|
compartir
|
El país: hipotéquese
ÁNGEL GARCÍA BANCHS |  EL UNIVERSAL
lunes 13 de junio de 2011  04:54 PM

El Gobierno Nacional está preocupado por una potencial caída del precio del petróleo; claro, ya esperaba la decisión unilateral de Arabia Saudita de aumentar la oferta. Por ello, le ha pedido a la Asamblea Nacional que apruebe por 45 mil millones de bolívares fuertes la Ley de Endeudamiento Complementario. En este sentido, el monto total del endeudamiento permitido en 2011 sería casi 100 mil millones de bolívares fuertes, o alrededor de unos 23 mil millones de dólares; por supuesto, el monto no incluye a Pdvsa, que en lo que va de año ya ha colocado deuda por más de unos 6 mil millones de dólares. La razón detrás de tanto endeudamiento es sencilla: el Gobierno desea postergar para el período posterior a las elecciones los dolorosos ajustes macroeconómicos que vienen; particularmente, el recorte del gasto público, la devaluación y caída del salario real.

El artículo 9 de la Ley Orgánica de la Administración Financiera del Sector Público reza: "Las modificaciones de los límites de gasto, de endeudamiento y de resultados financieros establecidos en la ley del marco plurianual del presupuesto sólo procederán en casos de estados de excepción decretados de conformidad con la ley, o de variaciones que afecten significativamente el servicio de la deuda pública. En este último caso, el proyecto de modificación será sometido por el Ejecutivo Nacional a la consideración de la Asamblea Nacional con una exposición razonada de las causas que la motiven y sólo podrán afectarse las reglas de límite máximo de gasto, de resultado primario y de resultado no petrolero de la gestión económico-financiera".

Juzguen ustedes mismos si se ha dado al menos una de las condiciones arriba señaladas para solicitar una modificación del nivel máximo de endeudamiento. Está muy claro que, la Contraloría General de la República y la Asamblea Nacional deberían oponerse. Pero, la independencia de poderes sigue secuestrada. Es obvio que, el Gobierno se endeuda para buscar postergar la devaluación y los necesarios ajustes de la economía venezolana con motivos político-electorales.

Es posible, entonces, afirmar que en Venezuela se ha producido un deslave de la institucionalidad fiscal.

PhD en Economía Política de la
Universidad de Siena, Italia y
Profesor del CENDES y FACES/UCV
http://www.angelgarciabanchs.com/
opinion@angelgarciabanchs.com
Twitter: @garciabanchs



Más artículos de esta firma

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por Alejandro Uribe
13.06.2011
12:26 PM
J.V. Gómez, logró saldar la deuda externa y era contrario a devaluar la moneda. Después de M.P. Pérez Jiménez, la moda de endeudar al país se reinició con Carlos Andrés Pérez en su primer gobierno, quizás con la justificación de pagar el precio de las nacionalizaciones del petróleo y del hierro; por tal razón Luis Herrera declaró que había recibido a un país hipotecado y en Febrero de 1983, procedió a devaluar la moneda. De aquí en adelante los demás gobiernos cayeron en el triángulo perverso formado por: Endeudamiento, Devaluación e Inflación, durante tres décadas y aún no han encontrado, otra fórmula para manejar la política económica del país exitósamente, aunque los ingresos por petróleo de los últimos doce años superan al billón de US$ y el precio actual sea de US$ 100 por barril. Esta inercia económica debe ser modificada y para ello la oposición a través de la MUD, debe presentar un plan alternativo para manejar la economía, fortaleciendo la moneda. Tip: Dolarícese la economía.
 
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas