ESPACIO PUBLICITARIO
CARACAS, martes 11 de junio, 2013 | Actualizado hace
 
Compartir

"Mi padre fue siempre un poeta con estructura y sensibilidad"

MARÍA DE LOURDES VÁSQUEZ |  EL UNIVERSAL
martes 11 de junio de 2013  12:00 PM
Ítalo Pizzolante fue un hombre bendecido con el don de la creatividad del poeta y el método y la racionalidad matemática propia de un ingeniero.

"Mi padre fue siempre un poeta, tenía esa sensibilidad, pero también era muy estructurado. Esto es una combinación afortunada, primero porque la música es esencialmente matemática pura, y segundo porque la sensibilidad sin orden puede conducir al fracaso", expresa Ítalo Pizzolante Negrón.

Motivos, cuenta Ítalo hijo, es un ejemplo de esa combinación. "Mi padre fue compañero de clases de Renny Ottolina. Renny y él tenían una peña que se reunía los fines de semana. Renny era uno de los fans más grandes que mi papá tuvo. Anita Arismendí, una señora de alta sociedad amiga común que siempre prestaba su casa para esas reuniones, lo llamó un día y le dijo: 'Quiero invitarte para tu cumpleaños, que lo vamos a celebrar aquí en Caracas, en una tenida, el 2 de diciembre; porque le he dicho a todo el mundo que vas presentar tu nueva canción".

Imagínate, una canción que no había sido compuesta. Papá en esa época era inspector de la construcción de la planta de explosivos en Morón, la Petroquímica. Se estaban hablando a finales de noviembre. Papá se fue en el carro manejando, por la costa, desde Morón y como siempre fue muy marinero, iba pensando en los motivos que tendría para hacer una canción. El motivo más romántico es el imposible que supone una rosa que sea azul, un símbolo del reto por la búsqueda de lo imposible. Pero después se dijo 'yo soy marinero', una simple estrellita de mar eso también es un motivo, por supuesto, unos ojos bañados de luz también son un motivo. Y después de poner frases sueltas que iba escribiendo en un papel, dijo: pero la verdad es que mi motivo mejor eres tú. Esa era la forma que mi papá tenía para componer.

Pizzolante Negrón recuerda que en la época cuando le tocó venir a Caracas para acudir a la universidad, vivía en un apartamento de la familia en Parque Central y su papá lo frecuentaba constantemente por razones de trabajo. "Nos comunicábamos con notas, mi papá siempre me las dejaba por todos lados. También hacía notas que guardaba para después hacer sus canciones, era muy metódico".

Este orden pasó totalmente inadvertido para sus profesores de música, pues fue expulsado poco después de ingresar por indisciplinado. Sin embargo, "desarrolló la habilidad de leer música por sí solo y llegó a escribir un libro, que nunca se publicó, sobre raíces griegas. Mi papá leía latín, hablaba portugués, francés, inglés e italiano. De él aprendí el origen de la nostalgia, que viene de las raíces helénicas nostos (regreso) y algia (dolor)", expresa.

Ítalo agrega que su progenitor fue siempre cercano a todos. De profundas tradiciones familiares, limpios valores como ser humano y una fuerte sensibilidad social que lo llevó a explorar la política, quiso ser alcalde y lo fue de su pueblo, durante varios años... "Compuso canciones para sus hijos. Era el compositor oficial de valses de 15 años de sus hijas (cuatro en total) y de las hijas de sus amigos. Era un vals para cada 15 años, con el nombre de cada cumpleañera. Un número no exagerado sería decir que compuso unos 30 valses para quinceañeras. También tenía una versión del Ave María que cantaba en las bodas de todos nosotros. Eso lo tengo grabado".

Los Pizzolante cuentan con varias generaciones influenciadas por la música. Están los hermanos de Ítalo Pizzolante Balbi: José Antonio, músico clásico y compositor de música venezolana, una de sus grandes piezas se llama El afinador; Tuilio, que no habiendo tenido de nacimiento el don de José Antonio e Ítalo, fue el más disciplinado y estudioso de la música, mucho más. También está su hermana Teresita Pizzolante de Sabatino, fundadora de la Orquesta Sinfónica de Puerto Cabello.

También destacan primos y sobrinos como el pianista Arnaldo Pizzolante, el cantautor Max Pizzolante y el compositor Antonio Pizzolante. Otros son Sergio Pizzolante, ejecutivo de televisión quien durante su paso por Sony Pictures Entertainment Networks Latin America, motorizó la realizacion del programa de talentos Latin American Idol. "También está mi hijo, Ítalo Aquiles, el tercer Ítalo, quien hizo versiones pop de Motivos, cuando a los 12 años comenzó a hacer música más formal". Ítalo Aquiles es miembro del trío Americania.

"Mi vida profesional está totalmente relacionada con la documentación de la obra musical de mi papá.... Yo grababa las canciones de él en las tiendas musicales y a los 12 años comencé a venderlas. Así monté una compañía que se llamaba Producciones Junior. Esa fue la génesis de Pizzolante Comunicaciones".

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar