Compartir

El artista Luis Roldán expone en Nueva York

"Ventilación mecánica" inaugura hoy en la Galería Faría + Fábregas.

imageRotate
La muestra del artista visual colombiano clausurará el 16 de junio CORTESÍA GALERÍA FARÍA + FÁBREGAS
JESSICA MORÓN |  EL UNIVERSAL
jueves 9 de mayo de 2013  08:03 AM
Luis Roldán demuestra que no se pone límites cuando afirma que "hay que mirar el arte de otras maneras, no solamente se trata de lo que está representado en una obra, sino de cada uno de los elementos que la componen", cuenta el artista colombiano que inaugura hoy su tercera exposición en la ciudad de Nueva York, que recoge una muestra de sus más recientes trabajos.

Al igual que en 2010 -cuando sus piezas tomaron la galería Faría + Fábregas en Caracas y compartieron la sala con el pintor mexicano Martín Ramírez-, esta nueva muestra titulada Ventilación mecánica incorpora la participación del fallecido artista gráfico brasileño Willys de Castro, que unido en tiempo y espacio al creador neoganadino constituye "la transformación no solo de objetos sino también de metologías artísticas", señala el curador Juan Ledezma.

Roldán y Castro tienen un interés común. "Ambos trabajamos con la abstracción", confiesa el ganador del Premio Nacional de Artes Visuales colombiano, quien desarrolló sus estudios en Historia del Arte en la École du Louvre en París.

Desde Bogotá y Nueva york -ciudades entre las que turna su residencia-, Roldán trabajasus obras, elaboradas a partir de materiales de desecho (papel, cartón y pedazos de madera).

En la pieza Wash and wear emplea unas bolas construidas con la pelusa que se desprende del ciclo de una secadora, colocadas aleatoriamente sobre una mesa que simula un tablero de ajedrez metálico. Numerales también se integra a la muestra al exhibir una colección de tickets de estacionamiento agrupados en cuadros que se apoderan de una pared completa. Es así como el también ganador del Premio Luis Caballero de Colombia, "libera los materiales de su propio confinamiento físico y los dota de características personificadas", explica Ledezma.

Al preocuparse no solo por la forma sino por la colocaci ón de la obra y su juego con el espacio, Roldán hace énfasis en que "las ideas caben dentro de un espacio sin que exista una connotación de si es buena o mala, es una idea y está allí".

De Castro, como figura central del Neoconcentrismo, trasladó su gusto por el cine, la música y la literatura al lienzo, donde plasma su gusto por la poesía, un aspecto que Roldán aprovechó para asociarlo a su obra La pared. "Mientras él toma las palabras, yo las utilizo como un residuo para crear nuevas formas e ideas", afirma el también arquitecto colombiano.

"Roldán y De Castro tienen la oportunidad de interactuar, y darse mutuamente una nueva vida", concluyó Ledezma.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar