Inicio /

background

42 kilómetros

Secuestran a corredora en San Bernardino

ERNESTO LINZALATA El Universal

12 de marzo de 2016 03:01 PM

PARA COMPARTIR

Secuestran a corredora en San Bernardino

Terrible. A media mañana de este sàbado, luego de mi entrenamiento en camino al maratòn CAF, leo un mensaje que Tatiana Bocangel me habìa hecho llegar donde se referìa al secuestro de una corredora hoy en San Bernardino. Terrible porque lamentablemente el secuestro se ha convertido en un flagelo que agobia a nuestra sociedad, terrible porque le ocurre a una mujer que habìa salido de su casa a ejercitarse, que a lo mejor al igual que a tù està inscrita para CAF, y terrible tambièn porque ocurre en una ruta que es asidua para los corredores.

Cuenta Tatiana Bocangel, quien habìa ido con unos amigos temprano al cortafuego, que al bajar estaba una joven bajando de su camioneta blanca y le preguntó si se podía subir, pues recuerden que el acceso al Àvila està muy restringido por la sequìa. Acto seguido llegaron dos chicos muy jóvenes como de unos 18 años y sacaron pistolas y le pedían algo.

"La verdad es que salí corriendo hacia el hotel Avila. A un hombre que venía en una camioneta le gritè que estaban robando a una mujer y se paró. Tocaba la corneta como para ahuyentar a los ladrones. Pude ver que llegaron dos más y al final secuestraron a la chica. Después busqué mi carro y subí a ver si la habían dejado tirada pero el señor de los jugos me dijo que se la habìan llevado. Lleguè hasta la salida a la Cota Mil donde hay una estación de policías y les contè lo que había pasado", señalò Tatiana.

Desconozco si para este momento la colega corredora ha aparecido. Ojalà asì sea y estè bien. Lo que sì està claro es que cada vez màs las posibilidades de ejercitarse en la calle o en espacios pùblicos està màs complicado. Y sin duda el acceso hacia el cortafuego por San Bernardino se ha convertido en una guillotina. Sè de muchas historias de robos en ese tramo entre el Hotel Avila y la entrada de San Bernardino (Loma del Viento). Personalmente en diciembre estuve muy cerca de ser agredido cuando tres personas en una moto intentaron golpearme con un casco cuando estaba a punto de cruzar la calle para comenzar mi ascenso. Creo que es necesario que estemos muy alerta cuando salgamos a correr. Es imprescindible que lo hagamos en grupo y mientras pueda hacerse dentro de espacios custodiados y vigilados, mejor todavìa.

Dios quiera que la corredora secuestrada ya estè en su casa.

Twitter: @42kilometros