Compartir

María Eugenia y Eduardo tiñen sus sueños de azul natural

Los artistas inauguran el jueves 6 de diciembre en la Sala TAC

imageRotate
En la muestra "Azul índigo" presentan 16 piezas CORTESÍA SALA TAC
EL UNIVERSAL
sábado 1 de diciembre de 2012  12:00 AM
María Eugenia Dávila y Eduardo Portillo han trabajado durante 10 años con el azul del cielo en el Taller Morera. Los artistas merideños han recorrido el mundo en busca de las hojas de añil -azul índigo- para teñir sus tejidos. México, Ecuador, Perú, Tailandia y China han sido algunos de los países que han visitado para hallar lo que ellos llaman "el azul natural".

"El azul es muy difícil de conseguir en la naturaleza. No es común en las plantas. La fórmula era teñirlo de índigo, pero el natural desapareció cuando se creó el sintético. Nosotros hemos buscado las hojas para cultivarlas y producirlas. Es el azul que los merideños vemos cuando se despeja la montaña", cuenta la artista María Eugenia Dávila.

Es justamente este color el hilo conductor de la exposición Azul índigo que inaugura el jueves 6 de diciembre en la Sala Trasnocho Arte Contacto (TAC), dentro de Centro Comercial Paseo Las Mercedes. Se trata de 16 textiles, en mediano formato, que fueron tejidos al ritmo de las horas del día.

"Están relacionadas con las cosas que vemos: el cielo o el mar. Las piezas están distribuidas en la sala por el ritmo de las horas del día. Las obras reciben el nombre de amanecer, atardecer, alba y anochecer. Además, representan las nubes y el color de la luna. Todas llevan varias tonalidades de azul", aclara.

Los tejidos, realizados durante un año, son obras de pared. "Son formas tejidas muy complejas", asegura la creadora de las telas tejidas con hilos de seda -que producen en el Taller Morera gracias a la cría de gusanos-, algodón, lana y fibras como moriche, chiquichique, curagua, además, de la combinación de hilos metálicos.

Es en el Taller Morera en donde realizan las investigaciones para teñir las piezas que crean. Aparte de las hojas de añil, usan la semilla del aguacate, hojas de corteza de eucalipto, semillas de onoto, cáscara de cebolla y otros elementos naturales con los que consiguen una amplia gama de tonalidades.

"El azul está relacionado con las cosas inalcanzables, pero que todos los días nos acompañan. Incluso, tiene un significado en algunas culturas del mundo. Es el único color que, al teñirlo, se pasea primero por el amarillo y el verde antes de volverse azul. Todo eso pasa frente a tus ojos. Es un trabajo largo que parte por la obtención del añil y de los hilos", concluye.

dfalcon@eluniversal.com

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar