ESPACIO PUBLICITARIO
El Universal como página de inicio  |  Agregar a favoritos  |  Ayuda
Votar



Sector privado se reinventa en su compromiso social

El Dividendo Voluntario para la Comunidad (DVC) y la Alianza Social de Venamcham, a través de los años, se han forjado el camino de entender a los núcleos sociales tradicionalmente rezagados y dar respuesta a sus necesidades con ideas, recursos y hechos, y ahora, le imprimen nuevas propuestas a pesar de la recesión económica.

Seguramente muchas empresas, pequeñas, medianas y grandes, han sido y son socialmente responsables con sus trabajadores y sus comunidades y no lo saben. Hay en cambio otras que han decidido organizarse de manera formal y constante, con el único propósito de atender segmentos de la población carentes de posibilidades y rezagados en el tiempo.

Tal vez una de las organizaciones sin fines de lucro, más antiguas y emblemáticas del país en fomentar la responsabilidad social en el sector privado es el Dividendo Voluntario para la Comunidad (DVC), legado del empresario Eugenio Mendoza que se mantiene activo y en permanente renovación desde hace 45 años.

El DVC desarrolla una metodología que atiende de manera sistemática la mejora del hábitat y la calidad de vida de la comunidad, apoya la capacitación y formación de niños, jóvenes y adultos, fomenta la inserción laboral en el sector formal y estimula el desarrollo económico de la comunidad de manera sustentable, advierten los objetivos fundamentales de esa pionera organización.

Su junta directiva y empresas colaboradoras se sienten "orgullosas de continuar trabajando en uno de los períodos más complejos para la gestión de las organizaciones de desarrollo social", señala el informe de gestión 2009, aprobado recientemente por la Asamblea General Ordinaria. No obstante, se indica que "todas las fuentes de financiamiento de la gestión del DVC registraron una evolución positiva en medio de un ambiente económico adverso y delicado".
Son muchas las iniciativas que ha acometido esa entidad en los últimos años. Pero durante 2009 se destacan dos importantes captaciones, la primera, el Proyecto Emprendedores, el cual incluye la plataforma financiera para que 300 jóvenes del barrio La Morán cuenten con las herramientas para desarrollar sus propios negocios. Este proyecto también brindará 50 líneas de acceso a microcréditos, con el propósito de que los participantes puedan arrancar su actividad económica y convertirse en sustento de sus familias. Asimismo este plan se desarrollará como parte del programa bandera Construcción de Comunidad. La donación fue por 1.000.000 de bolívares".

La segunda captación proviene de la firma de un convenio de cooperación técnica entre la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el DVC, mediante el cual el ente financiero le otorga a la organización "recursos no reembolsables para el Plan de Desarrollo Sustentable y Replicable de un Barrio a través de proyectos de infraestructura, ambiente y procesos educativos. Los recursos asignados en el marco del convenio ascienden a 172.000 dólares".

El Dividendo Voluntario para la Comunidad adelantó un sinfín de proyectos en 2009 para apuntalar la recaudación y al mismo tiempo promover la interacción directa de los trabajadores y las comunidades, son los casos de Regala un día, Aporte voluntario por nómina, Contribuciones destinadas y Dona tu vuelto, entre otros.

Regala un día logró una inversión de BsF 175.000 en 19 organizaciones de desarrollo social. Aporte voluntario por nómina representó 66% de los ingresos del DVC; el monto recaudado por el programa alcanzó BsF 3.006.105, su inversión social fue de BsF 2.420.110 para organizaciones de desarrollo social en las áreas de educación, salud y nutrición y proyectos de construcción de comunidad. Contribuciones destinadas proporcionó una inversión social de Bsf 467.373 para áreas similares a las anteriores y Dona tu vuelto invirtió BsF 20.852 para la juventud y el trabajo.

Nuevo contrato social, el cambio
La Cámara Venezolano Americana de Comercio e Industria (Venamcham), celebró en 2000 su cincuentenario con la creación de la Alianza Social, como "un espacio para promover e incentivar la Responsabilidad Social Empresarial". Próxima a cumplir 10 años de ininterrumpida labor la Alianza Social "brinda orientación y asesoría en esa materia a empresas públicas y privadas, apoya también el fortalecimiento institucional de las Organizaciones de Desarrollo Social, alcaldías y gobernaciones".

Uno de sus logros más significativos ha sido el de promover e incentivar la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) corporativa de las empresas privadas y públicas, con el propósito de mejorar la calidad de vida del venezolano. Desde 2000 a la fecha se han realizado 27 eventos en los que han llevado a la palestra pública estos temas contando en un mismo espacio con invitados de la Sociedad Civil, Estado y empresa privada; y en ese lapso Alianza Social ha facilitado más de 75 asesorías a empresas públicas y privadas.

Asimismo han contribuido al modelaje de liderazgos responsables en el seno empresarial a través de sus eventos, talleres, asesorías y publicaciones que han puesto el tema en la agenda del país. En sus informes se señala que desde 2005 se han capacitado en RS a más de 4.000 estudiantes en 26 universidades a nivel nacional. Y 14 estudiantes han viajado a Colombia, Chile, Costa Rica, Perú, México y Argentina para intercambiar experiencias de RSE.

Con la experiencia acumulada de estos años, Venamcham y el Comité de Alianza Social, a través de sus conductores han considerado oportuno hacer ajustes a los nuevos retos, darle un toque renovador, de avanzada. "La sociedad", dijo Germán Toro, presidente de la Alianza Social, "nos exige un cambio de paradigma, donde las iniciativas de responsabilidad social se orienten a mejorar la calidad de vida de los empleados"; de allí surgió la necesidad de promover y suscribir un Nuevo Contrato Social. Entendiéndose éste como las nuevas formas de relacionarse las empresas con la sociedad, con los trabajadores, sus familias y la comunidad.

Toro ha recordado en varios foros que la RSE surgió como "algo externo y paralelo" que servía como fundación o departamento para hacer buenas obras. Con el tiempo la óptica cambió, para convertirse en un concepto que debía estar presente en las "cabezas de las empresas" hasta llegar a lo que es hoy: una herramienta con la cual "todos debemos estar involucrados dentro de la empresa".

La motivación de este Nuevo Contrato Social responde a que "la sociedad venezolana lo reclama" como una necesidad, Toro aseguró, que la empresa no debe quedar ajena a los cambios políticos, sociales y humanos que se van dando en el tiempo. Con esta idea, "el interés de cada trabajador dentro de una empresa tendría una nueva visión de cuál debe ser el rol de la empresa en el seno de la sociedad".

Carlos Henrique Blohm, presidente de la cámara binacional, ha dicho que el 80% de la población trabaja en el sector privado, por tanto es importante desarrollar políticas de responsabilidad social dentro de esas corporaciones o centros de producción. "La empresa privada es la principal fuente de empleos productivos y aporta más de 50% de los ingresos al fisco. La RSE dará un giro de 180 grados hacia lo interno de las empresas. Debemos encontrar juntos el camino".

Mariela Léon


Síguenos desde:


Celular Rss Facebook Twitter igoogle youtube

Próximos Suplementos

  • null

Suplementos Anteriores Ver todos

  • jueves 23 de julio
    Vacaciones
    Organismos públicos como empresas privadas ya tienen listos sus planes (...)

  • jueves 16 de julio
    Dia del Niño
    Hoy es un día especial donde se rinde homenaje a los pequeños de la casa. Tanto (...)

  • viernes 19 de junio
    Dia del Padre
    Día del Padre, sinónimo de regalar amor y complacer al hombre de la casa, y (...)

  • viernes 08 de mayo
    Dia de las Madres
    Armonía y melodía están presentes en los hogares venezolanos. Marcan los (...)

  • jueves 04 de diciembre
    Guía de Compras
    Diciembre es sinónimo de celebraciones y reuniones con la familia y amigos (...)