Compartir

El libro que mostró el horror del gulag

Hace 50 años se publicó "Un día en la vida de Iván Denísovich"

imageRotate
La novela de Aleksandr Solzhenitsyn fue la antecesora de "Archipiélago Gulag" EFE
EFE/EL UNIVERSAL
sábado 5 de enero de 2013  12:00 AM
Moscú.- Un día en la vida de Iván Denísovich, de Aleksandr Solzhenitsyn, la novela que descubrió al mundo el horror del gulag soviético, conserva intacto su valor literario y su fuerza moral 50 años después de su publicación, asegura Natalia Solzhenítsina, la viuda del escritor.

"Su fuerza está en que una vez lo lees, no lo puedes olvidar. Los libros conservan la memoria colectiva de los pueblos, lo bueno y la malo. Esa es la misión de los escritores", afirmó.

Fiel guardián del legado del premio Nobel de Literatura 1970, desde su muerte en 2008, Solzhenítsina, de 73 años, recuerda el "terremoto" que causó en la sociedad soviética la publicación de la obra en noviembre de 1962, en la revista literaria Novy Mir.

"Como toda familia de intelectuales soviéticos que se preciara, nosotros estábamos suscritos a la revista, por lo que el segundo día ya pude empezar a leerlo. Todos comprendimos que estábamos ante un gran talento literario", señala.

A diferencia de muchos de sus compatriotas, Solzhenítsina ya sabía de la existencia de la red de campos de trabajo (gulag), ya que su abuelo había sido enviado a uno de ellos en la república de Komi (norte).

"Abrió los ojos a muchos, pero nosotros ya sabíamos lo que eran los campos por mi abuelo. Mi abuela y yo guardábamos comida y se la enviábamos en paquetes. Se la seguimos enviando durante años, incluso cuando ya había muerto", agrega.

Novy Mir, que arrancó con una tirada de 25.000 ejemplares, llegó a publicar casi un millón, cifra reservada solamente a los libros sobre Stalin.

"Alexandr Isáevich (patronímico de Solzhenitsyn) pensaba que no se publicaría. Su objetivo era contar lo que vio en el gulag, pero de manera literaria, no como una recopilación periodística que se olvidara fácilmente", rememora.

En realidad, apuntó, el escritor empezó primero Archipiélago Gulag en 1958 sobre la base de su experiencia y la de sus amigos, "pero lo dejó al caer en la cuenta de que eso no era suficiente".

Entonces comenzó a escribir en 1959 Un día en la vida de Iván Denísovich, una novela de apenas 100 páginas que no es autobiográfica, sino que está hecha de retazos de la vida de diferentes presos.

"El nombre del héroe, Iván Denísovich Sújov, pertenece a un soldado del batallón en el que combatió Solzhenitsyn durante la guerra contra Alemania", señala Solzhenítsina.

A Solzhenitsyn le gustaba decir que esta novela era como el pedestal, y Archipiélago Gulag, el monumento a las víctimas de la represión soviética.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar