Sucesos
martes 24 de mayo, 2011
Mataron a un transportista tras discutir con un azote

Durante este fin de semana se registraron 37 muertes violentas

Nivaldo Barandica, de 34 años, se levantó temprano para a buscar un lote de frutas para un vecino, en el Mercado de Coche.

El chofer subió desde su hogar, en la parte baja de La Limonera, en Baruta, hasta el sector Los Picapiedras a las 4:30 a.m. de ayer. Entonces un muchacho confrontó a Barandica y le dio un disparo. Éste cayó y recibió cuatro impactos más.

La esposa de Barandica, Luz Dari Ojeda, denunció que su marido había tenido una discusión con uno de los antisociales del sector.

"El que mató a Nivaldo se llama Andrés Gerardo Gutiérrez. Es un azote del barrio. Quiero que no se quede impune", expresó Ojeda.

La esposa del fallecido comentó que el sospechoso de homicidio tiene antecedentes penales y tiene 18 años.

La odontólogo se lamentó por la inseguridad que se vive en Venezuela. "¿Cómo hago ahora? ¿Cómo van a crecer mis hijos con tanta inseguridad?"

Barandica dejó siete hijos.

En otro caso, un adolescente de 17 años fue asesinado en el sector El Estanque de Coche.

El muchacho había estado en una fiesta y llegaba a la puerta de su casa a las cuatro de la madrugada del domingo.

De acuerdo a testigos unos sujetos tomaron al joven y lo llevaron a la parte alta del barrio, específicamente al callejón 5 de Julio, de Coche.

Unos 15 antisociales torturaron al muchacho y descargaron sus armas contra la parte superior de su humanidad.

A las 4:50 de la madrugada, familiares que escucharon las detonaciones, se acercaron al lugar. Se conoció que funcionarios del CICPC contabilizaron 65 disparos en el pecho y 10 en la cabeza.

Extraoficialmente estiman que 37 cadáveres por muertes violentas ingresaron a la morgue de Bello Monte durante este fin de semana.

Matan a un bebé a patadas

El padrastro de un pequeño de dos años lo mató a patadas, cuando se quedó a su cargo, en la carretera vieja de La Guaira, sector El Futuro, el pasado viernes.

La madre del infante estaba buscando alimentos y una bombona de gas en casa de su madre, en el sector la avenida El Cuartel de Catia.

Los abuelos del pequeño llegaron al lugar a las 8 de la mañana del sábado y vieron al niño tomándose del abdomen y quejándose de dolor.

Fue entonces cuando los familiares trasladaron al bebé al Hospital Periférico de Catia, pero llegó muerto al centro asistencial.

La tía del infante, Nohelia Alcalá, indicó que el atacante tiene por nombre Daniel y que se encuentra a la orden de los funcionarios de la subdelegación Oeste del CICPC, en Propatria. Esperan justicia. TRG