Javier Valcárcel: "No me ha tocado vengarme de nadie"

"Yo creo que cada quien tiene una historia escrita (...). Cada quien tiene un proceso diferente" "No vine a Estados Unidos pensando: 'Ay, voy a ver si hago una novela allá para que me tomen en cuenta en Venezuela'", manifiesta el actor.

imageRotate
Al terminar "Santa diabla", el actor se dedicará al teatro (Cortesía Francisco Fernández)
YOLIMER OBELMEJÍAS |  EL UNIVERSAL
viernes 20 de diciembre de 2013  07:44 AM
La afición de Javier Valcárcel por las series de detectives le allanaron el camino para que pudiera interpretar de la manera más creíble posible su papel de Francisco "Pancho" Robledo, un noble y eficiente asistente del departamento de policía en la producción de Telemundo, Santa diabla, que transmite Televen a las 10:00 pm. Amén del estudio e investigación que el actor venezolano llevó a cabo para encarnarlo, tal y como se lo describió José Ignacio Valenzuela, escritor de la trama.

-¿Cómo toma la decisión de irse a Estados Unidos?

-No fue fácil tomar la decisión porque uno deja muchas cosas atrás, pero bueno, me vine para acá y fueron dos años tratando de entrar en este mercado. No vine contratado como otras personas. No. Yo me instalé aquí primero, trabajé en otras cosas, en fotografía y audicioné varias veces. Esta no fue mi primera audición en Telemundo ni en Venevisión, audicioné en todas partes y en la séptima audición que hice fue en la que quedé. Dios siempre provee y me pone en el sitio en el que debo estar.

-¿Cómo fue su incursión en la fotografía?

-Los últimos dos años que estuve en Venezuela no trabajé en televisión, se puso un poco difícil. La última novela que hice fue Un esposo para Estela (2009) en Venevisión y luego de eso, el país por un lado, tantos actores desempleados. La crisis nos afectó a todos. Desde el principio, yo había entendido la fotografía como un hobbie, luego se convirtió en un modo de vivir y me encanta, me apasiona mucho, pero mi primer mi amor es la actuación y nunca la voy a dejar.

-¿Cómo define a Francisco "Pancho" Robledo?

-La mejor definición me la dio el escritor el primer día que me reuní con él. Pancho es un ser de luz, es un ser noble, es un ser justiciero, un ser humano que no tiene malicia, pero sí la capta en los demás porque es policía, es investigador, es un ser muy inteligente, o sea, todo lo bueno que tú puedas ver en una persona, ése es Pancho Robledo. Él no tiene un lado oscuro, simplemente, es un ser humano que no le hace daño a los demás.

-¿Cuál es el reto más difícil al que se enfrentó para interpretar este personaje?

-Yo nunca había interpretado a un policía, el entrenamiento, cómo manejar un arma, esa postura que tienen los policías. Tuve que observar muchísimo, es mi primer papel en el cual la profesión tiene que verse en todos los momentos de su vida: cómo habla con su papá, cómo habla con su hermana, cómo sale a la calle, cómo sube, cómo camina, cómo se comporta porque generalmente eran procesos internos. Aquí tuve que ir desde afuera hacia adentro. Ésa fue la diferencia con este personaje de Pancho.

-¿Es fanático de series de detectives? ¿Cuáles son sus preferidas?

-Sí. CSI y Law & Order me encantan. Me fascinan y tomé un poquito de cada uno de sus personajes principales para componer a Pancho.

-Santa diabla es una historia de amor, pero también de venganza. En una situación como la de Santa, ¿justifica tomar la justicia por sus manos?

-Yo creo que tendría que estar en el lugar de ella, en lo que le pasó a ese personaje para ver si reaccionaría igual, porque lo dijo Shakespeare: "Sabemos quiénes somos, pero no sabemos quiénes podemos ser".

-¿De quién se vengaría Javier Valcárcel? ¿Se vengaría?

-Ay no, eso es mucho trabajo (risas). Como dicen en italiano: "La vendetta è un piatto che si mangia freddo" (la venganza es un plato que se come frío). Yo creo que lo que uno hace aquí, aquí se paga y lo he visto, pero la verdad es que hasta ahora no me ha tocado vengarme de nadie en mis 43 años. No, no ando en ésa. Además, tengo mucho trabajo. Eso requiere mucha energía y te haces daño también.

-¿Cree que para que valoren a algunos actores en sus países de origen deben triunfar afuera?

-No, para nada. En mi caso, yo no vine a Estados Unidos pensando: "Ay, voy a ver si hago una novela allá para que me tomen en cuenta en Venezuela", porque tengo mucho que agradecerle a mi país y mi carrera. Durante 20 años la hice en Venezuela, nunca fue afuera y siempre me fue muy bien. Yo creo que cada quien tiene una historia escrita y esa historia se cumple y cada quien tiene un proceso diferente.

-¿Va a seguir trabajando con Telemundo? ¿Firmó contrato?

-No, yo solo estoy en esta novela y después no sé qué va a pasar.

-¿Ya culminaron las grabaciones en Estados Unidos?

-Sí, culminamos las grabaciones este sábado. Fue un equipo maravilloso, comenzando por nuestra Gaby Espino, en el mejor papel de su carrera, más grande, más profesional, más actriz, más todo. Carlos Ponce, Aarón Díaz, Ximena Duque, Wanda D' Isidoro, Beatriz Valdés, Gledys Ibarra, Eduardo Orozco. Todos juntos hasta el final. Todo chévere.

-¿Quiere incursionar en el teatro en Miami?

-Sí, de hecho, me propusieron una obra, pero tuve que decir que no porque la producción aquí te exige mucho, no iba a tener tiempo de ensayar y mi principal compromiso era con Telemundo. Ahora que terminamos, tengo otra propuesta para hacer teatro.

¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
 
Cerrar
Abrir