"La vida sigue": un amor que vence cinco años de coma

Venevisión Plus sustituye "Avenida Brasil" con novela de Globo

imageRotate
| 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 |
Contenido relacionado
SIMÓN VILLAMIZAR |  EL UNIVERSAL
viernes 3 de enero de 2014  12:00 AM
Fenómenos de audiencia como la telenovela brasileña Avenida Brasil -que obligó incluso a la Presidente Dilma Rousseff a suspender un acto público para no perderse la transmisión del capítulo final-, son pocos. Pero el canal por suscripción Venevisión Plus planea mantener la audiencia que cautivó gracias a las maldades de la villana Carminha con el estreno en los próximos días de otra telenovela de la red Globo: La vida sigue (A vida da gente, en portugués).

Escrita por la actriz brasileña, productora, directora y guionista Lícia Manzo, La vida sigue narra la trágica historia de Ana. O en términos de melodrama: la de dos hermanas enamoradas de Rodrigo, el hijo de su padrastro, y de un accidente que pone de cabeza la vida a los tres.

Todo comienza con una premonición. Ina, la abuela de Ana y Manuela, tiene una horrible pesadilla: sus nietas luchan por no ahogarse en lo profundo del mar, pero una de ellas no lo logra y muere. Apenas un augurio de la tragedia que los adictos a las telenovelas brasileñas seguramente verán con los ojos llorosos en la segunda etapa de la trama.

Porque La vida sigue bien puede dividirse en dos partes. En la primera, la de Ana -interpretada por la actriz Fernanda Vasconcellos, la misma de Tiempos modernos y Páginas de la vida- parece ser la historia de una triunfadora.

Tenista de profesión, está a punto de convertirse en campeona mundial. Pero siente que su madre la trata como una máquina de golpear pelotas contra la adversaria.

Mientras que la de Manuela -encarnada por Marjorie Estiano- es en cambio la historia de la oveja negra. La que se mantiene a la sombra. La que intenta esconder su cojera. Y la que no aparece en los portarretratos de familia porque su imagen ha sido sustituida por la de la Ana en el campo de juego.

Ambas son criadas junto a Rodrigo -rol a cargo del actor Rafael Cardoso-, su hermanastro, quien se enamora de Ana, y con quien engendra un hijo.

Sólo que el destino tiene distintos planes para ellos. Tras sufrir un accidente de tránsito, Ana cae en coma y la vida continuará irremediablemente para sus seres más cercanos. Hasta que despierta cinco años más tarde y se entera de que su hermana ha hecho una vida con Rodrigo y su propia hija.

¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
 
Cerrar
Abrir