|
compartir
|
Páez, ¿un caudillo?
SAÚL GODOY GÓMEZ |  EL UNIVERSAL
martes 21 de junio de 2011  09:52 AM

Tengo graves problemas con la mentada palabreja para designar a los jefes locales que comandan a un puñado de hombres, en armas, en control de su territorio y ejerciendo la autoridad efectiva sobre los pobladores, y tengo problemas porque considero que es un término peyorativo al que, por lo general va unido la característica de "ignorante" o "cruel" o "violento".

El caudillismo parece ser una subdivisión menor de la condición de "jefe", especie de sargento de hordas y que según sesudos estudiosos de la historia latinoamericana tuvieron un rol relevante en la independencia de nuestros países y durante la consolidación de nuestras repúblicas, para algunos, estos líderes carismáticos llegaban al poder de maneras no formales y apoyado por las multitudes.

Veamos, ¿por qué Bolívar no era un caudillo y Páez sí? ¿Por qué Bolívar era culto, graduado en colegios, y comía con cubiertos? ¿Por qué los caudillos degollaban y clavaban las cabezas en piquetas, violaban mujeres y arrasaban con los pueblos, mientras los "jefes" solo fusilaban, ahorcaban o se contentaban con mirar desde una colina como los caudillos les hacían el trabajo sucio?

La palabra caudillo tiene un filo racista, clasista y absolutamente descalificador; pone de una, a quien se le atribuye la tal denominación, en los escalones inferiores de la política.

Al general Páez, sus enemigos han tratado de descalificarlo llamándolo caudillo, condición que quizás tenía anterior al año de 1815, cuando era el jefe respetado y querido de las montoneras llaneras; pero, una vez iniciada su carrera militar en el bando patriota, su historia fue otra, era un "jefe" probado donde los jefes se hacen, en el campo de batalla.

Una serie grande de historiadores, entre los que hay algunos a quienes respeto inmensamente, cayeron en la trampa de designar a Páez como el iniciador del caudillaje en nuestro país; obnubilados por la grandeza del Libertador, cualquier otro prócer era una entidad menor, y Páez, como fue el que supo y pudo sacar a Venezuela de la pesadilla en que se convirtió el sueño de la Gran Colombia, e interpretando esta acción como una traición hacia Bolívar, o peor, como una ambición personal mezquina, obviando los poderosos factores políticos que trabajaban subterráneamente durante la llamada Cosiata, jamás le perdonaron haber sido el verdadero padre de la patria y fundador de la República de Venezuela.

Duélale a quien le duela, José Antonio Páez, fundó (no refundó) la República de Venezuela, y lo más importante, la mantuvo contra viento y marea, siendo su Presidente en dos ocasiones por medio del voto y ejerciendo la dictadura en una ocasión, con la intención de salvarla. ¿Qué es lo que hace un padre de la patria? ¿No es fundar una República y defenderla de sus enemigos internos y externos? ¿Un padre de la patria no le da una Constitución al país, como hizo Páez en 1830, la más avanzada y modelo para el continente y bajo la cual puso su poder y autoridad? Hagamos un poco de memoria ayudados por el brillante escrito que Nicomedes Zuloaga publicara en 1896 respondiéndole a Vallenilla Lanz: "... fundaba la Academia de Matemáticas, regentada por Cagigal, y fomentaba las ciencias todas por medio del sabio Vargas... Se fundó y floreció la Colonia Tovar, primer jalón que se establecía con el fin de fomentar la inmigración europea; hizo Codazzi el mapa de Venezuela y Baralt escribió su historia..." y entre otras cosas inauguró la Biblioteca Nacional, aprobó los estatutos de la Universidad de Mérida y sancionó la Ley de depósito Legal ¿No son estos actos lo que hace un padre de la patria?

Páez mantuvo la constitucionalidad durante treinta largos años, en una administración del poder que es ejemplo de transparencia y buen gobierno, durante las décadas más difíciles, con crisis económica, "caudillos" levantiscos a quienes tuvo que someter y donde se jugaba a la política más ruda que el país haya conocido, a excepción de la actual dictadura comunista.

Cómo es eso de llamar caudillo a un Presidente que hablaba un inglés fluido con su amigo el canciller inglés Sir Robert Ker Porter, que podía cantar arias completas de óperas en italiano con su bella voz de barítono, que tocaba el violín y el piano, y al final de su vida era un compositor de cierta valía, como lo asegura el maestro José Antonio Carreño; un Presidente que respetaba los derechos y la existencia de sus enemigos políticos, que permitió la aparición de más periódicos y publicaciones independientes como lo fueron El Venezolano, el Diario de la Tarde, El Liberal, El Relámpago, por citar los más importantes.

Qué falta de respeto es esa de llamar ladrón al primer Presidente de la nación venezolana que se distinguió por su rendición impecable de cuentas al país, que pagó una parte importante de la deuda pública que Venezuela asumió, luego de la debacle de la Gran Colombia y que Páez aceptó sin chistar: 34. 148. 296 pesos para un país que nacía prácticamente quebrado, señalar como ladrón a un hombre que metió en el cinto el presupuesto militar y saneó las cuentas de la nación, al punto de convertir a Venezuela en sujeto de créditos internacionales, al hombre que estableció las cajas de ahorro populares más exitosas de nuestra historia financiera, todas privadas. ¿Qué tenía haciendas? Sí, las tenía, las mejores del país, las más productivas porque Páez era llanero, le gustaba el ganado y entendía de agricultura, porque era un hombre de a caballo, porque la tierra corría en su sangre y el olor a bosta de vaca era perfume cuando se levantaba a las cuatro de la mañana, para tomar café antes de irse a los primeros arreos. Páez tenía haciendas y las manejaba personalmente, vivía en ellas cuando podía, no las tenía de adorno, ni como símbolos de poder.

De nuevo, de las características fundamentales de un caudillo, los autores señalan la ambición, la fuerza de su personalidad, su liderazgo... pero, repito, ¿por qué a Bolívar no le dicen caudillo y a Páez sí? Quizás porque Simón jamás pudo sostener las repúblicas que quiso y fundó tres veces (1811, 1819, 1821) y las tres veces las perdió, en cambio Páez fundó a Venezuela en 1830 y hasta el día de hoy vivimos en ella.

Nuestra Venezuela es la de Páez, no la de Bolívar. Entonces, ¿Por qué Bolívar es el padre de la patria y Páez un caudillo? El pasado lunes 13 de junio se cumplió un nuevo aniversario del nacimiento de José Antonio Páez, padre fundador de la República de Venezuela, sus enemigos y detractores levantaron un muro de silencio ante esta celebración obligada de nuestro gentilicio, pero así como se les acaba el tiempo a estos comunistas vende patria, del mismo modo Venezuela entera abrirá de nuevo su corazón a la memoria del "León de Payara" tan injustamente relegado al olvido.

saulgodoy@gmail.com



Más artículos de esta firma

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (19)
páginas:
1 | 2 |
Por Pedro Ebano
22.06.2011
2:06 AM
Para admirar a Paez no se necesita denigrar de Bolivar, y menos mentir, le endilga la perdida de 3 republicas, por Dios?, (...) La primera la perdio Miranda, la II la perdio Ribas y Bermudez, complotados para dividir el bando patriota, y la III no se perdio sino que se dividio. Claro la IV fue facil fundarla, ya todo estaba hecho, y no se podia perder, porque los cambios de gobierno eran entre venezolanos. Miranda fue entregado a Monteverde, por Manuel Maria De las Casas, comandante de Caracas, no por Bolivar, que era inferior en rango, y que quiso fusilar a Miranda por traidor, pues Monteverde no tenia ningun poposito de cumplir con el acuerdo de San Mateo. Ojo, no estoy afirmando que Miranda fuese un traidor, tal vez esa era la forma de pelear en Europa, pero aqui era diferente y Bolivar lo sabia, pues nunca se rindio ya que conocia que los realistas jamas cumplian con sus promesas.Los hechos acaecidos permitieron que muchos se exiliaran
 
Por Juan Tabares
21.06.2011
8:59 PM
Buen articulo Sr. Gomez, ha rendido un merecido tributo al General Paez.
 
Por humberto j. villegas c.
21.06.2011
3:57 PM
MARAVILLOSO ARTICULO DEL SEÑOR SAUL GOMEZ GODOY, UN VERDADERO ACTO DE JUSTICIA, CIERTO ES QUE LAS HISTORIAS DE VENEZUELA ,ANTERIORES A LA DE SISO MARTINES, FUERON EXTREMADAMENTE MEZQUINOS CON LA FIGURA DEL GENERAL PAEZ, NUESTROS ACTUALES GOBERNANTES HAN PRETENDIDO OPACAR LA IMAGEN DE ESTE PROCER, A ELLOS ESE HAN SUMADO UNA RECUA DE IGNORANTES APLAUDIORES, QUE HAN FRACASADO EN EL INTENTO .... GRACIAS A LOS JOVENES Y ACUCIOSOS HIST0RIADORES , ESCRIBIDORES DE LA HISTORIA QUE NUNCA NOS CONTARON , QUE HAN HECHO QUE LA FIGURA DEL GENERAL..JOSE ANTONIO PAEZ SEA CADA VEZ MAS ADMIRADA....
 
Por Yerman Saavedra
21.06.2011
2:45 PM
Solo haré referencia a uno de los dos significados aceptados por la RAE:Caudillo:m. Hombre que, como cabeza, guía y manda la gente de guerra.Eso es lo que hace un general,o no? Entonces un civil no puede bajo ningún concepto ser un caudillo. En esencia, Bolivar, Páez, etc.,eran caudillos.Por otro lado,es duro reconocerlo,pero Bolivar entregó a Miranda,eso es algo que la historia no puede ni debe esconder.EL general Páez es una figura a admirar,pues pasar de ser un descamisado a una figura prominente en su época,no es nada fácil.
 
Por Yerman Saavedra
21.06.2011
2:38 PM
Elonys Lopez: Muy bueno tu comentario, solo quiero aclararte una imprecisión que no es menor. El Mariscal Antonio José de Sucre, no murió en batalla, murió asesinado en las montañas de Berruecos (Ecuador). Gracias
 
Por Francisco Alcala
21.06.2011
12:24 PM
Todos han sido caudillo. En los países realmente democráticos un gobierno se denota con el mote de administración, tal como la administración Aznar en España, o administración Clinton en USA. En Venezuela se denota como régimen, tal como el régimen de Chavista. Otro gravísimo error que se cometen los opinadores políticos es de caracterizar lo bueno de un Régimen por la obra publico que hace, así por ejemplo el régimen de Pérez Jiménez dejo una obra de infraestructura que le hizo sobra a todo lo que ha se ha hecho hasta ahora que para los entendidos es la obra de la democracia de la mal llamada cuarta y lo que se mentara de los restos de las obras que deje este régimen. Pero no es así, la obra de un líder en un País Realmente democrático se define por la huella que el mismo deja en la psique popular en términos de desarrollo y herramientas para el éxito. En ese caso la obra de Mandela por ejemplo fue unir un país tras casi un siglo de división racial, o la obra de Kennedy.
 
Por Gustavo Avila
21.06.2011
11:53 AM
Como es usual -los venezolanos- somos los mejores en todo... y claro esta Páez no es la excepción según el articulista. Aunque su planteamiento está bastante bien documentado, creo que son temerarias algunas de sus afirmaciones, por ejemplo en los EEUU George Washington declino ser reelecto por tercera vez, sentando un precedente histórico que hasta la llegada de Roosevelt se mantuvo sin estar escrito en la constitución... Cuando se habla de Caudillismo, no se habla solo en los términos descalificatorios que dice el articulista, sino también se hace referencia a una figura dominante que hace que el Estado gire en torno a él, en vez de a una institucionalidad. Esa sería la interpretación correcta de ese término y ciertamente Venezuela se ha caracterizado por ese tipo de liderazgo a lo largo de su historia.
 
Por Pedro Ebano
21.06.2011
11:46 AM
Sr Zapata, porque derivamos nuestra animadversion hacia los dictadores Castro, hacia todo el gentilicio cubano, y aun a individuos de tan nobles procederes como Jose Marti (...) perdone pero si fueran ajenos a nuestra realidad, Bolivar no hubiese programado una expedicion al mando, de que casualidad Paez, para liberar a Cuba.Creo que cometemos el grave error de convertirnos en tan o mas fundamentalistas que los rojitos, nuestras acciones y palabras parecen nacer de nuestras viceras y no de la razon y la logica. El impacto negativo del Esteban ha sido tan severo, que ha llevado a sus opositores ha convertirse en similares a aquello que mas aborrecen. Si el resentimiento, la irracionalidad, el fanatismo, la irreductibilidad de conceptos se siembra en ambos bandos, Venezuela no tiene esperanza y su destino es ser un desierto donde solo los chacales y los buitres permaneceran merodeando
 
Por Josep Khos
21.06.2011
11:34 AM
Simón Bolívar fue un narcisista cabal y un dictador que supo sacer rédito de los dilemas políticos de España de aquel entonces para propagar su terrorismo independentista en la América española y asegurar así una posición póstuma en la historia sudamericana. Además, después de su muerte, sagaces historiadores emprendieron la misión utilitaria de moldear la historia ensalzando la figura mitológica de Simón Bolívar para inspirar e instituir un extremado orgullo patriótico entre los ciudadanos con el propósito de sojuzgarles más eficazmente. Y todos los gobernantes venezolanos -particularmente Hugo Chávez- han continuado su misión manipuladora de las masas perfeccionando la silueta demiúrgica de Simón Bolívar.
 
Por Pedro Ebano
21.06.2011
11:24 AM
Paez y el Inefable tienen muchos puntos en comun. Ambos traicionaron los ideales bolivarianos. Ambos sus serviles aduladores los describen con infinitos dotes y virtudes. Ambos se enriquecieron bajo la impunidad de sus cargos. Ambos tuvieron un poder absoluto, con puros monigotes en el poder legislativo y judicial. Ambos pretendieron eternizarse en el poder. Ambos pulularon en un bando y cuando no les dio divisas partieron para el otro. Ambos son llaneros militares, aunque uno fue un valiente y el otro es un redomado cobarde. Ambos han basado todos sus actos en su gran ambicion y en sus intereses personales. Ambos favorecieron a sus compadres, y no toleraban a sus enemigos, tanto que a Paez lo derroca y destierra su propio compadre, y del otro esperemos se escriba esa historia (...) Ambos fundaron una republica la IV y la V. Ambos tuvieron rendicion impecable de cuentas y ambos son caudillos. Ve que Esteban y Paez son muy parecidos.
 
páginas:
1 | 2 |
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas