Compartir
ARTE | Admite el director de la Galería de Arte Nacional

Juan Calzadilla: "No hemos vencido la exclusión"

"No tenemos interés en opacar la obra de la gente que no esté políticamente de acuerdo con nosotros", asegura.

imageRotate
Juan Calzadilla asegura queno pregunta tendencia política a los artistas NICOLA ROCCO
DUBRASKA FALCÓN , JUAN CALZADILLA , DIRECTOR DE LA GALERÍA DE ARTE NACIONAL |  EL UNIVERSAL
lunes 24 de diciembre de 2012  09:43 AM
Juan Calzadilla (Altagracia de Orituco, 1931) asegura que a la Galería de Arte Nacional (GAN) le interesan los artistas comprometidos con la Revolución Bolivariana. Pero esto no significa, jura el poeta y pintor, que en la institución se expongan solamente creadores chavistas. "Nosotros hacemos política. Tenemos una exposición del Caracazo, por ejemplo. Nos interesan los artistas comprometidos, pero la política de la galería es aceptar la diversidad. Exponemos a artistas que no están con el proceso y que nos adversan", dice.

Incluso apunta que más bien son los "comprometidos" quienes critican la política de la galería porque "no exponemos suficientemente a sus artistas". "Nosotros recuperamos la obra de Miguel Von Dangel que viajó a la Bienal de Venecia en 1994. Cuando regresó a Venezuela la dejaron en el Hotel Miramar, en Vargas, que era una depósito de indigentes. Von Dangel no pasa a la revolución y no reparamos en eso. Esa es la mejor demostración de que no tenemos interés en opacar u ocultar la obra de la gente que no esté políticamente de acuerdo con nosotros", afirma.

-¿No es necesario apoyar al presidente Hugo Chávez para exponer en la GAN?

-No, no, y no. Hay que respetar: una obra no merece ser considerada solo por la posición política del artista. ¡Debe haber calidad! Aquí ha habido todo un movimiento de artistas que ha trabajado independientemente de la política, que ha realizado una obra que se sostiene por sus valores. Tenemos aquí un homenaje a Gego, quien, desde el punto de vista político, no es una revolucionaria. No le preguntamos a los artistas su posición política si la obra nos interesa. Aquí tenemos a Alfredo Ramírez y a Yucef Merhi. No puedes decir que son chavistas o políticos. Son artistas que vienen porque saben que la galería es el centro en donde encuentra repercusión para su obra. ¡Se les entiende y se les comprende! De manera que eso es un error, no puede ser que se nos juzgue por eso. La galería es del pueblo.

-¿Quiénes seleccionan a los artistas que exponen?

-Aquí trabajamos de forma colectiva. Es un grupo en el que hay representantes del departamento de investigación y de la dirección. Siempre que viene un artista a proponer una exposición le consultamos a investigación. Las decisiones nunca se toman individualmente. Todavía no tenemos una comisión; como sí hay una Comisión de donaciones y adquisiciones, que yo presido como simple relator. No llegué aquí como especialista, sino como alguien que tiene conocimientos sobre el arte venezolano. Heredamos de las décadas pasadas una serie de problemas: no tenemos un inventario de las obras; se almacenó sin clasificar; y se guardaron muchas.

-¿Por qué se guardaron?

-Hay dos cosas. Primero, se consideraba que los artistas muy figurativos, en sentido anecdótico, no tenían calidad suficiente. Evidentemente había preferencia por las obras formalmente puras. Y segundo, hubo una cierta tendencia a considerar el museo como una simple sala de exposición. Interesaba más exponer a un artista que tuviese una propuesta nueva, que pudiera confrontarse con lo que estaba pasando internacionalmente. Eso importaba más que rescatar y exhibir lo que estaba en bóveda. Esto iba a perjuicio de la memoria.

-¿Los espacios de la GAN se han utilizado en función de una ideología política?

-No creo que hemos llegado a ese punto. Eso podría pasar cuando se termine haciendo un Museo Marxista. Nuestro museo no es todavía marxista, es un museo de la diversidad, de la tradición. Si actuáramos así seríamos sectarios. No vendría, como está pasando, mucha gente a la que no le interesa plantearse la creación desde el punto de vista político. Tenemos que darle paso a la diversidad, siempre que haya creatividad.

-Entonces, ¿hay inclusión?

-Sí. Hemos sacado a muchos artistas a los que no se le daban importancia. Se tenía disminuido a Centeno Vallenilla y a César Rengifo. ¡Los rescatamos! En los años 80 y 90 se trabajaba con un grupo pequeño de artistas que se consideraba que aportaban mucho internacionalmente. ¡Había mucho descontento! Se dejaban por fuera a muchos artistas. Ahí sí hubo exclusión. Nosotros no hemos vencido la exclusión, pero es posible de haya un remanente sectario.

-Ha dicho constantemente que se deben revisar las colecciones. ¿Las adquisiciones de 2012 apuntan a enmendar los errores?

-Aquí no había política de adquisición. Se adquiría un poco al azar. Se compraban obras sin observar el ritmo de la colección. No se pensaba en reforzarla o en comprar artistas que no estaban representados. Cuando aparecía una obra que se consideraba importante, se buscaba el dinero.

-El historiador Roldán Esteva-Grillet aseguró que la exposición del Círculo de Bellas Artes no era la que se merecía un movimiento como este, y que las obras se diluyen en la colección...

-La base principal de la exposición la constituyen obras de la Galería de Arte Nacional, pero reforzadas con colecciones privadas o de bancos, como la del Banco Central. Por culpa del descuido que hubo en las administraciones anteriores, al no ocuparse de adquirir obras de ciertos artistas, la colección tiene lagunas. Por ejemplo, Pedro Castrellón Niño tiene solo una obra en la GAN. Pero Francisco Sánchez no tiene ninguna. Esta colección es muy grande y desconocida, porque siempre ha estado almacenada caóticamente en los depósitos. Ese juicio es precipitado. Ahora hay fallas: no siempre la calidad es pareja. Hay artistas que tenían mejores obras que las que están ahí. Pero están en colecciones privadas.

-¿No hubo tiempo para solicitar obras a las colecciones privadas?

-Solicitamos bastantes. Llenamos toda la representación de los artistas hasta que pudimos. Es una exposición dinámica: acabamos de poner 10 obras más que conseguimos. La exposición se puede enriquecer. Algunos aseguran que estás obras nunca las habían visto.

-¿El publico está asistiendo a la Galería de Arte Nacional? ¿Tiene cifras?

-Ha aumentado, pero no como quisiéramos, quizás no se acercan por la construcción de la plaza. Aquí, a comienzos de año, teníamos un promedio de 30 personas diarias. Esto era también lo que había cuando estábamos en el Museo de Bellas Artes. Todavía no tenemos un sistema o una plataforma de educación para liceos, escuelas y universidades óptimas. Ahora tenemos en promedio, en los meses que hay clases, de 130 a 150 personas diariamente. Falta mucho, porque las exposiciones son muy costosas.

-Afirmó que La Casona y Miraflores donaron obras a la Galería. ¿Cuántas son?

-Bueno, de Miraflores tenemos unas 22 obras. Está la obra famosa de Arturo Michelena Las cuatro estaciones; un retrato de José María Vargas de Tito Salas, y otro de Crespo. Eso no se ha concretado, pero nos dijeron que venían para acá porque estarían en mejores condiciones y conservadas. De La Casona llegó para la restauración un lote de obras de Rafael Monasterios, Manuel Cabré, Rafael Ramón González y Héctor Poleo. Las obras, por un decreto, no son de las instituciones: son del Patrimonio Nacional. Si Miraflores considera que las necesitan para exhibirlas, estamos en la obligación de dársela; y viceversa.

-¿Para finales de 2013 estaría lista la GAN?

-Sí, nos dijeron que para finales de año. La planta está lista 50%. Tendrá tres mil metros más para exposiciones. A veces pienso que si esto de pasar de una edificación pequeña, como era la GAN en el Bellas Artes, a una cosa tan grande como esta se dio en el momento preciso, si no fue prematuro o por lo menos improvisado. ¡Es desproporcionado! Es como si pasaran a una familia que vive en un rancho a una casa en La Lagunita.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (3)
páginas:
1 |
Por Simón Palacios
24.12.2012
11:36 AM
Estoy de acuerdo con Lucía Garces. Habrá sido un lapsus de la periodista?
 
Por Lucia Garces
24.12.2012
10:04 AM
El título de la entrevista no cuadra. Dice "No hemos vencido la exclusión" y en la entrevista dice "Nosotros hemos vencido la exclusión, pero es posible de haya un remanente sectario". El título debe representar con mayor certeza el espíritu de la entrevista. Pero el maestro excelente, como siempre.
 
Por yelitza rojas
24.12.2012
9:54 AM
Yo me paseaba seguido (todos los fines de semana) entre la GAN el museo de Bellas artes, el Ateneo de Caracas y el parque los Caobos y me extraña que diga que entraban 30 personas diarias ... yo me fui de Vzla hace 7 años, es loquisimos que haya cambiado tanto. Les deseo mucha suerte y espero que sostengan la inclusion, porque si hay algo popular en ésta vida es el ARTE ... sin distingos de religion ni politica...
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar