ESPACIO PUBLICITARIO
CARACAS, lunes 07 de mayo, 2012
 
|
compartir
|
| Los enemigos

Circunstancias que trastocan vacaciones

Nadie espera que unos días de disfrute en la playa, la piscina, la montaña o el campo se conviertan en un dolor de cabeza, pero a veces ocurre, generalmente por falta de previsión y por no saber reaccionar

imagen de nota
CONTENIDO RELACIONADO
MARÍA ISABELLA | SALAS DE ARMAS | EL UNIVERSAL
lunes 7 de mayo de 2012

La idea de tomarse unos días de descanso permite relajarse y entretenerse fuera del entorno rutinario. No importa si es en la playa, la montaña o el campo, las vacaciones se traducen en momentos de alegría, pero es importante evitar las posibilidades de correr riesgos sanitarios, contraer enfermedades infecciosas, padecer alguna lesión y ser víctima de un accidente de tránsito, entre otros, que habitualmente no suceden en el quehacer diario.

El doctor Alejandro Rísquez, epidemiólogo, señala que para disfrutar sin problemas de las actividades al aire libre uno de los aspectos a tomar en cuenta es "el respeto a la playas que están prohibidas". A pesar de que las mismas son demarcadas claramente "con una bandera roja que indica que el mar no es propicio para bañarse", las mareas, las corrientes o los remolinos que pueden formarse "son capaces de producir circunstancias inesperadas, inclusive para los expertos nadadores. Los que más se ahogan son los que más saben nadar y esto sucede porque ese exceso de confianza ante situaciones de riesgo no reconocidas como tal, expone a la persona a cualquier situación que pone en peligro su vida".

Hay otros aspectos no menos importantes y que no deben dejarse de lado, como es el cuidado de los niños. Rísquez hace hincapié en colocarles sus salvavidas o alitas en los brazos y mantenerlos vigilados de manera permanente. "Esto es una obligación de sus representantes o responsables ya que 75 % de los ahogamientos se producen por falta de prevención". Si no puede hacerlo es mejor que no lo deje entrar al agua. Lo aconsejable es disfrutar de la piscina y la playa donde haya un salvavidas y los recursos necesarios para poder asistir a los vacacionistas ante cualquier eventualidad. "Desde un casi ahogamiento hasta un calambre (la gente entra fría al agua y le puede producir contracciones musculares muy fuertes) que lo inmoviliza y se hace muy dificultoso poder nadar y eso indudablemente aparte del dolor y la molestia, provoca un susto muy grande" explica el epidemiólogo.





Respeten el clásico dicho: después de comer no se metan en el agua. "Las comidas copiosas y el alcohol abundante fomentan la posibilidad de accidentes y de lo que llamamos "corte de la digestión". El abuso de ello hace que su organismo trabaje para tratar de metabolizar y digerir los alimentos y si lo expone a un ejercicio vigoroso como la natación, se somete al corte de la digestión que representa un problema de flujo de sangre en donde la necesita. Quédese tranquilo, repose, y descanse y luego haga ejercicio".

Entre tanto, los viajes en embarcaciones, sobre todo por ríos caudalosos, deben ser metódicamente planificados. "Hay que hacerlo con prudencia, ser cautelosos e irse con un guía. No olvidar llevar los salvavidas de manera adecuada, no sobrecargar de peso la embarcación, y cumplir todas las normas que nos indican las personas que nos están guiando. Tampoco bajarse antes de tiempo o, si se desconoce la profundidad, porque puede haber depresiones del terreno y, por no darse cuenta, terminar lesionándose".



PELIGRO EN LAS ALTURAS

En Venezuela, hay muchas regiones para hacer paseos de montaña pero hay que tomárselo con calma. Alejandro Rísquez explica que si en el camino se siente jadeante, debe pararse y tomar aliento. Recuerde que además de no estar acostumbrado a este tipo de esfuerzo, hay otro factor a tomar en cuenta, la altura, que puede generar fatiga por la falta de aire. Es importante reconocer que cuando llegamos a un lugar con una altitud significativamente diferente al lugar donde vivimos, hay que tomarlo con prudencia". Además de cansancio y agotamiento se pueden producir trastornos como el enlentecimiento del tránsito intestinal.

Cabe resaltar que "para aclimatarse a las alturas por el frío hay que llevar ropa adecuada ya que se puede pasar de los 28 grados a 1 y 2 grados en horas de la noche y, si no estamos abrigados, podemos experimentar cambios significativos a causa de la temperatura, que pueden provocar desde infecciones y problemas inflamatorios hasta trastornos respiratorios relevantes, que podrían desencadenar un cuadro asmático, bronquiolitis entre otras afecciones respiratorias". Además, las personas con condiciones de salud especiales como "enfisemas o cardiopatías" deben considerarlas y preguntarle a su médico si requiere aumentar las dosis de algún medicamento, dice el experto.



CUIDADO CON LAS LESIONES

Muchos paseos incluyen travesías a caballo y una gran mayoría de personas disfruta el hacer recorrido con ellos. "Si nunca ha montado un equino no puede estar inventando ni estar haciendo paseos de manera individual. Déjese guiar, aprenda a manejarlo y respete las indicaciones para evitar problemas o lesiones".

Si va a caminar por senderos o zonas boscosas debe estar debidamente vestido con botas altas para evitar las mordeduras de culebras y no correr riesgos por cualquier ataque de animales que normalmente se presentan a la altura de las piernas, además, nunca intentar capturar alguna. Las mordeduras de serpiente siguen siendo, en Venezuela, un problema muy grave. "En nuestro país ocurren más de 100 mordeduras diarias de serpientes y esto sucede por ser un país con un hábitat natural en donde hay muchísimas especies, muchas de ellas ponzoñosas, es decir, con un veneno que podría poner en peligro la vida con un corto margen de tiempo para salvarla. Si a usted le ocurre un accidente por picadura de serpiente debe acudir de manera inmediata al médico", señala.

Por último, Rísquez, quien es autor de La Guía de la Salud del Viajero. Venezuela 2010, hace hincapié sobre enfermedades y situaciones en las que hay que tener cuidado. Intoxicaciones alimentarias, cólera, disentería por salmonella, Hepatitis A, amibiasis, dengue, gripe aviar, AH1N1, son padecimientos que pueden sorprender si no se observan los cuidados para prevenirlos.

msalas@eluniversal.com

¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.