|
compartir
|
La Independencia como mitología

Para hacer cumplir la voluntad de Bolívar, Zamora, Padre, Hijo y Espíritu Santo

MANUEL CABALLERO |  EL UNIVERSAL
domingo 12 de diciembre de 2010  12:00 AM

La mitología de la guerra de independencia en la Venezuela republicana posterior a 1830 y hasta nuestros días tiene caracteres menos políticos que fundacionales: los guerreros de la independencia, Bolívar en primer lugar, no crearon una nación ni un Estado, sino una cultura; no son guerreros victoriosos, sino nuestros primeros padres; no son hombres prestigiosos por sus hechos de armas y sus ideas, y ni siquiera son mitos, sino semidioses (y en el caso de Bolívar, un solo Dios). Trataremos en una primera parte de definir cuáles son los rasgos de esa mitología; y en una segunda, sus momentos más resaltantes.

Hay tres fases dominantes en la expansión de la mitología revolucionaria en la sociedad venezolana: el prestigio real de los libertadores, la mitología popular y el culto oficial.

Los estratos más bajos

En primer lugar, los libertadores venezolanos, una vez eliminada físicamente en el turbión de la Guerra a Muerte la élite social e intelectual, provinieron de los más bajos estratos de la sociedad: el mejor ejemplo posible es José Antonio Páez, de quien algún historiador mostraba el tremendo y súbito ascenso social y político diciendo que "había saltado de lavarle las patas al zambo Manuelote [capataz del hato donde trabajó] a la Presidencia de la República". El Libertador, que no pertenecía a esta clase sino que provenía de la antigua oligarquía "criolla", compensaba eso con el hecho de ser, además de un guerrero, un líder carismático como pocos en la historia de nuestro continente: Sarmiento, en su Facundo, le encuentra comparación, en ese terreno, sólo con José Gervasio Artigas, el héroe uruguayo. Las manifestaciones delirantes con que se le recibió en Caracas en 1827 dan la pauta del espontáneo fervor popular hacia su figura.

Pero a ese prestigio real, y sea esto dicho en segundo lugar, unen los héroes de la independencia (y en primerísimo y casi solitario lugar Bolívar) su carácter de mitos populares.

El culto oficial

Finalmente hay el culto oficial de los libertadores. Esa es una situación con partes iguales de espontaneidad y de inducción: los libertadores se admiraban a sí mismos por la gesta de su juventud, y concentraban esa admiración en quien los convirtió, de salteadores de caminos en Padres de la Patria. Y en cuanto a lo de inducción, los gobernantes venezolanos han seguido, incluso avant la lettre el consejo de Laureano Vallenilla Lanz a los historiadores argentinos: argentinizar "por el corazón" a las masas recién venidas, inculcándoles la religión patriótica.

Sobre la base del prestigio real de los libertadores, y de su transformación en mitos populares, los gobernantes venezolanos han ido formando la religión patriótica, en un país menos indiferente que indolente en materia religiosa. El culto a los libertadores, pero sobre todo a Bolívar se ha transformado en un fundamentalismo intolerante y fanático. Del desarrollo de este culto oficial señalaremos aquí varios momentos especialmente significativos.

1842. Está signado por la repatriación de los restos del Libertador a Caracas y sus impresionantes honras fúnebres.

La reconciliación

Por un lado, simbolizaba la reconciliación entre Páez y Bolívar, rematado todo eso con una tendencia que venía en Páez de mucho antes y que quedará plasmada en su autobiografía: su deseo de parecerse a Bolívar, de actuar como Bolívar, de ser visto como "el segundo Libertador".

1883. Aquí arranca el culto oficial a los libertadores y sobre todo a Bolívar: son los fastos del centenario de su nacimiento; es el bautismo institucional de la religión bolivariana. Y por aquello de Cuius regio, eius religio, es también la exaltación de Guzmán Blanco, como un hombre con los quilates del Libertador: la medalla conmemorativa presentaba en relieve los perfiles del Libertador y del Ilustre Americano.

1930. En este año se conmemoraban cien años de la muerte del Libertador, y es normal que su culto alcanzara extremos paroxísticos; pero sería un error creer que de allí "arranca" una nueva etapa de la religión patriótica, pues su desarrollo avasallante es muy anterior.

La segunda independencia

Y lo es porque algunas de las ideas del Libertador expresadas a partir de Angostura, en la Constitución boliviana y al final de su vida, casaban con la justificación de la dictadura.

1936. A partir de este momento, es decir, a partir del momento en que el pueblo hace su ingreso en el teatro político, a veces a trancas y barrancas, la religión oficial se vuelve religión popular. Eso se da ampliando y profundizando los caracteres religiosos de lo que en un principio había sido una admiración popular por una figura carismática.

1945. De todas formas, se insistía en los aspectos más conservadores de la religión patriótica bolivariana. Pero a raíz del 18 de octubre se da un vuelco y se va a agitar esa religión no como algo otorgado sino impuesto por la voluntad popular: el gobierno del trienio será el de la "Segunda Independencia".

1983. El proceso anterior se va a desarrollar ya sin dique posible entre la fecha anterior y esta última.

1992. Todo esto va a tener como remate una consecuencia actual, presente: el 4 de febrero de 1992 un grupo militar se alzó no en nombre de principios políticos o filosóficos, no en función de un programa de gobierno, sino, dijeron, para hacer cumplir la voluntad de Bolívar, Zamora y Simón Rodríguez, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

 hemeze@cantv.net



Más artículos de esta firma

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (17)
páginas:
1 | 2 |
Por Wuillians Salgado
16.12.2010
11:22 AM
Adiós don Manuel Caballero,eximio hombre... extrañaré los buenos artículos de opinión de un gran intelectual de este país. Q.E.P.D. mi excelentísimo Dr. Caballero... ayúdenos desde el cielo, en la diestra de Dios... para salir de este desastre político que nos gobierna.
 
Por Nelson Carta
12.12.2010
9:15 PM
Adiós Manuel, echare en falta tus artículos de los domingos. ¿No podía la parca esperar un poco? Hubiera querido que murieras en libertad, pero que se le va a hacer. Me acusaran de tráfico de influencias, y no lo voy a negar; quiero pedirte un gran favor (claro después que se te pase el susto y la sorpresa): ya que estas ahora un poco más cerca de Dios, puedes pedirle que nos mire con ojos de misericordia y nos dé una mano para arreglar este desastre de país, dile que ya estamos cansados de tanta revolución que no revoluciona nada, de tanto habladera inútil, de tanta amenaza, de tanta incapacidad y tanta torpeza. Que ya no podemos seguir sufriendo este socialismo de opereta incívico y paramilitar. Por cierto, si vez a Marx, pregúntale si él entiende algo de esto que llaman Proceso
 
Por armando orasma
12.12.2010
8:35 PM
Muchas gracias por sus obras,hasta siempre profesor.
 
Por pedro sanchez
12.12.2010
7:02 PM
"NOES MAS GRANDE, AQUEL Q MAS ESPACIO OCUPA, SINO, EL Q MAS VACIO DEJA CUANDO SE VA " le vas a hacer mucha falta al Pais Don Manuel.
 
Por Carmen Delgado
12.12.2010
3:53 PM
Como siempre fue, muy didactico de la verdadera esencia del venezolano....Va a ser recordado con amor, por todos los que le apreciamos....Nos va a hacer mucha falta, Maestro
 
Por Danilo Tortosa
12.12.2010
2:16 PM
A través de los recuerdos que mantengo de las clases escolares de Historia de Venezuela y de la exagerada idolatría hacia nuestros ilustres héroes de la Independencia, que he podido observar en discursos por parte de los gobernantes de turno, he siempre tenido la sospecha que la historia de nuestra Independencia haya podido ser manipulada. Conociendo algo del mundo y de la Historia Universal uno se percata con mayor facilidad de esa posibilidad. De hecho el Teniente-Coronel que nos gobierna, un manipulador por excelencia de lo que acontece en Venezuela y el mundo, no pierde la oportunidad de incorporar a sus discursos hechos y hazañas de la época de la Independencia interpretadas y acomodadas siempre a su conveniencia. Excelente artículo Dr Manuel Caballero, el último en esta sección tras la noticia de su muerte repentina, que nos deja huérfanos de su admirable personalidad. Pésame a sus familiares y paz a sus restos.
 
Por Oliver Rojas
12.12.2010
2:15 PM
Vas a hacer falta Manuel... Bendita pluma la tuya que sin obstaculos se enfrento a ese fundamentalismo patriotico impuesto por nuestra historia. Dios te tenga en la Gloria hermano
 
Por Petra Bolivar
12.12.2010
1:44 PM
Q tristeza tan grande perder a alguien q sostenia en su mano una luz para ensenar. El vacio q deja se hara sentir. QEPD.
 
Por Juan Croquer
12.12.2010
1:21 PM
Muy buen articulo de despedida, aunque creo que no se imaginaba que iba a morir, mi mas sinceras condolencias a la familia caballero, paz a sus restos.
 
Por Francisco Alcala
12.12.2010
12:43 PM
Estimado Manuel, va a ser bien difícil que tu letra sea igualada por algún otro pensador en verdad vas hacer mucha falta en estos tiempos tan oscuros de la patria donde la infamia está haciendo de la historia una triste comiquita.
 
páginas:
1 | 2 |
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas