ESPACIO PUBLICITARIO
CARACAS, miércoles 12 de junio, 2013 | Actualizado hace
 
Compartir
ANIVERSARIO 104 | Felipe Pirela, cantante

La extraordinaria pasión del bolero

Se hizo famoso por su particular estilo de cantar el bolero. La orquesta Billo`s Caracas Boys fue la plataforma que lo lanzó a la fama y con ella comenzó a cosechar triunfos, hasta llegar a convertirse en "El Bolerista de América"

imageRotate
El bolero tuvo en Felipe Pirela a uno de sus mejores exponentes
LEDA VALENTINA PIÑERO |  EL UNIVERSAL
miércoles 12 de junio de 2013  08:34 AM
Comenzaba en Venezuela la prolífica década de los años 60. El dominicano Luis María Frómeta (Billo) buscaba nuevos talentos para rearmar su orquesta luego de que se le levantara un veto sindical que lo mantuvo inactivo durante tres años. La tarde de un sábado, Billo telefoneó a la casa de Felipe Pirela, un joven maracucho de 19 años, del que le habían hablado por su extraordinario talento. Le contestó la madre del zuliano, la señora Lucía, que consciente de los dotes artísticos de su hijo, brincó de alegría al escuchar a Billo. Al día siguiente, la familia Pirela recibió al maestro en su casa. En la sala, Felipe estaba sentado frente al destacado director, que sin titubear le dijo: "Usted tiene un gran futuro, canta como los ángeles. Lo quiero en mi orquesta". Se iniciaba la leyenda del "Bolerista de América".

LA BILLO`S, LA GRAN PLATAFORMA

Fue al llegar a la Billo´'s Caracas Boys cuando Felipe Pirela se consolida como un bolerista profesional. En los primeros meses, Felipe compartía las voces de solista con otro marabino, Cheo García.

Uno a uno llegaban los éxitos. En 1961, los discos Paula y Comunicando venden más de 130.000 copias, rompiendo un récord en la historia discográfica venezolana. Luego salió Pobre del pobre y meses más tarde, la orquesta le grabó un disco como solista, Canciones de ayer y hoy. A finales de ese año se unió a la banda otro zuliano, Joe Urdaneta. La Billo's edita otro trabajo titulado Tres regalos.

En 1962, la fama y la popularidad le eran reconocidos a Pirela en varios países del continente. Su agenda estaba copada con alrededor de 30 presentaciones al mes en sitios nocturnos y programas de televisión. Casi al culminar ese año, sale el LP Esta noche... Billo y unos meses después, en 1963, graba su último trabajo con la orquesta, Mosaico 10, donde lanza los temas emblemáticos de su trayectoria: Sombras nada más y El malquerido.

LA INTERNACIONALIZACIÓN

A mediados de 1963 firmó contrato con el sello disquero Velvet de Venezuela y se va a México a grabar con la orquesta de Chucho Rodríguez. De allí salió su primer álbum con el nombre de Un solo camino. Los compositores y arreglistas no perdían oportunidad para elogiar a Pirela por su dulce, sentimental y expresiva manera de cantar los boleros. Inicia exitosas giras por el continente y se le comienza a denominar como "El Bolerista de América" .

A principios de 1964 edita Únicamente tú, su segundo LP. En septiembre de ese año contrae matrimonio, en Caracas, con una joven de 13 años, Mariela Montiel Prieto, de la que se enamoró tan solo un mes antes de contraer nupcias.

Una gira artística de tres meses le sirvió de luna de miel a la pareja: Nueva York, Puerto Rico y México. Inmediatamente, Pirela lanza su tercera producción Entre tu amor y mi amor. Al regresar a Venezuela, la pareja se veía feliz, mientras Felipe alternaba sus compromisos artísticos con su vida familiar.

Para 1965, ya tenía cinco elepés. Su fama se extendía por toda América. Cumplía agenda en Perú, Ecuador, Colombia, Estados Unidos, Puerto Rico, México, Panamá, Costa Rica y República Dominicana. En la cúspide de su carrera, Pirela gozaba de todo el prestigio que cualquier cantante pudiera desear, al tiempo que le llovían los contratos. En 1966, rompió el récord del millón de copias vendidas para un artista venezolano y le fue otorgado el epíteto de "El millonario de la canción".

En 1965 nace su hija Lennys Pirela, fruto del matrimonio con Mariela. Sin embargo, poco después la desgracia cayó sobre la pareja y en 1966 se separan en muy difíciles términos.

Pirela, presionado por demandas legales a raíz de la separación, se va a Puerto Rico. En ese traumático momento escribe el bolero Injusto despecho.

A pesar del infortunio sentimental, en los años siguientes el éxito profesional no lo abandonó. Los triunfos continuaron, ratificando su talento. Las producciones discográficas no paraban: Dios sabe lo que hace, Boleros a mi estilo, Canta... Felipe Pirela, Felipe Pirela interpreta a Manzanero, Boleros con guitarras, Lo que es la vida, Un poco de mí y Tu camino y el mío fueron algunas de las más destacadas.

En 1971 vuelve al país a cantar una temporada con la Billo's, y ese mismo año decide radicarse definitivamente en Puerto Rico. Pirela se sentía un tanto decepcionado del trato que recibía en Venezuela; no así en la isla caribeña donde logró un gran arraigo en la movida artística.

En medio de su prestigio, un suceso oscuro vino a truncar su vida, a los 31 años. Una noche de 1972, en una calle puertorriqueña, Pirela fue abaleado. No obstante, las circunstancias de su muerte no opacaron la luz que aún brilla sobre su figura.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar