas no solo por señales difusibles, sino también por las características biofísicas, que incluyen las dinámicas de fluidos. Las células troncales neurales integran tanto los cambios locales como los sistémicos, reflejando el estado fisiológico del organismo. El intercambio de señales entre las células del nicho es muy dinámico, manteniendo una interacción durante la homeostasis, la regeneración y el envejecimiento celular (Silva-Vargas, Crouch, & Doetsch, 2013). En el cerebro de mamífero la diferenciación de las células troncales neurales producen múltiples linajes celulares incluyendo neuronas, astrocitos y oligodendrocitos. (Quiñones-Hinojosa, et al., 2006). Continuar leyendo

Universidad y rector

31.07.2015 07:44 AM
Es fácil y difícil a la vez escribir este post dedicado a quien hasta este curso académico fuera rector de la universidad Monteávila, el Dr. Joaquín Rodríguez Alonso. Ante la duda de si escribir o no para una persona a la que le puedo decir las cosas personalmente, opté por escribir este testimonio porque hay situaciones y personas que ameritan no sólo el reconocimiento privado, sino también el reconocimiento público de compañeros y amigos. Aunque me arriesgo a que el Dr. Rodríguez se moleste conmigo, igual me pareció honrado y justo escribir este sencillo testimonio. Además el agradecimiento que le debo al personaje, junto a la experiencia de que muchas veces dejamos pasar la oportunidad de manifestar a la gente buena, las cosas buenas, me confirman en la voluntad de manifestar mi agradecimiento al amigo. Manifestar las cosas buenas a la gente buena, aunque los que lo hagamos no lo seamos tanto. Seguramente como otros tantos rectores de universidades venezolanas, que han tenido que bregar con las dificultades durante estos tres lustros, Joaquín debe pensar que sólo ha cumplido con su deber. Aunque vale la pena recordar que se puede cumplir con el deber de muchas maneras, no cabe duda de que los que hemos tenido la oportunidad trabajar en las universidades durante este tiempo, hemos tenido ejemplos edificantes. Continuar leyendo

El Universal no se hace solidario de las opiniones emitidas por sus usuarios.
Ver reglamento de Blogs de eluniversal.com



fotter clasificadoseluniversal.com Estampas