Compartir
| ENTREVISTA MARÍA TERESA CHACÍN, CANTANTE

"No hay tiempo para envejecer"

"El miércoles me dieron una medalla y yo pensé: ¡Esto es un premio de consolación" "Fui con mucha ilusión, creyendo en mi trabajo, pero sabía que la competencia era difícil"

imageRotate
María Teresa Chacín celebrará el Grammy y sus 50 años de carrera el 27 de noviembre en el Aula Magna de la UCV. EFE
| 1 | 2 |
SIMÓN VILLAMIZAR , MARÍA TERESA CHACÍN , CANTANTE |  EL UNIVERSAL
sábado 17 de noviembre de 2012  12:00 AM
Lo pensó una y otra vez, pero al final María Teresa Chacín decidió no escribir por anticipado su discurso de agradecimiento. Por cábala o no, prefirió dejar que la emoción -y las palabras, claro- fluyeran con naturalidad en caso de resultar vencedora en la ceremonia de los premios Grammy Latino.

"Yo tenía unos tips a desarrollar por si acaso ganaba, pero solo unos tips, porque con la emoción uno suele olvidar todo", dice la cantante venezolana, que efectivamente se alzó el jueves pasado con el gramófono dorado en la categoría de Mejor Álbum de Música Latina para Niños por su disco María Teresa canta cuentos, en el hotel Mandalay Bay de Las Vegas, Estados Unidos.

"Y eso fue lo que pasó: se me olvidaron muchas cosas. ¡Quería decir tanto! Pero le agradecí el premio a mi hija, a mi nieta y, sobre todo, a Venezuela, que necesita de tanto afecto y llenarse de tanta energía para lograr lo que queremos en estos tiempos", cuenta.

Chacín, sin embargo, llegó a pensar que regresaría a casa con las manos vacías por una razón: "Porque el miércoles pasado, antes del homenaje a Caetano Veloso (elegido por la Academia de la Música como la Persona del Año) me dieron una medalla preciosa. Una medalla con la imagen del Grammy y yo lo que pensé en ese instante fue: '¡Esto como que es un premio de consolación!'. Pero después me enteré que se trataba de una medalla que le suelen entregar a todos los artistas nominados, así que volví a tener esperanzas".

Esperanza. Y fe. "Eso fue lo que me llevé a Las Vegas", agrega la también sicóloga, graduada en la Universidad Central de Venezuela. "Fui con mucha ilusión, creyendo en mi trabajo, pero sabía que la competencia era difícil porque se trataba de competir con Disney (Records, que produjo la banda sonora de la película Los Muppets) y con la compañía disquera de Xuxa (Sony Music). Y sin embargo, fíjate...".

Ganó. "Estoy muy feliz por el momento en el que llega este Grammy", fueron sus primeras palabras al recibir el galardón. "Y lo dije porque, qué feliz coincidencia, precisamente este año estoy celebrando cinco décadas de carrera artística. ¡Qué mejor momento, entonces! Porque no hay tiempo para envejecer. Yo llevo toda la vida luchando por la música venezolana. Pero si algo nos caracteriza a los venezolanos es que, mientras más obstáculos nos encontremos en el camino, más nos llenamos de energía para cumplir nuestras metas, porque estamos llamados a ser líderes en el mundo. Eso es ser venezolano".

Y por eso, cuenta, de los tres trajes que llevó en su maleta para la ceremonia de premiación, a última hora eligió un liqui liqui color crema. "Sentí deseos de ponérmelo por lo que representa. Ese día sentí un orgullo inmenso de llevarlo, así que me lo puse. Ya había usado un liqui liqui en un concierto, pero nunca antes en un espectáculo de esta importancia".

Lo más bonito de todo, dice María Teresa Chacín, quien se levantó a las 3:00 de la mañana para recibir decenas de llamadas telefónicas de felicitación y conceder otras tantas entrevistas, ha sido la respuesta del público. "Son miles los mensajes que me han mandado a través del Twitter. He intentado leerlos todos, pero son muchísimos. Y yo lo que digo es que este premio nos sirve es para seguir mostrándole al mundo nuestra música, que tiene una calidad inmensa".

El Grammy solo lo pudo tener en sus manos por unas pocas horas -la Academia de la Grabación se lo enviará en tres meses aproximadamente-, pero ella igual planea celebrar a lo grande el galardón.

Después de todo, la fiesta ya la había armado. El martes 27 de noviembre, además de festejar sus cincuenta años de carrera, celebrará su nueva hazaña musical en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela, donde, dice, va a repasar toda su historia: desde los tiempos cuando cantaba en los pasillos de la universidad hasta hoy, sin dejar de lado su formación en el Orfeón Universitario y sus colaboraciones con grandes de la música (y amigos) como Chelique Sarabia y Aldemaro Romero.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar