|
compartir
|
Por qué vienen más devaluaciones
ÁNGEL GARCÍA BANCHS |  EL UNIVERSAL
lunes 6 de junio de 2011  04:28 PM

La gente en estos días no habla de devaluación. Posiblemente, debido a la recién ocurrida "unificación cambiaria", que aumentó la tasa de cambio de los 2,60 BsF/$ a 4,30 BsF/$. Pero, a pesar de que el gobierno nacional se endeuda cada vez más para postergarla, todos los indicadores de presión cambiaria confirman que más ajustes vienen en camino. En particular, cuando el precio del petróleo deje de crecer a una tasa que compense la caída de la exportación en barriles más la tasa de inflación, vendrán más devaluaciones, ya que entre otras razones no tenemos suficientes reservas en divisas para evitarlo.

La República y Pdvsa se endeudan con los chinos y los mercados financieros del exterior para mantener una tasa de cambio, que se encuentra 45% sobrevaluada versus 1998 y un 60% versus 2003. La estrategia de correr la arruga (la devaluación del tipo de cambio) para después del 2012, emitiendo cuanta deuda pueden, hasta ahora les ha funcionado. Pero, podría dejarles de funcionar.

Debido a las escasas reservas en divisas del BCV, y el hecho de estar ya tan endeudados, bastaría con que el precio del petróleo deje de crecer lo suficiente para que las autoridades se vean forzadas a devaluar. Ello se debe a que nuestra demanda de dólares suele crecer más o menos al ritmo de nuestra inflación, una de las mayores del planeta, mientras que la oferta suele hacerlo en línea con el incremento del precio del petróleo, después de descontar, claro está, la tasa de caída de nuestras exportaciones en barriles; la inflación seguirá alta, así que, apenas el precio del petróleo deje de crecer lo suficiente, la oferta de divisas vía exportaciones petroleras y deuda dejará de ser suficiente para acomodar la demanda y tendrá que encarecerse el dólar para poder reducirla (i.e. el gobierno tendrá que devaluar).

El problema radica en tres puntos. Primero, las reservas del BCV se encuentran en un mínimo histórico y, por tanto, no alcanzarían por sí solas para evitar una devaluación, apenas el precio del petróleo (i.e. el flujo de entrada de moneda extranjera) deje de crecer. Segundo, la disposición del resto del mundo a prestarnos depende del precio del crudo, así que, cuando éste deje de crecer lo suficiente, no podremos compensar la caída en la factura de exportación petrolera con un alza en la exportación de promesas de pago (bonos de la deuda de la República y Pdvsa). Y, tercero, la preferencia por el dólar y la demanda de divisas en general crece a una altísima velocidad, y la vecindad de las elecciones hará difícil contener la inyección de bolívares vía el gasto público y la demanda de divisas que, como refugio, suele preceder a las elecciones.

Si la devaluación del bolívar llega nuevamente antes de las elecciones dependerá del precio del petróleo, lo único cierto es que, lamentablemente, vienen más devaluaciones y reducciones del salario real.

PhD en Economía Política de la
Universidad de Siena, Italia y
Profesor del CENDES y FACES/UCV
http://www.angelgarciabanchs.com/
opinion@angelgarciabanchs.com
Twitter: @garciabanchs



Más artículos de esta firma

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (2)
páginas:
1 |
Por Alejandro Uribe
06.06.2011
9:45 AM
Las devaluaciones y la inflación inherentes a estos procesos, se evitan racionalizando el gasto público y siguiendo el ejemplo del Ecuador en el año 2000, donde el tipo de cambio estuvo por el orden de los 25.000 mil Sucres, la inflación alrededor del 200% y las tasas de interés impagables. En ese país el gobierno y sus ciudadanos llegaron a la conclusión, de que la única salida era dolarizar la economía y establecieron un plan para lograrlo. Por su puesto tenían en su contra al sector bancario y a otras empresas relacionadas con este sector, puesto que al final ellos eran los únicos que resultaban favorecidos del caos económico que existía en el país. Para ellos era un gran negocio pedir y otorgar créditos a la tasa que fuera, comprar dólares y esperar que la moneda se devaluara para vender los dólares a precio nuevo, pagar los créditos y guardarse el diferencial cambiario. Para sus economistas, antes de la dolarización el Sucre estaba sobrevaluado siempre y era necesario devaluar.
 
Por Alejandro Uribe
06.06.2011
9:04 AM
El gobierno para administrar la economía del país, debería actuar como lo hace un buen padre de familia, el cual toma decisiones racionales para que le alcancen sus ingresos, en la satisfacción de las necesidades de sus familiares, lo cual logra priorizando como debe gastar o invertir lo que recibe y lo piensa dos veces antes de adquirir un crédito para hacer compras innecesarias o regalos. En el caso de Venezuela se debería restringir por algún tiempo la importación de: artículos electrodomésticos, carros, licores, frutas exóticas, alimentos considerados delicateses, armas, presentaciones artísticas y otros productos y servicios no esenciales para el funcionamiento del país, que consumen gran cantidad de los ingresos en Dólares y requieren de endeudamientos adicionales como el caso del préstamo Chino, para comprar chatarra. A la vez se deberían detener los regalos y/o subsidios a otros países. Además es vital incentivar la producción local, favoreciendo al empresario nacional.
 
páginas:
1 |
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas