Opinión
viernes 12 de agosto, 2011
Lo que nos faltaba: fuga de médicos

Tenemos 2 tipos de médicos: venezolanos y cubanos.

Y son ambivalentes.

Los médicos venezolanos son egresados de nuestras universidades nacionales, a los 6 años de estudios. En el primer año ejercen en el medio rural, según el artículo 8 de la Ley de Ejercicio de la Medicina; y después continúan estudios de especialización durante 2 o 3 años más.

Por su parte, los médicos cubanos son los cooperantes venidos por convenio Fidel Castro-Hugo Chávez, como avance político de la Misión Barrio Adentro. No tienen currículum conocido en la Federación Médica Venezolana y están ejerciendo ilegalmente como médicos en el país por no cumplir con la reválida exigida a todos los médicos extranjeros como requisito para ejercer en Venezuela, según la Ley de Ejercicio de la Medicina. O sea, aun no sabemos si son médicos.

Esa misma estrategia fue aplicada en Brasil en el 2005, pero la demanda judicial del Colegio de Médicos regional dictaminó la expulsión de los médicos cubanos por no haber revalidado sus títulos.

Esto es lo que hace pensar que los médicos venezolanos nacieron para llevar vainas.

Por una parte, cursan estudios en universidades con déficit presupuestario, en este país tan rico. Después, trabajan en centros de salud en ruina estructural y funcional; bajo la amenaza constante de altos índices de inseguridad; sin derecho a protestar, porque va en contra de la salud del pueblo, según el gobierno; tolerando la imposición chavista de médicos cubanos. Y, de ñapa: con salarios miserables.

Y es que sus salarios son tan miserables que hasta dan ganas de llorar.

Un anestesiólogo, por ejemplo, percibe 6 mil bolívares mensuales o 72 mil anuales en Venezuela, siempre y cuando tenga de 24 a 28 años de servicio continuo. FMV. En el imperio: 192.780 dólares anuales. O sea: 828.954 bolívares. Y ocupa el primer lugar del ranking de los 25 trabajos o profesiones mejor pagados en Estados Unidos. Rev. Forbes.

Pero, el colmo es que este patético gobierno chavista le está pagando a La Habana 140 mil euros por cada uno de los 29.300 médicos cubanos, personal de enfermería y técnicos que participan en la Misión Barrio Adentro. New Herald y Archivo Cubano 2011. Si se multiplica por 6, valor oficial estimado del euro, la cifra resulta 34 veces superior a los salarios de los médicos venezolanos. Eso se llama: traición a la patria.

Además, de los 38.500 médicos cubanos distribuidos en diferentes partes del mundo, el 75 por ciento se encuentra en Venezuela, por los cuales el régimen cubano obtuvo 4.500 millones de euros en el 2008. M. Werlau, Archivo Cubano.

Sin embargo, los médicos venezolanos y cubanos tienen 3 cosas en común.

Ambos están llevando palo del mismo sistema castro comunista.

Ambos están sufriendo de la esclavitud moderna de 2 gobiernos con idéntica filosofía, con la diferencia de que solo a los cubanos los agarra el chingo en Cuba y el sin nariz en Venezuela. Como juego de ping pong.

Y, en consecuencia, ambos se están fugando del castro comunismo: 8 mil médicos venezolanos especialistas se han ido del país. FMV. Y más de 2.000 médicos cubanos han desertado hacia Estados Unidos, vía Colombia. El Tiempo de Bogotá.

Y, al final, lo absurdo: ante este nuevo desastre del chavismo, este patético gobierno todavía tiene el cinismo de decir, a los pendejos, con el socialismo se vive mejor.

O sea, a lo cubano: qué cosa ma´grande caballero.

Pero mi pueblo riposta: yo te aviso chirulí. Hasta el 2012.

riverovfranciso@hotmail.com