sábado 10 de noviembre de 2012  12:43 PM
Así hay que hacer, caerle a palos al contrario y no darle oportunidad de respuesta.

Así sucedió el viernes en Barquisimeto ante los Cardenales, donde la ofensiva de los Superleones se desbordó y el pitcheo de relevo funcionó en buena medida.

Por supuesto que hay que destacar la labor de Jhoulys Chacín, quien a pesar de no estar en su mejor día, supo sortear situaciones de apremio. Jhoulys ha demostrado en su actuación en Venezuela que los Rockies de Colorado tienen razón en conceptuarlo como uno de los pilares del pitcheo abridor de los rocallosos.

Si bien a Jhoulys le han conectado 23 inatrapables en 22 innings y un tercio, no le han bateado jonrones, y en sus cuatro aperturas se ha llevado dos victorias. Nada mal, sin duda.

Por otro lado es destacable la reaparición de Orber Moreno, quien sacó un inning por la vía rápida ante los crepusculares, dejando un grato sabor en el ambiente, sobre todo en un área neurálgica como lo es el relevo caraquista.

En cuanto a la ofensiva, los estadounidenses Brandon Barnes y Henry Wrigley siguen rindiendo dividendos, lo mismo que el careta Jean Carlos Boscán, quien fue contratado por el Caracas por sus innegables dotes defensivas y ha resultado un baluarte a la hora de esgrimir el bate, afianzándose como el quinto mejor hiteador de los Superleones en la campaña.

Todavía esperamos los leonáticos por el despertar ofensivo de Marwin González, quien hasta los juegos del viernes no había inaugurado la casilla de imparables, pero es cuestión de tiempo para que el grandeliga de los Astros de Houston se presente y diga: ¡Aquí estoy!

En todo caso mis siderales panas caraquistas, seguimos en la pelea y ahora es cuando. Mientras el relevo funcione tengan la seguridad de que el equipo estará disputando puestos de vanguardia.

Por lo pronto se presentó Frank Kremblas y puso a todo el mundo a correr con jugadas agresivas. Algunas saldrán bien y otras no tanto, pero lo importante es mantener al rival en jaque, a la defensiva, pensando en "qué se le ocurrirá a este loco". Así es que se gana, y no lo olviden ¡Caraquistas Forever!