ESPACIO PUBLICITARIO
Inicio  >  Blogs >  ¡Libertad y vida! > Noticias
El Universal como página de inicio  |  Agregar a favoritos  |  Ayuda

¡LIBERTAD Y VIDA!
Por ZOE VALDÉS


Compartir

El semen francés y la mala leche castrista

05.12.2012
01:08 PM


Según acabo de leer en un artículo de Le Figaro que, a su vez comenta otro artículo de Human Reproduction, sobre una importante encuesta que se acaba de hacer en Francia, la calidad del semen francés ha disminuido durante los últimos 17 años. Acudieron para esta encuesta a unos 26. 000 hombres. Yo no creo mucho en las encuestas, pero cuando el río suena es porque más piedras que agua trae.

El caso es que al parecer, a los franceses, el semen se les hace cuadritos o grumos, y los espermatozoides andan por ahí, de vagos, medio adormilados y dirigiéndose como zombies a todas partes menos a donde tendrían que hacerlo. De modo que, contrario al queso francés, que mientras más espeso y más grumoso durante su preparación, mejor y más sabroso será el producto final, el semen francés está en baja, cotiza blando y soso.

Ayer me entretuve leyendo ese artículo sobre los franceses y su esperma cual mermelada -dirán ahora para darle un tono refinado a la cosa- con la intención de olvidarme de la mala leche castrista, que es peor que la liviandad del retrasado semen galo. Porque la mala leche castrista no se puede atajar a tiempo, ni con encuestas ni con nada; y cuando ya su malignidad amarga se ha descubierto casi siempre es demasiado tarde. Es como una plaga mortal.

La mala leche castrista ha calado y ha goteado ya por todos lados. Los venezolanos saben de lo que hablo, pues la están padeciendo desde hace veinte años. Los cubanos más de cincuenta y tres.

Esa mala leche ha ido fermentándose desde hace casi dos décadas, y ha creado también una especie de plan o proyecto natoso, conformado por delegaciones de cuadros que introducidas en el campo de la literatura y el arte, más específicamente en las editoriales y galerías del mundo libre, intentan vender los productos del castrismo. Esos productos cosechados dentro de Cuba, con un sello de identidad castrista, aunque en la actualidad ese sello -bastante censor y restringido, por cierto- abarcaría algunas obras autorizadas y contestatarias.

Ustedes me dirán que eso de obras "autorizadas y contestarías" no lo entiende ni Dios. Pues bien, no son más que obras pertenecientes a aquellos "artistas y escritores", muy bichos ellos, que siguen en Cuba lamiéndola las botas a los Castro, tratando de salvar Aquella Basura, a los que se les ha autorizado desde arriba a ser un poco (un poco nada más) contestatarios, tirándole caca a la burocracia cubana, sin embargo defendiendo invariablemente a los dos viejos dictadores, y disparándole contra lo que ellos llaman "bloqueo" norteamericano.

Peores son los comisarios de exposiciones creados por el castrismo, y hasta los editores del castrismo, que se han ido colando en galerías, museos y editoriales extranjeras. A esos especímenes se les ha dado la tarea de vender el patrimonio cultural e histórico cubano al mejor postor, y además, de inventar "genios" de la literatura y el arte donde no existen. Su campo de acción va desde Nueva York a Paris (¿de qué bloqueo me hablan entonces?), desde Berlín a Londres, siempre a la caza de las fortunas y de los millonarios más adecuados para tumbar. Son verdaderos profesionales del "tumbe", que más que haciendo verdaderamente una obra de curadores y de editores, se han convertidos en los intermediarios pacotilleros del régimen. Aunque a ellos, insisto, no les interesa la pacotilla, no, qué va, ellos son van al duro y sin guante, a muelear con las cifras gordas. Son los camajanes de siempre, con la ventaja de que ahora se hacen llamar "el galerista nuevo", el "editor nuevo", con su leche agria moviéndose (no tan zombies, atormentados y existencialistas como los espermatozoides franceses) hacia donde los envíe la tiranía. Porque todo lo de Cuba ahora lleva detrás la palabra "nuevo".

De manera que la guerra ya no es en Angola ni en otra parte del mundo donde las tropas cubanas lleven la orden de invadir. Ahora la guerra, con la complicidad de Barack Obama, y de tantos otros que ya conocemos, se libra en el mismísimo corazón del mundo libre, y en el ambiente artístico. Los internacionalistas castristas, con su mala leche, con su leche podrida, por supuesto, andan queriendo destruir las carreras de los artistas exiliados cubanos a favor de los representantes del castrismo, quienes para colmo, no hacen más que plagiar al descaro la obra de esos mismos exiliados a los que tratan de ningunear y de desaparecer del mercado y de los diccionarios. Idéntico a lo que hicieron en Cuba, pero ahora a escala mundial. ¿Y para dónde entonces tendremos que exiliarnos los que no lo aceptamos en Cuba ni lo aceptaremos fuera?



¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

El Universal no se hace solidario de las opiniones emitidas por sus usuarios.
Ver reglamento de Blogs de eluniversal.com



Zoe Valdés



La Habana, Cuba. Exiliada en Francia. Escritora y artista reconocida mundialmente. Doctor Honoris Causa de la Universidad de Valenciennes en Francia. Chévalier des Arts et des Lettres, France. Grande Médaille de Vermeil de la Ciudad de París.




Para los usuarios

  • Glosario
  1. BLOG. También llamado bitácora, es un sitio web periódicamente actualizado que recopila cronológicamente textos de uno o varios autores donde el más reciente aparece primero, con un uso o temática particular, siempre conservando el autor la libertad de dejar publicado lo que crea pertinente. Existen blogs personales, periodísticos, empresariales, etc.
    BLOGUERO. Autor de publicaciones para formato de blog.
    BLOGOSFERA. Conjunto de blogs agrupados por algún criterio específico (localización, temática, idioma). El término fue acuñado en 2002 por William Quick. (Fuente: www.wikipedia.org).