Compartir

MEMORIA EMOTIVA

El GA80 presenta en el Teatro Trasnocho la pieza "El matrimonio de Bette y Boo"

JUAN A. GONZÁLEZ |  EL UNIVERSAL
jueves 22 de noviembre de 2012  12:00 AM
Dardos perdidos
Hay piezas teatrales tan bien escritas, tan precisas y diáfanas en las intenciones de sus autores de desmontar a través de la tragedia o la comedia, la siempre sorprendente conducta humana, que cualquier adaptación, cualquier versión, requiere sopesar lo poco que se puede aportar a un texto en el que cada descripción, cada parlamento, cada diálogo no requiere más que un director y unos intérpretes asuman, desde la honestidad, que casi nada tienen que añadir a lo que raya en la perfección.

Algo de eso me pasó con El matrimonio de Bette y Boo, que remonta el Grupo Actoral 80, con la dirección de Héctor Manrique, en el Teatro Trasnocho del centro cultural del mismo nombre. Me explico...

La pieza en cuestión, del dramaturgo estadounidense Christopher Durang, a quien habría que comenzar a considerar -metafóricamente, claro está- como un sociópata que hace uso de la palabra, del arte de la representación, para arremeter con furia contra toda clase de orden social establecido, lleva en su ADN tal carga de mordacidad, ironía, sarcasmo y humor, que solo hubiera bastado con que los actores que la interpretan se dejaran seducir por tanta risible maldad, tanta cruel inteligencia, hasta terminar embriagados con la hiel, la amargura, de un texto para nada traducible -a no ser de su inglés original a cualquier otro idioma- en su lacerante objetivo.

Durang supo a dónde quiso llegar con El matrimonio de Bette y Boo. Su propósito, salta a la vista, no fue hacer una comedia que proporcionara al espectador poco más de 90 minutos de carcajadas. Y quien así la entienda, estaría, en mi opinión, banalizando un texto que desacraliza, nada más y nada menos, que a instituciones (carcelarias, diría) como la familia, la pareja, el matrimonio, la maternidad y la religión. La risa no es lo más significativo en este caso.

De este reestreno del GA80 rescato el trabajo de Martha Estrada e Iris Dubs, actrices que encarnan, respectivamente, a la inmadura y desequilibrada Emily y a Joan Brennan, la amargada y paridora hermana de esta.

Ambas salvan sus interpretaciones de lo caricaturesco; es decir, no intentan ser más "graciosas" de lo que ya lo son los personajes creados por Durang. Son dolorosamente ingenuas, inestables, rabiosas, creyentes y se cuidan, en su composición, de agregar guiños innecesarios a sus criaturas como si se tratara de lanzarle caramelos a una audiencia que se presume -¿quién lo presume?- ávida del chiste fácil, de la carcajada vacía, de la satisfacción garantizada.

Dado lo grotesca, divertida y hasta incómoda que es la obra de Durang, las bufonadas particulares sobran, en especial, las atribuidas al padre Donnally. En esencia, hubiera bastado con creerse a los personajes, darles un toque verista aún a pesar de la insania personal, familiar e institucional que retrata y contra la que arremete la pieza original.

Ello habría contribuido a que los dardos envenenados del autor norteamericano dieran en el blanco y no terminaran desviándose hacia la taquilla.

jgonzalez@eluniversal.com

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar