ESPACIO PUBLICITARIO
CARACAS, viernes 29 de abril, 2011 | Actualizado hace
 
|
compartir
|
BODA EN WESTMINSTER | Kate Middleton se convirtió en duquesa de Cambridge
La boda del Príncipe y la plebeya cautiva la imaginación del mundo

La ceremonia, llena de música, pompa y color, se desarrolló ante unos 1.900 invitados, entre ellos miembros de las monarquías europeas, celebridades, líderes políticos y amigos de la pareja, que invadieron desde temprano la Abadía, decorada con altos árboles y flores silvestres.

William y Catherine se dirigen en carruaje hacia el Palacio de Buckingham (AP)
  EL UNIVERSAL
viernes 29 de abril de 2011  07:50 AM

Londres. - William de Inglaterra y Kate Middleton, una plebeya ahora princesa, se conviertieron en marido y mujer, en una ceremonia este viernes en la medieval abadía de Westminster, que llenó de fiebre y entusiasmo las calles de Londres y cautivó la imaginación del mundo.

"Te ves linda, bella", dijo Guillermo al ver llegar a su novia, enfundada en un elegante vestido blanco marfil, con larga cola, velo y tiara, manifestó AFP.

Unos 2.000 millones de personas en 180 países siguieron la ceremonia por televisón, Youtube y redes sociales, al tiempo que cientos de miles de personas de todo el mundo convergieron en las calles de Londres, para el acontecimiento más mediático en Reino Unido desde la boda de Diana y Carlos, los padres de William.

A la salida del templo, los recién casados fueron recibidos por una lluvia de confetis y se levantó de la muchedumbre una estruendosa tormenta de ovaciones.

La pareja se montó en una carroza real descapotada, saludando y regalando sonrisas en todo el recorrido del cortejo nupcial, desde la histórica Abadía hasta el Palacio de Buckingham, sede de la corona británica.

Cientos de miles de personas, que habían acampado durante largas horas e incluso días, a la espera de la boda del segundo en la línea de sucesión a la Corona y Middleton, una estudiante cuyos antecesores fueron mineros, ovacionaron y aplaudieron a la pareja, agitando banderas británicas.

La pareja hizo el recorrido en una carroza fabricada en 1902, una joya de la flota de la Corona británica, que les cedió la Reina, y que fue la misma en la que se desplazaron Diana y Carlos, hace 30 años.

La ceremonia, llena de música, pompa y color, se desarrolló ante unos 1.900 invitados, entre ellos miembros de las monarquías europeas, celebridades, líderes políticos y amigos de la pareja, que invadieron desde temprano la Abadía, decorada con altos árboles y flores silvestres.

La reina Isabel II vistió de traje y sombrero amarillos primaverales, y el cielo cumplió, porque la lluvia que se temía iba a empañar la boda y los festejos no cayó sobre Londres, ni antes ni después de la ceremonia.

El bello vestido de la princesa, que no usó moño, sino que llevaba la cabellera suelta, fue diseñado por la sucesora de Alexander McQueen, Sarah Burton, directora artística de esa casa tras el suicidio del creador, el año pasado.

"Sí, quiero", dijo William con voz firme, tras lo cual Middleton con una voz un tanto temblorosa pronunció el "Sí", prometiendo al Príncipe "amarle, confortarle, honrarle y cuidarle en la salud y en la enfermedad".

Pero, como mujer moderna que es, Middleton no se comprometió en sus votos matrimoniales a "obedecer" a William, que fue su compañero de estudios en la Universidad Saint Andrews, en Escocia.

Tras darse el "sí", William le deslizó en el dedo anular izquierdo de Kate una alianza matrimonial confeccionada por joyeros galeses que usaron una pepita que la reina Isabel le entregó al príncipe tras el compromiso, en noviembre.

El príncipe Enrique, hermano menor de William y su padrino de boda, encargado de llevar la alianza a la Abadía, se la pasó al novio, que decidió, de común acuerdo con su prometida, no usar alianza.

La ahora princesa siguió así los pasos de la madre de William, la bella princesa Diana de Gales, que no juró obediencia al príncipe Carlos, con quien tuvo un matrimonio salpicado de escándalos, y que murió en un accidente en un túnel de París en 1997, cuando Guillermo tenía 15 años.

Tras los votos nupciales, William y Kate fueron declarados "marido y mujer" por el arzobispo de Canterbury, Rowan Williams.

Tras su boda, William usará el título de duque de Cambridge y Kate Middleton se convirtió en duquesa de Cambridge.

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas