Compartir

La feria del libro cerró sus puertas

El evento mostró más variedad que en ediciones anteriores.

imageRotate
La programación del festival estuvo dedicada a la literatura infantil (Fotos Edsaú Olivares)
| 1 | 2 | 3 |
Contenido relacionado
DANIEL FERMÍN |  EL UNIVERSAL
lunes 5 de agosto de 2013  08:42 AM
La Feria del Libro de Caracas terminó ayer su cuarta edición. El evento literario, que se realizó entre la Plaza de los Museos y el Parque Los Caobos, dejó un consenso casi generalizado: hubo una mejoría si se compara con las versiones anteriores. Más expositores, más libros, mayor programación.

La jornada de clausura tuvo a lo niños como protagonistas. De un lado, Maickel Melamed presentaba su libro infantil El sueño y el vuelo, que fue publicado por la editorial Planeta. Del otro, el circo ofrecía las últimas funciones gratuitas de un evento que, a ratos, parecía diluir la propaganda política que predomina en los festivales que organiza el Gobierno.

Eso sí, los libros de tendencia de izquierda no faltaron (hasta la sala principal tenía por nombre Hugo Chávez). Tampoco la editoriales estatales como Fundarte o Monte Ávila, que volvieron a estar entre las más buscadas del público. "La colección infantil El dinosaurio azul fue todo un éxito. También la biografía de Engels. En ventas nos fue muy bien", dijo Kelvin Malavé, de los encargados del stand de Fundarte, que bautizó 17 títulos.

Hubo varios expositores que participaron por primera vez. Contrabandos, de España, y Txalaparte, del País Vasco, le dieron el toque internacional. Ambos ofrecían textos, más que todo, de temáticas políticas. "A mí me parece hasta más grande que la Feria Internacional del Libro de Venezuela. No dudaríamos en regresar", dijo Alfonso Serrano, de la asociación Contrabandos.

La Fundación Empresas Polar también fue otro de los que se sumó a la lista de participantes. Llevó dos de sus últimas novedades del catálogo editorial: Caracas en varios tiempos, miradas y reconstrucciones de la ciudad y el nuevo número de la revista para niños EsCiencia. Aunque sus ventas fueron regulares, la experiencia sirvió para dar a conocer títulos.

A Walter Rodríguez le fue algo mejor que el año pasado. El encargado de librería Lectura celebró el crecimiento que tuvo la feria en su versión 2013. "Al haber 30 expositores más que en 2012 hubo más variedad, expositores que uno no se imaginaba que iban a estar", indicó el librero que suele estar presente en estos eventos.

Lo que se volvió a echar en falta en la feria fueron más bautizos de editoriales privadas. "Nosotros lamentamos que ellas se eximan de traer novedades y de participar con autores en la programación", había dicho Freddy Ñáñez, presidente de Fundarte, días atrás. La tarea pendiente de una feria que, de a poco, crece.

dfermin@eluniversal.com

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (2)
páginas:
1 |
Por luis fernandez
05.08.2013
9:52 PM
participe en esta feria y realmente una de las mejores mucha variedad lo unico que debo criticar fue la venta de licor en la misma de resto todo estuvo fenomenal aun le faltan algunos detalles para equipararse con la filven pero creo que ambos organizadores deben aprender de cada uno para hacer la feria perfecta
 
Por liliana parra
05.08.2013
3:00 PM
Esta es la feria más bonita que se ha realizado. Y podemos aplaudir muchos aciertos: se resolvió el problema del espacio con stand de un sólo lado, y suficiente lugar para caminar, pararse, mirar, hablar, etc y todo lo que se hace en una feria del libro. Había varios sitos donde tomarse un café, o comer algo, en varios puntos del recorrido. Las actividades paralelas se desarrollaban en puntos distantes, por lo que no se entorpecían entre sí. Hubo variedad de espectáculos, y variedad de ofertas. Aunque....me parece que siguen faltando editoriales latinoamericanas. El mercosur, la unasur o cualquier organización sólo es posible con la integración cultural. Tampoco entiendo cómo una editorial o una distribuidora de libros hace un boicot comercial de un producto cultural, por razones políticas. En otras palabras, como no les gusta el gobierno, se autocensuran y nos limitan, nos restringen la libertad de elegir qué podemos leer....Esa lección todavía no la han aprendido algunos
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar