Compartir

Dinamarca celebra el bicentenario de Kierkegaard

Conferencias, seminarios, exposiciones y ensayos recordarán al filósofo, padre del existencialismo.

imageRotate
Kierkegaard, autor de obras como "Diario de un seductor" y "Temor y temblor"
EL UNIVERSAL
sábado 4 de mayo de 2013  11:19 AM
Copenhague.- Dinamarca celebra a partir de mañana el bicentenario del nacimiento del filósofo S ren Kierkegaard, considerado uno de los padres del existencialismo y una de las figuras más reconocidas internacionalmente de este país nórdico.

Conferencias, seminarios, exposiciones y ensayos recordarán al filósofo, cuya obra completa ha sido reeditada por el centro de investigación adscrito a la Universidad de Copenhague que lleva su nombre y que este año ha publicado los dos últimos tomos de un total de 55, culminando una labor de más de una década.

Aunque desde inicios de año ha habido iniciativas vinculadas a la figura del filósofo (Copenhague, 1813-1855), el programa oficial comenzará mañana, coincidiendo con el aniversario de su nacimiento, y finalizará el 11 de noviembre, fecha de su muerte.

Un oficio religioso en la catedral de Copenhague, que será oficiado por el obispo Peter Skov-Jakobsen y al que acudirá la reina Margarita II, marcará el inicio de las actividades en recuerdo del pensador y teólogo, que aunque de formación cristiana, fue muy crítico con la Iglesia Luterana danesa como institución.

El Museo de Copenhague inaugurará una muestra que pretende reflexionar sobre la esencia del amor a partir de objetos y pensamientos relacionados con el autor de obras como "Diario de un seductor" (Forf rerens Dagbog) y "Temor y temblor" (Frygt og B ven).

Y al día siguiente, el Centro de Investigación S ren Kierkegaard abrirá un congreso internacional en el que personalidades como la escritora estadounidense Siri Hustvedt y el filósofo italiano Gianni Vattimo discutirán sobre la actualidad de su obra.

"El Kierkegaard original" es el nombre de otra exposición abierta hace una semana en la Biblioteca Real de Copenhague, que intenta abordar el proceso creativo del filósofo danés.

Tomando el nombre de una de sus obras más conocidas, "O lo uno o lo otro" (Enten-Eller), la Nikolaj Kunsthall, una prestigiosa sala de la capital danesa, ha montado una muestra de artistas escandinavos y de otros países que tiene su punto de partida en dos conceptos esenciales en la obra del filósofo: ética y estética.

Y también habrá congresos y seminarios en países de varios continentes, desde Alemania y Francia a China, EE.UU. o Brasil para recordar a un pensador cuyas ideas sobre la responsabilidad del individuo, sobre su existencia, la angustia y la desesperación hacen que se le considere predecesor de filósofos como Heidegger o Sartre.

Gran admirador de Kierkegaard fue el escritor y pensador español Miguel de Unamuno, que lo tradujo directamente del danés, idioma que se dice aprendió sólo para leer al filósofo.

Las autoridades danesas han destinado para celebrar la efeméride algo más de 2 millones de coronas (unos 270.000 euros, unos 354.700 dólares), cantidad que contrasta con los 230 millones (31 millones de euros, 40 millones de dólares) que se gastaron en 2005, contando con el apoyo privado, para festejar el bicentenario de su compatriota Hans Christian Andersen.

La complejidad de la obra de Kierkegaard y las dificultades de comprensión que generan algunos de sus textos frente a la accesibilidad de un escritor de cuentos infantiles como Andersen es uno de los argumentos a los que más se ha recurrido para explicar la diferencia en el trato, además de la crisis económica.

Pero eso no ha evitado que algunos representantes del mundo de la cultura danesa hayan calificado la inversión en Kierkegaard de escandalosa por baja.

El derroche del aniversario de Andersen, muy criticado a posteriori, culminó en un "show" televisivo en el estadio nacional de fútbol, en el que se gastaron millones en elaborar un programa absurdo que mezclaba a Tina Turner, Jean Michael Jarre y Olivia Newton-John para supuestamente ensalzar al escritor.

Ocho años después, en Kierkegaard no se gastará ni la centésima parte, la aportación privada será muy modesta y proyectos como inscribir citas del filósofo en las aceras de varios puntos de Copenhague o una aplicación para teléfonos móviles con toda su obra han tenido que ser aparcados por la falta de financiación.
Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar