Compartir

Luis Zea: "El arte es una necesidad fundamental"

"¿Por qué insistir en las fronteras entre lo popular y lo académico? Solo varía el material de trabajo", comenta el guitarrista homenajeado del II Festival Internacional de Guitarra de Caracas. Hoy es el concierto homenaje en la sala Ribas del Teatro Teresa Carreño, a las 6:30 p.m.

imageRotate
La guitarra desvencijada de Luis Zea muestra orgulloso la firma de Alirio Díaz (Oswer Díaz Mireles)
| 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 |
Contenido relacionado
ANA MARÍA HERNÁNDEZ G. |  EL UNIVERSAL
sábado 10 de noviembre de 2012  12:00 AM
La guitarra de Luis Zea no tiene nada que envidiarle a los instrumentos que se usan para parrandear: sin barniz, desvencijada, escarapelada. Sin embargo, luce gloriosa la firma de Alirio Díaz bajo el puente.

"Es un instrumento que cuido tanto como si fuera de concierto, la tengo desde hace más de cuarenta años, a pesar de que no es una guitarra profesional. Es una Juan Estruch, y cuando le pongo cuerdas nuevas suena muy bien", relata el guitarrista homenajeado en el II Festival Internacional de Guitarra de Caracas, GuitCa, que se celebra desde mañana y hasta el 18 de noviembre en el Teatro Teresa Carreño.

Pero no será esa la guitarra que sonará en el concierto homenaje del próximo miércoles 14 de noviembre, a las 6:30 pm, sino una Friedrich "que resucitó después de una tragedia por irresponsabilidad de una aerolínea"; y con la que compartirá composiciones y arreglos junto con María Bermúdez (violín), Jaime Martínez (oboe), Germán Marcano (cello), Carolina Marcano (soprano) y su esposa Clara Marcano (piano).

"Estoy muy agradecido y complacido por este reconocimiento debido a mis modestos logros artísticos. La verdad es que hace falta este tipo de eventos, que no se dan desde la época del Proyecto Cultural Mavesa. Esa fue la edad dorada de la actividad guitarrística en el país. Ojalá en algún momento podamos retomar eso", añora.

-¿Por qué no se da ahora? ¿Falta de voluntad de los guitarristas o falta de apoyo financiero?

-Por una mezcla de factores. Siempre es difícil hacer cosas por la cultura; que parece no figurar entre las necesidades utilitarias del hombre. Uno tiende a olvidarse de ella porque la cotidianidad en la que anda envuelto te impide a veces ver hacia adentro, hacia tus necesidades espirituales, y yo creo que el arte es una necesidad fundamental en el hombre, es lo que nos hace despertar a la verdadera realidad. Es como las palabras, son objetos arbitrarios, que aluden a cosas concretas. Pero en manos de un poeta, las palabras se convierten en magia.

-Como maestro de guitarristas ¿cuántos y quiénes han salido de sus manos?

-La verdad no los he contado, pero no quisiera ponerme a nombrar: está Salomé Sandoval, una muchacha muy talentosa, está en Estados Unidos. Efrén Suárez, es profesor en la Universidad de las Artes (Unearte); igual que Néstor Viloria, quien ha tenido varios grupos. También Carlos Martínez, Rafael Piñero, Víctor Enrique Márquez, y otros que están a punto de graduarse. El movimiento guitarrístico en Venezuela es pujante, pero tenemos que aunar esfuerzos.

-Usted sigue en Unearte...

-Sí. Tengo 25 años en la docencia. Lo que sí ha crecido en la universidad es la parte del jazz y lo popular, y pienso que eso ha sido enriquecedor. Ahora hay muchos estudiantes, y están profesores buenos como Álvaro Falcón, Gonzalo Micó, Carlos Sanoja, buenos maestros, entre otros.

-Por cierto, el mismo instrumento lucha entre lo académico y lo popular...

-A mí me parece saludable. Alguien dijo que la música se divide en música buena y música mala, entonces, ¿por qué insistir en las fronteras entre lo popular y lo académico? En todo caso, los problemas de la música son los problemas del arte, y solo varía el material con el que se trabaja: si son cuerdas de metal o si es la guitarra clásica, igual tienes que seguir las leyes del fraseo, el respirar, el hablar con inteligibilidad, ser creativo para no caer en interpretaciones predecibles, lograr el equilibrio entre la diversidad y la unidad. Creo que ese es el gran reto del artista.

-Un reto nada fácil...

-Para nada, porque tú empiezas a tocar y todo luce igualito, y uno no se da cuenta; y cuando llevas un minuto escuchando aquello dices "no, ya está bueno". Pero también puede convertirse en una feria de contrastes, como un fin en sí mismo, y tampoco es la idea. Y son objetivos que uno logra dándose muchos golpes contra la pared, pensando mucho pero también dejando de pensar; y tiene que llegar el momento de dar el salto al vacío. Degas escribió en su diario: "Solo cuando no sabe lo que hace, es cuando el pintor hace cosas buenas". Octavio Paz en El arco y la lira también plantea estas cosas.

-Como compositor y arreglista, ¿qué ha hecho? ¿Qué le falta por hacer?

-La tarea de componer siempre me ha gustado mucho, pero mi obra es breve. Sin embargo, siempre estoy pensando. Cuando me siento a tocar, me pongo a registrar, hacer armonías, eso me estimula, es como un lavado y engrase. Los arreglos los he cultivado más y en el concierto voy a incluir composiciones y trabajos concebidos para guitarra sola, como Mi tripón de Otilio Galíndez, El frutero de Cruz Felipe Iriarte, El norte es una quimera de Luis Fragachán y Oriente es otro color de Henry Martínez. Pero tengo versiones en formato donde la guitarra no figura, sino el violín, el cello, el piano.

-¿Y en cuanto a proyectos de grabación?

-Tengo dos, y van muy lentos porque no tengo patrocinantes, y hay otros músicos. Uno de ellos son canciones de Joan Manuel Serrat, con Lucho Marcano, el hermano de Clara (esposa de Zea), Edgar Saume en la percusión y David Peña en el contrabajo. El otro proyecto es con música latinoamericana, composiciones mías, arreglos venezolanos y latinoamericanos tanto en guitarra sola y como para ensamble. También me gustaría grabar la obra íntegra de Bach.

Twitter: @amhg_periodista

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (2)
páginas:
1 |
Por Lenin Barceló Habib
12.11.2012
7:37 AM
Saludos Maestro Luis Zea, Excelente artículo, como siempre es tan importante leer sus comentarios sobre la música. Siempre le recuerdo aquí en Maracaibo, sus valiosos concejos perdurán en mi Memoria, estoy muy orgulloso de haber recibido clases de usted. Ojalá volvamos a verle por aquí. Lenin Barceló, profesor del Conservatorio de Maracaibo
 
Por Alfredo Villasmil
11.11.2012
6:20 AM
Excelente ejecutante y maestro! Tuve la oportunidad de participar en dos clinicas de guitarra de Luis Zea en el conservatorio de maracaibo donde le presente dos ejecuciones mias y sus consejos y correcciones fueron buenismas!
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar