|
compartir
|
El malestar social y el salario
ÁNGEL GARCÍA BANCHS |  EL UNIVERSAL
lunes 9 de mayo de 2011  04:34 PM

Cuando deje de crecer lo suficiente la entrada de divisas por exportación petrolera (i.e. cuando el petróleo deje de crecer a un ritmo mayor al de nuestro diferencial de inflación respecto al resto del mundo, más el de la caída del volumen de exportación en barriles), o cuando deje de crecer la exportación de promesas de pago (papelitos de deuda de la República y Pdvsa, y préstamo chino), vendrán nuevamente las devaluaciones y con ella una mayor caída del poder de compra del salario; cuando ello pase, lamentablemente, aumentará el malestar social, al tener que incrementar la tasa de cambio para contener la tasa de crecimiento de una demanda de divisas que cada vez más es acomodada por el endeudamiento.

En pocas palabras, el malestar social en Venezuela hasta la fecha no ha sido mayor, debido a que el Gobierno nacional ha contado hasta ahora con quien le preste suficiente: los bancos de inversión internacional que juegan a especular con bonos venezolanos y los chinos que requieren asegurarse el suministro de crudo a futuro.

Fíjense que para que se produzca la presión que finalmente conduzca nuevamente a la devaluación del bolívar (i.e. a la caída del salario real en línea con nuestra productividad), no es necesario que caiga el petróleo, o que los bancos y los chinos dejen de prestarnos: basta con que el precio promedio del crudo o el monto de los préstamos dejen de crecer. La razón es sencilla: con un diferencial de inflación del 20% anual respecto al exterior, y con la caída que viene dándose en el volumen de exportación de la industria petrolera, necesitamos para postergar la devaluación que: el precio del crudo suba lo suficiente, o que los bancos y los chinos nos presten cada vez más; de lo contrario, el dólar subiría y, con él, el malestar social.

Es decir, si este año colocásemos 12 mil millones de dólares en papelitos de deuda de la República y Pdvsa, y recibiésemos otros 12 mil millones de dólares por desembolsos del préstamo chino, el año que viene para evitar la devaluación (la caída del salario real), tendremos que emitir más promesas de pago, o, alternativamente, tendrá que subir el precio promedio del petróleo lo suficiente (25-30% anual) como para poder compensar la caída de la exportación en volumen y, ante todo, acomodar la mayor demanda de divisas resultante de la altísima inflación y riesgo que vive el país.

Endeudarse en dólares es de por sí una locura, ya que implica endeudarse en la moneda que el país no imprime. Pero, hacerlo para financiar (o abaratar) el gasto corriente, el consumo de importados, la fuga de divisas y, en fin, para mantener un bienestar artificial, implica riesgo, tanto más cuando el precio internacional del petróleo en términos reales estaba hasta la semana pasada, aunque no en promedio anual, muy por encima de su máximo histórico. El malestar social, en fin, viene, lo que no sé es si, respecto al 2012, será antes o después.

PhD en Economía Política de la
Universidad de Siena, Italia y
Profesor del CENDES y FACES/UCV
http://www.angelgarciabanchs.com/
opinion@angelgarciabanchs.com
Twitter: @garciabanchs



Más artículos de esta firma

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas