Compartir

Tres pesos pesados del cine engalanan la Berlinale

Juliette Binoche, Steven Soderbergh y Jafar Panahi estelarizan la jornada

imageRotate
Un grupo de personas realizó a las puertas del palacio del festival una protesta a favor de Panahi EFE
EFE/EL UNIVERSAL
miércoles 13 de febrero de 2013  12:00 AM
Berlín.- La Berlinale juntó ayer tres platos fuertes de sabor desigual: el iraní Jafar Panahi burlando la tenaza de Teherán; Juliette Binoche como la cautiva Camille Claudel, y Steven Soderbergh con un thriller que indaga en el mundo de la farmacología criminal.

Parde (Closed curtain), el filme rodado por Panahi, pese a su inhabilitación profesional por el régimen iraní, aportó el alegato político a la justa cinematográfica. Camille Claudel 1915 brindó un sensacional recital de Binoche en estado puro, a las órdenes de Bruno Dumont. Y Soderbergh puso en Side effects aquello que el espectador común espera cuando entra en un cine a ver un thriller: una trama novedosa, un conjunto de buenos y atractivos actores, como Jude Law, Rooney Mara y Catherine Zeta-Jones, y un desenlace inesperado.

La combinación de tres formas distintas de hacer cine, arropadas con grandes nombres, hizo compleja la tarea de elegir lo mejor de la jornada, aunque el rostro de Binoche, como Camille Claudel entre locas desdentadas, acabó decantando las preferencias.

Camille Claudel 1915 retrata a una artista sepultada en vida entre oligofrénicos o autistas, con la sola visita de su hermano Paul, interpretado por Jean-Luc Vincent, es el eje del filme, en el que Dumont captura el caudal inagotable de recursos de Binoche, en arriesgados primerísimos planos.

Soderbergh, por su parte, mezcla en Side effects farmacología y especulación bursátil, con una depresiva que asesina a su esposo (Rooney Mara), lo que complica a su psiquiatra (Jude Law), quien cándidamente recurre a su antecesora en la terapia (Catherine Zeta-Jones) para salir del lío."La industria farmacológica es un muy buen material para los criminólogos", dijo el realizador.

Soderbergh confirmó lo que ya se sabía, que piensa tomarse "una larga pausa" tras este thriller en el que se decidió por el tema de la complicidad entre dos entes sin escrúpulos: la farmacología y la Bolsa.

Completó la jornada el experimental Parde de Panahi, Oso de Plata en 2006 con Offside y en 2011 miembro del jurado "en ausencia" de la Berlinale por estar bajo arresto domiciliario. Panahi está inhabilitado para rodar filmes, y Pardé, la película que ofreció, semeja teatro filmado, centrado en un creador, Partovi, refugiado en una casa junto al mar, cuyos ventanales tapa con gruesas cortinas. Una noche, una mujer se refugia en la casa; es perseguida por haberse divertido y bebido en una fiesta.

Pardé es un conjunto de ensoñaciones de Jafar Panahi, al que amenaza no solo el régimen, sino también la tentación del suicidio al que lo invita en el filme la mujer.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar