|
compartir
|
| Perfil
La victoria de Jaua

En Bandera Roja recuerdan que el Vicepresidente no estaba de acuerdo con el golpe militar de 1992. Hoy es el primer civil de un Gabinete en el que ha ido supliendo a otras figuras emblemáticas.

Contenido relacionado
JOSEPH POLISZUK |  EL UNIVERSAL
domingo 8 de agosto de 2010  12:00 AM

Elías Jaua ahora tiene más trabajo, y también poder... La Comisión Nacional de Telecomunicaciones, Conatel, pasó esta semana al andamiaje de la Vicepresidencia de la República. Por su parte, las convenciones colectivas del Gobierno necesitan -desde hace dos meses- de su firma antes que las de cualquier otro ministro, y para más señas, el escándalo de los alimentos descompuestos terminó por convertir a Pdval en una "papa caliente", que llegó al Ministerio de Alimentación luego de una escala en el despacho de Jaua.

El diputado, de Patria Para Todos, José Albornoz, cree que el Vicepresidente de la República logró ganar espacio en medio de los grupos que se vislumbran a lo interno del Poder Ejecutivo. "Es parte de la pelea interna que hubo entre dos factores", concluye.

Como un buen jugador de ajedrez, parece que el Vicepresidente ha sabido mover sus fichas. De la Constituyente pasó al Congresillo, luego se le vio en espacios como el Ministerio de la Secretaría de la Presidencia, el INCE, Fides y posteriormente en el entonces Ministerio de Economía Popular. En el año 2006 llegó al Ministerio de Agricultura y Tierras, desde donde hizo el gran salto a la misma Vicepresidencia sobre la que cada día aparecen organismos y nuevas funciones, por medio de gacetas y decretos presidenciales.

"La esquina de Carmelitas está concentrando un gran poder y Jaua se ha convertido en el nuevo virrey del Gobierno", opina el diputado Ismael García. No es que sea un desconocido. El rostro del Vicepresidente está lejos de ser nuevo, pero tampoco es un secreto que en los últimos meses ha emergido dentro de los grupos del Gobierno. ¿Cuál es el ritmo que baila Elías José Jaua Milano? ¿Cómo es que ha llegado tan lejos?

Reservado y calculador

"Ojitos", como se le conocía en la Universidad Central de Venezuela, nació en Caucagua hace 41 años, en una familia encabezada por el ex dirigente de Copei y ex presidente de la Asamblea Legislativa de Miranda, Carlos José Jaua. Estudió bachillerato en Maracay y de allí llegó a Caracas, donde inició su trayecto en las filas de la izquierda revolucionaria, a través de lo que se constituyó como el Frente Juvenil Ezequiel Zamora.

Algunos de quienes entonces llegaron a cruzarse con él, lo pintan como un tipo afable, carismático en ciertas esferas de izquierda y un poco reservado. Se le recuerda junto a amigos como el hoy ministro de Comercio, Richard Canán. También en grupos radicales como Bandera Roja, donde encontró apoyo de sus militantes para llegar a la Presidencia del Centro de Estudiantes de la Escuela de Sociología y Antropología de la UCV.

Los periodistas que han seguido sus pautas desde el Fides y el Ministerio de Economía Popular nunca lo imaginaron al frente de tantos cargos y funciones en simultáneo. La misma sorpresa se la llevaron muchos de quienes estudiaron o compartieron tareas políticas con él dentro de la universidad.

Los comentarios sobre Jaua coinciden en hablar de alguien que evitaba el enfrentamiento. "Prefería a veces no opinar y en momentos duros se tomaba su tiempo para tomar decisiones", recuerda un ex compañero de luchas. "Es calculador y piensa muy bien sus pasos", agrega.

Leal e incondicional

Bandera Roja decidió apoyar a los militares que luego darían el golpe de Estado de 1992 y Jaua, la ex ministra de Comunicación e Información, Blanca Eekhout, y otras de las figuras que entonces hacían vida en ese partido, se fueron para montar tienda aparte, bajo el liderazgo del hoy diputado del Partido Socialista Unido de Venezuela, Daniel Hernández.

Varias de las personas que en esa época militaron en Bandera Roja coinciden -bajo el anonimato- en que Jaua y su grupo se oponían al golpe que luego dio a conocer al presidente Hugo Chávez. Pero Gabriel Puerta, dirigente de ese partido, prefiere decir que la ruptura fue por diferencias ideológicas: "Mantenían más una línea de ultraizquierda, argumentaban que no estaban de acuerdo con la alianza que sostuvimos con los militares pero al poco tiempo se fueron y terminaron relacionados con ellos".

Tanto así que el Vicepresidente de la República es hoy el primer civil a bordo de un Gobierno en el que abundan militares. Este martes era el único que se le veía con flux en la primera fila de uniformados que conmemoraban el aniversario número 73 de la Guardia Nacional Bolivariana. El analista político, Ricardo Sucre, considera que Jaua se ha convertido en una suerte de muro para llegar al Presidente: "El Gobierno está reconstruyendo su andamiaje y ha concentrado tareas en la Vicepresidencia con fines de permanecer en el Poder".

Más que eficiente, Sucre cree que Jaua es lo que llaman un incondicional. Supone que el Presidente lo privilegia en estos momentos por factores que van desde la lealtad hasta estar lejos de las denuncias de corrupción que tanto han golpeado al chavismo en las últimas semanas.

"Hasta ahora, no ha lucido como una persona tocada por el dinero", dice. "Pareciera ser un hombre más de aparato, al que no se le había visto tanto en el candelero directo. Esa suma hace la diferencia con figuras como Diosdado Cabello o Rafael Ramírez, que en este momento están demasiado desprestigiados".

Sencillo y estudioso

Hace varios días que se habla de una pelea entre Jaua y Diosdado Cabello. El productor del mundo del espectáculo y ex director de TVes, Esteban Trapiello, lo dijo el domingo pasado en su cuenta de Twitter, y hoy añade detalles en su columna de opinión.

Lejos de esa riña y lo que se pueda decir al respecto, es evidente que -en los últimos meses- Jaua ha crecido como la espuma. El propio Gobierno ha advertido que fue el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, Sebin, el que abrió los primeros contenedores con alimentos descompuestos, y algo de eso tiene que haber para que aparezcan tantos informes desde el seno de Pdvsa. Alguien estaba muy interesado en ventilar los olores de Pdval y, sea quien sea, esa situación no le ha sentado tan mal a Jaua.

Al margen de los rumores de Palacio, la diputada, del Partido Socialista Unido de Venezuela, Aurora Morales, solo encuentra elogios para el Vicepresidente: "No es sectario, es un hombre de palabra, con una gran ética, lleno de honestidad, sumamente sencillo y con mucha amplitud de criterio".

Morales no tiene respuestas cuando le preguntan por el reemplazo de Cabello y otras fichas emblemáticas del entorno presidencial. "No tengo conocimiento sobre las intrigas que salen en los medios", dice. Cree, sin embargo, que el "Gabinete fue remozado" y entre sus integrantes, destaca la figura de Jaua.

Recuerda que fue la encargada de entrevistarlo en 1997 para decidir su ingreso a las filas del entonces Movimiento Quinta República, y el muchacho la sorprendió. "Me pareció que tenía todas las condiciones para incorporarlo en la directiva", comenta. "Es un profesional en el análisis, además de tener una gran frescura".

La diputada añade que mucho antes de que se le viera al frente de la política de expropiación de tierras, Jaua mostraba un papel destacado en la Asamblea Nacional Constituyente del año 2000 y todavía antes, como "un excelente estudiante universitario con una especialización en problemas sociales y contemporáneos".

Empeñado y radical

Al otro lado de la Asamblea Nacional, Ismael García asegura que este no es un asunto de trayectoria, notas o títulos de summa cum laude: "Uno no sabe todas las razones que explican por qué Jaua está donde está, pero al final se trata de ver quién es el más obediente".

Para García, una de las grandes fallas del Gobierno apunta a la concentración de cargos en funcionarios que no delegan tareas. "El problema de fondo es que el poder está concentrado en el jefe del Estado y lo ejerce a través de sus hombres de mayor confianza", dice. "Nosotros vimos cómo Diosdado Cabello fue acumulando cargos y hoy ocurre lo mismo con este personaje que se hace llamar de ultraizquierda".

José Albornoz agrega, desde la acera del PPT, que el Vicepresidente es parte de las posiciones ideológicas más duras del chavismo. "Lo que sabemos de su pasado universitario es que ha mostrado un marcado radicalismo", señala.

Albornoz dijo en abril que "es mucho más fácil que el ministro Jaua produzca una tonelada de arroz a que el PPT se pase a la oposición", y hoy agrega que "hay muy poco qué destacar de un ministro de Agricultura que lejos de desarrollar el campo, sólo ha generado cuatro núcleos de desarrollo endógeno: los puertos de Maracaibo, La Guaira, Puerto Cabello y Guanta".

"A Jaua lo que se le critica es su tozudez ideológica", opina el analista político, Ricardo Sucre. A lo interno del chavismo, sin embargo, muchos lo presentan como uno de los mejor formados en cuanto a la concepción del llamado "Poder comunal", la política de expropiación de tierras y el ya célebre "Socialismo del siglo XXI".

Todo depende del cristal con que se le mire el panorama; sin embargo, lo que nadie puede negar son los vínculos de Jaua con la extrema izquierda. Lo del Frente Francisco de Miranda es una nota al pie de página al lado de lo que se le señala en Argentina. La Cancillería de ese país le negó en 2002 el plácet para ocupar la Embajada que Venezuela tiene en Buenos Aires. La reseña de Clarín entonces justificaba el hecho "por sus fluidos contactos con un sector carapintada (militares rebeldes) y grupos izquierdistas bonaerenses".

Este año el escándalo también llegó, e importado desde Europa: un fallo de la Audiencia Nacional de España denunció que Arturo Cubillas, miembro de ETA, trabajó en la seguridad del Ministerio de Agricultura y Tierras, del cual su esposa, Goizeder Odriozola, era jefa de prensa. Otro balde de agua fría. Titulares y denuncias que preguntaban si el río suena con Jaua...

jpoliszuk@eluniversal.com

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas