ESPACIO PUBLICITARIO
CARACAS, jueves 13 de junio, 2013 | Actualizado hace
 
Compartir
ANIVERSARIO 104 | Banda de rock

Viniloversus: "Queríamos llenar un vacío en el rock nacional"

Con su disco debut, de 2008, se ganó el calificativo de "la revelación del rock venezolano", y desde entonces sus logros no han parado. Una de sus canciones formó parte del soundtrack de la película venezolana "Puras joyitas". Ha recibido dos nominaciones a los premios Grammy Latinos y sus discos han encabezado las listas de popularidad en el país.

imageRotate
Viniloversus reflexiona en su más reciente disco sobre la situación del país. El tema "Ares" fue escrito para llamar la atención acerca de la violencia desatada en Venezuela
ALEJANDRA ROMERO BEAUJON |  EL UNIVERSAL
jueves 13 de junio de 2013  12:00 PM
Cualquiera no logra una nominación a los Grammy. Cualquiera no es nominado a estos premios dos veces en menos de 10 años de carrera. Y cualquiera no muestra humildad tras ser colocado entre los mejores de su categoría en América Latina.

Pero cuando se habla con los cuatro integrantes de Viniloversus se nota que no son como cualquiera. Cuesta imaginar que esta banda venezolana de rock lleve casi nueve años tocando, y no porque a sus miembros les falte profesionalismo -al contrario, está presente desde la forma como hablan de su música hasta en los detalles de sus videos-, sino más bien porque muestran ese entusiasmo genuino de quien acaba de subir al escenario por primera vez.

"Comenzamos gracias a que Adrián (Salas) y yo raspamos Matemática, Física y Química", cuenta Rodrigo Gonsalves, vocalista y guitarrista de la banda. "Un profesor particular en común que teníamos nos puso en contacto y de allí salió la idea del grupo", añade.

A ellos se sumó Orlando Martínez, quien confiesa que desde niño soñaba con tocar la batería, pero que solo se lo propuso en serio cuando surgió la idea de formar Vinilo. Desde el principio estuvo claro que el rock 'n' roll iba a ser su género. "Queríamos llenar un vacío en el rock nacional. Hacía falta algo nuevo y estábamos claros en eso".

La banda, que luego tuvo que cambiar su nombre porque "en Latinoamérica había muchas bandas registradas como Vinilo", probó durante sus primeros años con otros dos integrantes (Héctor Besson e Iñaki Salvatierra), hasta que llegó Juan Belisario, su bajista principal. Él y Salas dan vida a los bajos, "uno que suena normal y otro que distorsiona y llega a sonidos más agudos, como los de una guitarra", explican.

El nombre de Viniloversus llegó luego de que ganaran el Festival Nuevas Bandas en 2006. "Al registrar nuestras canciones nos dimos cuenta del problema legal", recuerda Salas. El versus llegó para expresar que con su música reaccionaban ante ese rock sesentoso y setentoso que se escuchaba en vinilo.



ENTRE DOS MUNDOS

La música de Viniloversus abarca más inquietudes de las que se cree. Sus composiciones hablan sobre la violencia, pero también sobre el amor y la adicción; y sus tonos son reflexivos a ratos, a veces irónicos y a veces metafóricos.

En sus tres discos, El día es hoy (2008), Si no nos mata (2010) y Cambié de nombre (2012) -los dos últimos nominados al Grammy Latino como Mejor Álbum de Rock-, hay sonidos fuertes y agresivos, pero también hay tonos melódicos. "Siempre hemos tratado de tener un balance entre los dos mundos", acotan.

Han subido a escenarios en las principales ciudades de Venezuela, así como en España, Colombia, Estados Unidos, México y Panamá. "Tocar afuera es una experiencia muy bonita, porque nos permite medirnos ante un público nuevo".

Su recorrido musical incluye el trabajo con músicos venezolanos como Nana Cadavieco, así como haber sido teloneros de Nine Inch Nails, Babasónicos, Franz Ferdinand y Zoé.

"Abrirle a Nine Inch Nails fue un hito para Viniloversus, por lo que significó tocar en el Poliedro y porque cambió la forma cómo visualizábamos nuestro futuro. Ahora buscamos otro nivel estético en los shows", enfatizan.

Martínez atribuye su éxito a la relación que tienen con sus fanáticos. "Gracias a la tecnología hemos podido estar cerca de nuestros seguidores. Hemos usado las redes sociales para mantener el contacto sin intermediarios", afirma.

Mientras se preparan para presentarse en Miami y en el Latin Alternative Music Conference (LAMC), de Nueva York, y pese a que aún promocionan su último disco, ya trabajan en nuevas canciones. "Siempre estuvimos claros en que queríamos componer. La música da muchas retribuciones. Tanto las que te da el público, como las que son personales y en grupo. Componer es una experiencia íntima que cuando es compartida y genera conexión da mucha emoción. Solo queda esperar que el público también lo disfrute", resume Gonsalves.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar