Compartir

Hellen Keller contra las sombras

"Las cosas más hermosas" estrena mañana en el Espacio Plural.

imageRotate
"Las cosas más hermosas" estará en el Espacio Plural hasta septiembre
| 1 | 2 | 3 |
Contenido relacionado
ÁNGEL RICARDO GÓMEZ |  EL UNIVERSAL
jueves 18 de julio de 2013  08:33 AM
A varios creadores se les ha hecho agua la boca ante una historia tan jugosa como la de Hellen Keller (1880-1968), quien a los 19 meses de edad queda ciega, sorda y muda, y con tales condiciones llega a graduarse con honores en la Universidad de Radcliffe (1904), es activista política y social, escribe libros y recibe la Medalla de la Libertad, el más alto honor que confiere el Ejecutivo Norteamericano a un civil.

William Gibson escribió una obra de teatro y luego una adaptación para el cine que sería dirigida por Arthur Penn. El milagro de Annie Sullivan (The miracle worker) de 1962, contó incluso con la colaboración de la propia Hellen Keller para el guión. Recibió el Óscar de la Academia por los trabajos de sus protagonistas, Anne Bancroft y la niña Patty Duke.

La hacedora de milagros (2000) dirigida por Nadia Tass, también aborda la historia de la niña y su institutriz, Annie Sullivan.

En Venezuela dos creadores también sucumbieron ante la fascinante vida de Hellen Keller: Orlando Arocha (Teatro del Contrajuego) y Diana Volpe (Hebú Teatro), quienes juntan sus talentos para llevar a escena Las cosas más hermosas, basada en el guión de Gibson.

Que no se sorprenda el público si de pronto se topan en la sala Plural de Trasnocho con una Diana Volpe o una Haydée Faverola, como unas más de la audiencia. Ellas invitan a seguir un relato sencillo pero con mucha sustancia, una historia de vida llamada a inspirar a los demás.

Una vez que inicia la pieza no hay más contacto con la audiencia sino hasta el final cuando los actores además de contar lo que pasó con la vida de aquella niña, agradecen por la atención prestada.

La obra es solo una anécdota en la vida de aquella pequeña, interpretada admirablemente por la niña Ana Karina Castro, quien parece que nació para actuar. "La obra se desarrolla por 1880, al sur de Estados Unidos. La familia Keller estaba desesperada con esta niña. Ella nació normal pero al año y medio le dio lo que nosotros suponemos debe haber sido meningitis entonces quedó ciega, sorda y muda. Los Keller, una familia acomodada, la criaron para que hiciera lo que le diera la gana y ella se vuelve como un animalito, comía con las manos, era súper malcriada... Cuando a los 8 años la situación se hace incontrolable, deciden enviarla a una escuela de deficientes mentales, pero finalmente llaman a una escuela en Boston, la del doctor Perkins, quien les envía a la institutriz Annie Sullivan".

La dura y decidida profesional llega con la clara intención de acabar con el libertinaje de la niña y enseñarle herramientas para comunicarse, y es allí cuando se libra una verdadera batalla campal entre ambas.

El extenso relato de Willian Gibson fue adaptado por Orlando Arocha, quien ha procurado una puesta en escena que hace honor al título, de minimalismo y sencillez. Este se quedó solo con los personajes fundamentales: padre y madre, la niña, su hermano, una tía, la institutriz y el doctor, y el fondo de un relato que es un llamado a la esperanza, a la perseverancia, y, otra vez, a ir a la esencia de las cosas. La música en vivo aporta tensión en algunas escenas y genera atmósferas.

"Creo que lo que nos motiva a montar esta obra en este momento es que casi todos hemos perdido la esperanza. Una amiga mía que vino hace poco al país me dijo que nota mucha desesperanza con respecto a abril cuando muchos estaban convencidos del cambio. Pero si una persona con ese impedimento lo hizo, tú también; si te empeñas, lo logras. Además, después de Macbeth que es un puño en el estómago, esta es una obra más bonita", confiesa Diana Volpe.

¿Es un texto de autoayuda?, "No lo había pensado así, pero si te hace entender que sí se puede, sí lo es, ¿por qué no?. Hellen Keller escribe en sus memorias, 'Las cosas más hermosas no se pueden ver ni tocar, sino sentir con el corazón', y de allí el título de la obra".

La obra estrena mañana a las 9:00 pm en el Espacio Plural de Trasnocho Cultural.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar