Aladar Temeshy: "La poesía es un respiro"

El poeta húngaro publicó el libro "Entre paredes y media luna".

imageRotate
El escritor de origen europeo ya tiene más de 10 obras en su bibliografía (Archivo)
DANIEL FERMÍN |  EL UNIVERSAL
lunes 23 de diciembre de 2013  08:04 AM
Aladar Temeshy (Budapest, 1925) percibe la poesía como uno de los múltiples oficios que tiene.

El arquitecto húngaro, que vivió más de 60 años en Venezuela, publicó un nuevo poemario: Entre paredes y media luna, que ha sido editado por la firma Bid&co.

El autor escribe versos que surgen de su experiencia. De sus lecturas, de sus andanzas. "Uno no puede separar la vida intelectual de la vida diaria. La cotidianidad te acompaña incluso en la poesía misma", dijo el escritor europeo, que lleva seis años residenciado en Texas (Estados Unidos).

Temeshy no espera nada del lector que se acerca a su obra. Si acaso, que lo olvide rápido. "Uno trata de comunicarse, de decirle algo al mundo, a algunos seres especiales que están cerca de ti (...). Yo sólo quiero expresar lo que hay dentro de mí. Desnudarme. Decir: aquí hay un ser miserable", agregó el autor del libro de cuentos Papeles en el viento (2011).

Como el aire

Un escritor no puede escribir poesía cada día del año. Eso llega por ráfagas, por momentos. Temeshy va a la narrativa mientras espera que surjan los versos que le den forma al poema. "Yo escribo relatos más extensos que me dan la oportunidad de expresar algo distinto. La poesía es un respiro", dijo el también autor de Estrellas fugaces en las esquinas del mundo (2006) y El libro de las decepciones (editado en 2008 por el sello Diosa Blanca).

Aladar Temeshy ya tiene más de diez libros publicados. De ensayos sobre pintura, urbanismo, de cuentos, de poesía. A pesar de su profesión de arquitecto, que ya dejó de ejercer, el escritor húngaro siempre sintió afición por la literatura.

"Yo quería ser escritor desde muchacho, desde la infancia, pero presiones familiares me empujaron hacia la arquitectura. Ese es mi campo de felicidad tanto como la escritura misma", concluyó el propio narrador, que a la distancia ve que Venezuela tiene muchos problemas que no se resolverán a corto plazo.

Aladar Temeshy encuentra una especie de refugio en la poesía.

dfermin@eluniversal.com

¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
 
Cerrar
Abrir